Izquierdistas desvelan las técnicas del partido para captar a sus votantes

Entre Goebbels y Schopenhauer: las peleas internas destapan los trucos de Podemos

Ayer Libertad Digital informaba de las acusaciones de “derechización” lanzadas contra Podemos desde Izquierda Anticapitalista, grupo trotskista que ha colaborado en la articulación del partido de ultraizquierda que encabeza Pablo Iglesias. En concreto las acusaciones han partido del blog de IA de Burgos. Recomiendo la lectura del artículo. Dejando a un lado la paja ideológica, es una disección interesantísima de los trucos de marketing de Podemos.

Podemos intenta infiltrarse en las Fuerzas Armadas, y avisa: “se van a llevar un susto”
La ‘democracia’ de Podemos: en 2013 Pablo Iglesias dijo tener a Cuba como ‘referencia’

La apelación al “miedo a Podemos” como respuesta para todo

Estos últimos días hemos podido asistir a la puesta en práctica de uno de esos trucos. Un artículo escrito por un economista desmontando las propuestas de Podemos con argumentos económicos ha sido despachado por el partido de ultraizquierda con un simple tuiteo que atribuye dicho artículo al “miedo”. Cualquiera que se haya topado con los hooligans de ese partido en las redes sociales ya habrá leído cosas parecidas -a mí me ha pasado varias veces- cuando lanza alguna crítica a Podemos, por razonable, cierta y justificada que sea. Frente a las razones que se esgrimen contra sus propuestas, Podemos recurre sistemáticamente al latiguillo del “miedo” o del “nerviosismo”, una pura apelación a la emoción de sus seguidores. Se ahorra así tener que explicar cómo se podrían llevar a cabo propuestas económicas que supondrían una ruina aún mayor para la economía española -ya lo están suponiendo en países como Venezuela y Argentina- y un infierno fiscal mucho peor que el actual para los ya de por sí sufridos contribuyentes. Claro que este truco no es original de Podemos: ya lo apuntó Arthur Schopenhauer en su libro “El arte de tener razon”, un manual para ganarse el favor del público en debates mediante rastreras técnicas de manipulación. En concreto, el constante recurso de Podemos al “miedo” se ajusta como un guante a la estratagema 38 de Schopenhauer:

Cuando se advierte que el adversario es superior y se tienen las de perder, se procede ofensiva, grosera y ultrajantemente; es decir, se pasa del objeto de la discusión (puesto que ahí se ha perdido la partida) a la persona del adversario, a la que se ataca de cualquier manera. Puede denominarse a este procedimiento argumentum ad personam, distinguiéndolo así del argumentum ad hominem, que consiste en alejarse del objeto de la discusión atacando alguna cosa secundaria que ha dicho o admitido el adversario. Ad personam, en cambio, se procede abandonando por completo el objeto en discusión y atacando a la persona del adversario; así, uno se torna insolente y burlón, ofensivo y grosero. Se trata de pasar de la apelación de la fuerza del espíritu a la fuerza del cuerpo, o a la bestialidad. Esta regla es muy popular; como todo el mundo está capacitado para ponerla en práctica, se utiliza muy a menudo.”

Una estrategia para generar la propia identidad en torno a un “enemigo”

Según el citado blog burgalés, la estrategia de Podemos trata de articular “en oposición a un enemigo determinado, una identidad amplia: la gente, la gente normal, la gente decente, por oposición a la casta en el afuera y al activista en el adentro”. Y el blog añade:

Se trata de un discurso bien articulado a partir de cuatro binomios: (1) gente/casta-activista, (2) abierto/cerrado, (3) nueva política/vieja política, (4) delegación/participación, a los que se añade la experiencia heredada del 15M en su sentido más anti-vanguardista y también en la insatisfacción general ante la ausencia de soluciones políticas.”

Podemos reconocer aquí dos de los principios de la propaganda de Joseph Goebels. Por una parte tenemos el principio de la simplificación y del enemigo único: “Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo. Desde el blog de IA Burgos se apunta, en referencia al carácter ideológico de Podemos, que “el sujeto populista ha de ser nebuloso, abierto, no definido por su función en la estructura social ni por el lugar que ocupa en el modo de producción, sino sólo por la nominación laxa del enemigo”. Tal vez por eso Podemos es un partido entregado a la tarea de señalar “enemigos”, pero sin capacidad para generar propuestas sostenibles con argumentos serios, racionales y sensatos. Partidos como éste crecen al abrigo de la desesperación y de la indignación provocadas por los problemas sociales derivados de la crisis, pero sin tener una respuesta válida para esos problemas.

“Hay que articular el discurso sobre dos o tres temas como máximo”

Por otra parte nos topamos con el principio de la orquestación: La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto.” Este recurso propagandístico quedó también en evidencia hace unas semanas con la polémica surgida en medios de izquierda por unas declaraciones de Carolina Bescansa, fundadora de Podemos, sobre el aborto. Antonio Manfredi publicó un resumen de esa intervención en Eldiario.es:

La política de comunicación de Podemos se basa en el diseño de la selección de temas como única manera de atraer a 10 millones de personas y conseguir una mayoría que permita a Podemos gobernar. Por lo tanto, hay que articular el discurso sobre dos o tres temas como máximo, que, siempre puestos encima de la mesa, atraerá a esa gran mayoría y se ganarán unas elecciones. Y aquí vino uno de los momentos que más me llamaron la atención. Porque para Carolina el tema del aborto no es un tema que construya potencia política de transformación y, por lo tanto, para ellos no es prioritario. Punto.”

Lo que importa es debatir y no ofrecer soluciones

Manfredi también apuntaba las tres ideas sobre las que, según Carolina Bescansa, gira el discurso de Podemos. Me llamó mucho la atención la segunda: “Decidir el modelo económico con el que queremos vivir. Insistió Carolina en que lo importante es el debate, no la decisión sobre el propio modelo.
 En resumen, que lo único que les importa es que la gente les identifique con tres ideas en clave de crítica, pero no son capaces de aportar soluciones. La crónica de Manfredi abundaba en lo que he apuntado al principio de esa entrada, al señalar estas palabras de Luis Alegre, uno de los ideológos de Podemos: “Los tenemos aterrorizados con lo que hacemos. Les damos mucho más miedo del que pensamos. Son vulnerables”. Una vez más la apelación al miedo para que los seguidores de Podemos saquen pecho. Emociones, pero no argumentos ni razones.

Para Podemos si discrepas eres “casta”, seas lo que seas

El blog de IA Burgos también señala que desde Podemos “se intenta resignificar el momento histórico en que nos encontramos como una segunda Transición para situar a la casta política en el papel del Búnker y reforzar la imagen de Podemos como agente de regeneración democrática, sin necesidad de definirse en exceso por sus propuestas económicas. Y si por supuesto alguien se atreve a señalar ese vacío argumental, si alguien comete la osadía de dejar en evidencia las consecuencias negativas que tendrían las ocurrencias de Podemos en materia económica, pues se le acusa de tener “miedo” e incluso se usa contra él la acusación más genérica -y reveladora- de Podemos contra todo el que le lleva la contraria: la pertenencia a la “casta”. Yo soy autónomo y tengo unos ingresos mucho más modestos que los de Pablo Iglesias. Nunca he ocupado un cargo público ni he recibido un céntimo en subvenciones de ninguna administración pública, pero por defender la libertad de empresa y criticar el asalto del Estado a la sociedad que supondrían las medidas que propone Podemos, ya más de uno me ha metido en ese saco de la “casta”.

He dicho que es una acusación reveladora, y es que esa estratagema refleja otro principio de Goebbels, el del método de contagio: “Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.” Todos los movimientos totalitarios han recurrido a esta estratagema. Para los nazis ese grupo adversario estaba formado, sin más, por los judíos; para los comunistas había fascistas por doquier, incluso en las filas socialistas. Algunos, viendo los horrores provocados por el nazismo y el comunismo, aún se preguntan cómo alemanes y rusos se pudieron dejar engatusar por esos charlatanes. Pues ahí tienen la respuesta.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Pablo el herrero

    Estupendo post de denuncia del totalitario Podemos.

    Pablo el herreo

  2. JFM

    Te has olvidado del gran teorico de la propaganda Wiily Münzenberg.

    Por lo demas no olvidemos de donde viene el guru de Podemos: ensenyaba una asignatura de “Cine y Politica”. Cine y Politica! Obviamente no sirve para nada en el mercado del trabajo y en cuanto a su interés academico da para escribir una tesis o a lo sumo dos (una para estudiiante en cine mas centrada en el aspecto puramente visual como en “la Fuerza del Destino” y otra en el aspecto politico para estudiante de Ciencias Politicas) pero una asignatura anyo tras anyo!!!! Venga ya! La unica razon de ser de esa asignatura ha sido para que una universidad dirigida por la extrema izquierda pudiese meter dinero en los bolsillos de un senyor de extrema izquierda. Dinero que no es de la universidad sino del contribuyente. O si lo preferis dinero de los mileuristas y los parados para llenar los bolsimlmos de un burguesito con coletas.

  3. ARC

    Estos elementos de Podemos son más falsos que un euro de madera. Sin embargo es cierto que a mí, al menos, me dan miedo. Para ellos el fin justifica los medios. Y ni el fin es bueno, ni los medios utilizados éticos ni decentes. Aunque el fin fuera bueno, los medios utilizados lo corromperían.
    Y la gente tan feliz y tan dispuesta a creerse el cuento de caperucita. ¡¡Qué cierto es es que nadie escarmienta en cabeza ajena!!

    Como pille poder gente tan ideologizada, tan amoral en las formas y tan falsa en el fondo vamos a echar de menos a Zapatero ( no se me ocurre nada peor :) )

  4. Pablo, muchas gracias. ;-)

    JFM, hay un “mercado” al que Pablo Iglesias ha orientado toda su formación académica: el de la política. Gracias a esa formación consiguió ser asesor de los déspotas chavistas en Venezuela, presentador de televisión en un canal propiedad de la República Islámica de Irán y asesor en campañas de formaciones de ultraizquierda como IU y AGE. Y aún se atreve a hablar de “casta”…

    ARC, tienes motivo para tener miedo de Podemos, desde luego. Y haces muy bien en atribuirles la máxima maquiavélica. Y es que Podemos es un claro ejemplo de una de las dos grandes formas que existen de abordar la política en lo relativo a la actitud. Por un lado están los que consideran que la política es una forma de trabajar por ideales y principios entre los que figuran, ante todo, el servicio a la verdad. Quien considera la política como una forma de luchar por la verdad se esfuerza por cargarse de razón para convencer a los demás, contrastando sus argumentos con la realidad y valiéndose del difícil arte del razonamiento para intentar demostrar que sus ideas son mejores que las de sus adversarios. Para esta forma de entender la política, que haya gente ignorante no es una ventaja, sino un inconveniente, porque a alguien que no razona o que carece de cultura general es más difícil convencerle con argumentos complejos (pues la realidad es compleja y una política veraz y honesta no puede abordarla mediante un cúmulo de simplezas).

    En el otro extremo están los que consideran la política como un método para conquistar el poder y servirse de él por encima de cualquier otra consideración. Éstos podrán tener más o menos ideales, pero al final quienes entienden la política en clave de poder siempre acaban por otorgar a éste un sitio predominante sobre la razón y la verdad. Según esta forma de entender la política, no se trata tanto de convencer a los demás como de engatusarles para servirse de ellos, y en este sentido, cuanto más ignorante sea la audiencia, mejor. Lamentablemente, ésta es la forma de entender la política que predomina desde hace muchos años. En esa óptica la política como función de servicio a la verdad y a los demás cede paso a la más sucia propaganda, y en concreto al máximo aprovechamiento de la ignorancia ajena, a menudo sirviéndose de simplezas que no soportan el más leve análisis racional. Por eso desde esta forma de entender la política se suele apelar a los sentimientos, a las emociones e incluso a los más bajos instintos antes que a la razón.

    Cualquiera que haya escuchado con cierta frecuencia las intervenciones de Pablo Iglesias y de Podemos ya se habrá dado cuenta de en cuál de las dos formas de entender la política se encuadra ese individuo y su partido. Por eso recurren a trucos como los que cito en esta entrada.

  5. Pacococo

    Como siempre muy interesante y trabajado el artículo. En todo tienes razón, pero es irrelevante porque los que entramos en el blog nunca les vamos a votar.

    Hace unos días veía en un documental el ascenso del partido nazi. Aparte de los mensajes más o menos incendiarios, lo que provocó el ascenso y que consiguieran suficientes escaños, pero no la mayoría, fue el hartazgo de la gente a los gobiernos burgueses que no solucionaboan los problemas que acuciaban a los ciudadanos.

    Pues aquí tenemos algo muy similar. Unos partidos burgueses que lo único que han procurado ha sido llenar sus bolsillos y satisfacer a los especuladores financieros, nacionales y foráneos, no creamos que aquí no hay fondos guitre, que los hay y mientras, la cuarta parte de la población en edad de trabajar ni puede ni podrá en el futuro.

    Porque cuando ves que hagas lo que hagas no vas a trabajar en tu vida y por tanto no vas a tener una jubilación, pues votas al que más daño haga, sobre todo si te promete una paga. Y de ese 25 % de parados la mitad están en esas circunstancias y eso son dos millones de personas, que con sus familias son cuatro millones de votos de gente que le da igual todo porque lo tienen todo perdido.

    Y luego tenemos los idealistas, cabreados y demás gente que pueden sumar otros dos millones, nos metemos en un partido con peso en el parlamento, igual que ocurrió con el partido nazi.

    Y mientras, el pp de portavoz de podemos para que el psoe no se convierta en alternativa d epoder en muchos años.

    Supongo que será inevitable un gobierno de podemos, de la misma manera que fue inevitable un gobierno del NSPD. Aquí no hay peligro de guerra externa, pero cuando estos pasen por el poder, si va a ser verdad lo que dijo el Sr Guerra y mucho más, no es que España cambie completamente, es que desaparecerá.

    Personalmente y salvo que surgiera algún grupo en plan milagro, que no creo, votaré en blanco, porque a estas alturas, tras siete años de crisis y los que quedan, cada vez me cuesta más llegar a fin de mes y con estos que nos mandan la cosa irá a peor, de modo que en lugar de una lenta agonía, mejor una muerte rápida. Así que cuando gane podemos, lo contemplaré con la mayor indiferencia.

  6. Yo me remito a la cita de Edmund Burke que ilustra la portada de este blog:

    “Lo único que se necesita para que triunfe el mal es que los hombres de bien no hagan nada.”

    Lo digo por tu comentario, Pacococo. Si eres partidario de pasar de todo, allá tú, pero si algún día llega a gobernar esa banda, las cosas van a ponerse mucho peor que ahora. Mira como está Venezuela y saca tus conclusiones.

    Yo sólo pido una cosa: el que quiera zanjar los problemas con mensajes derrotistas y animando a la desmovilización de quienes pueden hacer algo para mejorar las cosas, por favor, le ruego que se calle, al menos en lo que respecta a los comentarios de este blog. Si algo nos sobran son voces a favor de la indiferencia, de no hacer nada y del pasotismo. Lo que le hacen falta a España son voces dispuestas a proponer soluciones y a comprometerse a llevarlas a cabo. Y si me leen personas que aman a España, tened presente que es en momentos así cuando se demuestra el patriotismo, y no cuando la selección juega un mundial.

  7. Malo si la gente cree todavía que pueden tener algún valor regeneracionista.

  8. Eudoxo

    En primer lugar, bravo, Elentir, por esta entrada y sus comentarios (una vez más) y bravo a LD por su labor de rastreo en el submundo lefty.
    A ver si nos entendemos. Votar en blanco es muy guay y ecológico (abstenerse suena a pasota tipo15M, y cada vez más), pero nos la estamos jugando, tíos, entre “la casta” y “la plasta Podemos&co.”
    Yo mataría al PP lenta y sádicamente, por imbécil, y al PSOE ya ni comento por qué, mira EREs y la Susana. Pero la cosa va en serio, leñe, y si empezamos como el 66% o así de catalanes que se fueron a la playa en el referéndum del Estatut (y así les va, merecidamente), lo llevamos claro: Partido único (del Pueblo, of course), economía cubana (con suerte, venezolana) y todos a aplaudir, porque no fuimos a votar o lo hicimos en blanco. ¡Pensemos, sólo así ganaremos a Podemos!

  9. MR (Monárquico y Republicano)

    Elentir, ¿a tí te entra en la cabeza que un jovencito charlatán, sin haber cumplido la treintena, anduviera asesorando a dictadorzuelos carrozones en Venezuela y se le regalaran programas financiados por el gobierno iraní, sólo por su cara bonita? Yo creo más bien que son ellos los que han visto en PI un instrumento útil para sus planes, y que el dinero no lo ha recibido por asesorar a nadie, sino que es a él al que han asesorado y, por supuesto, financiado para que ayude a esa alianza del demonio -lo digo en su sentido más despectivo y antinatural-, entre bolivarianos, chiíes, social-comunistoides y toda suerte de fanáticos político-religioso-nacionalistas.

    Más peligro que la nitroglicerina tienen éstos con esa mezcla, que no tienen nada en común entre ellos -estoy convencido de que hasta se odian-, excepto su odio a todo lo que representa el ciudadanito medio honrado, hombre de familia y de orden, además de a la fe cristiana.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]