Un vocero mediático del PP carga contra Aznar tras elogiar al socialista

¿Será Felipe González el sustituto de Aznar en los mítines del PP para las Europeas?

El desplante a Aznar por parte de su propio partido de cara a la campaña de las Elecciones Europeas ha sido defendido hoy por uno de los voceros mediáticos oficiosos del PP con un baboso artículo titulado “Usted no es imprescindible, señor Aznar”. En él Federico Quevedo dice que el expresidente “se ha convertido en un obstáculo”, y reprocha al expresidente lo siguiente: “lo que piensa no es nada agradable a los oídos de los actuales responsables del PP”.

El PP intenta silenciar las críticas de las víctimas con una cínica consigna del PSOE
El ‘cambio’ que prometió Rajoy se ha quedado en nada dos años después
El portavoz del PP vasco dice que Zapatero es “el mejor ex-presidente de gobierno”

Resulta bochornoso -aunque no sea ninguna novedad- que alguien que periodista se permita tal exhibición de servilismo a un partido político en público. Pero lo que ya es el colmo es que Quevedo -qué inmerecidos son a veces los apellidos- llegar a reprochar a Aznar un “ejercicio de deslealtad hacia el partido que honoríficamente preside”. El problema no es que la dirección del PP haya traicionado casi todas sus promesas electorales, no: para Quevedo la ‘deslealtad’ es criticar esa traición. Es de risa, vamos. De hecho, el propio ¿periodista? enumera así algunas de las críticas del expresidente al gobierno de Rajoy: “La crítica de Aznar se extiende al problema catalán, a las promesas incumplidas de bajar impuestos, a la educación, a la lucha contra el terrorismo…” Y con total desfachatez, Quevedo añade: “Pero en todos esos casos reprocha al Gobierno de Rajoy actuaciones que anteriormente él mismo protagonizó siendo presidente del Gobierno.”

Aunque es cierto que la forma de abordar el problema educativo durante el mandato de Aznar fue como la de Rajoy -tarde y mal-, y aunque durante el mandato de Aznar no hubo nada parecido a la amenaza de convocatoria de un referéndum ilegal para separar una parte de España, hay que recordar que Aznar bajó los impuestos y promovió la ilegalización del brazo político de ETA y logró su expulsión de las instituciones. Tras recibir una España en números rojos, el gobierno de Aznar dejó superávit en las cuentas públicas. Y además de eso, dejó a la banda terrorista contra las cuerdas y al borde de la desaparición. ¿Y qué ha hecho Rajoy? Pues todo lo contrario: subir los impuestos y cruzarse de brazos ante la presencia en las instituciones de las marcas electorales de ETA, además de continuar con la política de Zapatero en materias como la salida de etarras de las cárceles. El resultado en uno y otro ámbito está a la vista: el brazo político de los terroristas dispone de más poder político que nunca, y la situación económica, y tenemos una tasa de paro que roza el 26%. ¿Y de quién es la culpa de esto? Pues según Federico Quevedo, de Aznar: refiriéndose a las críticas de éste al gobierno por su incapacidad para afrontar los problemas, el ¿periodista? asegura: “Problemas que, en buena medida, él contribuyó a crear.” Y se queda tan ancho el tío.

Como se ha podido comprobar desde hace años, Federico Quevedo es el encargado de lanzar en público los golpes bajos que la dirección del PP no se atreve a lanzar. Éste no es el primero que le larga a Aznar: el año pasado a puso a caldo al expresidente popular en un artículo en el que colmaba de elogios… ¡a Felipe González! Refiriéndose a una visita de éste a La Moncloa para reunirse con Rajoy, Quevedo aseguraba que “fueron más los puntos coincidentes que los desacuerdos, en un análisis muy parecido de la situación actual de España. Los dos expresaron su preocupación por la crisis económica, pero ambos son conscientes de que las medidas que ha adoptado el Gobierno, y que González respaldó con algunas discrepancias sobre los recortes, acabarán dando sus frutos.” No es para menos: Rajoy ha optado por recetas fiscales socialistas, las mismas que usó González… y en ambos casos con los mismos malos resultados. En lo relativo al terrorismo, hay que recordar que González abrió una línea de negociación con ETA mediante las conversaciones de Argel de 1989. Su gobierno no sólo no movió un dedo -como ahora tampoco lo mueve Rajoy- por expulsar a ETA de las instituciones, sino que además se negó sistemáticamente a aprobar una reforma que permitiese el cumplimiento íntegro de las penas por parte de los terroristas.

En el referido artículo, Quevedo manifestó también con profundo agrado cuál era la mayor inquietud de Rajoy y de González: “Lo que más preocupa a ambos, y ese era el motivo del encuentro, es la crisis institucional y el descrédito creciente de la sociedad hacia su clase dirigente, con lo que ello conlleva de riesgo para la supervivencia del sistema democrático.” Es decir, lo que más les preocupa a Rajoy y a González no es el paro, ni la creciente pobreza, ni la colosal deuda, ni el problema separatista, ni la grave crisis educativa, ni siquiera el invierno demográfico que vive España como consecuencia de las políticas antifamiliares, antinatalistas y abortistas llevadas a cabo por los sucesivos gobiernos del PSOE y del PP, un problema grave que augura una crisis aún peor que la actual, pues el envejecimiento de la población hace insostenible el actual sistema de pensiones. Nada de eso. Lo que más les preocupa es que la casta política está quedando fatal, lo cual puede ser una amenaza para los privilegios de los que gozan y para las redes clientelares que ha montado nuestra clase política a costa del dinero que pagamos los contribuyentes vía impuestos. Resumiendo: lo que nos quiere decir Quevedo, que es la voz de su amo, es que este PP se siente más cómodo con González que con Aznar. Siendo así, ¿por qué no invita PP al expresidente socialista a sus mítines? Me encantaría ver la reacción del público en los mítines.

(Foto: Wikipedia)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Pelayo

    Pocos personajes hay en la prensa española tan patéticamente serviles como el señor Federico Quevedo. Sólo hay que mirarlo a la cara para comprobar su amargura. Supongo que su perruno servilismo se deberá a razones bien evidentes. Aunque, no sé, tanta mala baba sin ningún sentido del humor, ni del ridículo, debe corresponder a frustraciones más profundas. Habrá que estudiar al sujeto.

  2. Espectador

    Espero que todos estos maldecidos reciban su merecido en las elecciones a partir de ahora. La mayoría de ellos no sabría cómo ganarse la vida fuera de las mamandurrias y los “sobres” de los partidos.

    Lo malo es que los “socialistas de todos los partidos” son hábiles engañando a la gente: los de la PSOE diciendo que ellos defienden a los pobres (subvencionándoles y de paso creando muchos más, como en Andalucía), y los del PPOE asustándoles con “que vuelven los socialistas”, como si alguna vez se hubieran ido. Hasta que no nos libremos con nuestros votos de estas sanguijuelas no podemos esperar que las cosas mejoren de verdad.

  3. lila

    Federico Quevedo es el paradigma del pelota-felpudo-gusanito. Critica y difama a cualquiera que moleste al PP, hasta la tomó con Galicia Bilingüe cuando criticó al PP por mentirosos y cobardes ante los nacionatas. Si algún día cambian las tornas a ver cómo se gana la vida.

  4. A Galicia Bilingüe y también a Alcaraz y a otras víctimas del terrorismo… Como bien dices, Lila, este tío se cisca en todo el que le moleste al PP.

  5. Alfonso

    Estará haciend oposiciones a periodista de El Plural. ¡Mucha suerte, señor Quevedo!.

  6. pacococo

    Si el Sr. Quevedo lo dice, esa es la postura oficial del aparato. De modo que ya sabemos que al Sr Aznar no lo quieren ni en pintura.

    Hay figuras que con el tiempo se agigantan y otras que se enanizan. El Sr Aznar es de estas. Con forme pasa el tiempo vemos que su gestión fue manifiestamente mejorable y que gran parte de las miserias del zapaterismo, proceden del aznarismo.

    Claro que mucho peor es un político que ya nació enano, como los dos últimos presidentes. Si comparamos al Sr Aznar con ellos, resulta un gigante, pero en términos absolutos, su gestión fue bastante mediocre.

  7. Carmen

    El dato de que Aznar bajó los impuestos es falso.
    A mí me los subió en 50 mil pesetas de entonces (y yo ganaba unas 95 mil pesetas al mes en el 96), porque eliminó la deducción por alquiler.
    Buscad una declaración de la renta de entonces y lo comprobaréis. También eliminó la desgravación por gasto sanitario y otra más que no recuerdo ahora. Y luego en el 2002 eliminó la “desgravación” por matrimonio (el año que te casabas la declaración se partía en dos (antes y después de casarte) y te salía a devolver mucho dinero.
    Le bajó los impuestos a unos pero se los subió de tapadillo a otros, como a mí.

  8. francisco prieto tejada

    paco-coco, podría denominarse tambian POCO-COCO ‘¡¡mira que decir que el zapaterismo procede del nazarismo¡¡ ¿porqué, por los el ataque terrorista de los trenes?

    si el patético rajoy, con toda la fuerza democrática que le dimos en las urnas Y QUE NO VOLVEREMOS A DARLE, llega a investrigar a fondo, se hibvireran descubierto

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]