La empresa armamentística rusa Kalashnikov renueva su imagen

La corporación estatal rusa Rostec presentó el pasado martes la nueva imagen de Concern Kalashnikov, su empresa estrella, dedicada a la famosa fabricación de armas ligeras, entre ellas el famoso fusil de asalto AK-47.

“Los cambios afectarán a la imagen visual de la marca de Concern y a la estructura de la línea de producto entera actualmente en producción”, anunció Rostec. Se da la circunstancia de que EEUU y Canadá impusieron sanciones a la empresa el pasado mes de julio, en medio de la tensión con Rusia por el conflicto en Ucrania, por lo cual Concern Kalashnikov se vio forzada a suspender sus ventas en esos dos países. Seguramente esto es lo que les ha llevado a repasar su imagen, pues en 2013 la empresa facturó más de 2.000 millones de rublos, al cambio, más de 30 millones de euros. El año pasado precisamente moría Mijaíl Kalashnikov, creador del AK-47.

Hasta 2012 la firma -creada en 1807 en la factoría de Izhevsk- se denominaba Izhmash. En abril de ese año la empresa entró en bancarrota, y unos meses después, en noviembre, el Ministro de Industria ruso Dmitry Rogozin propuso un cambio de denominación para convertir el histórico nombre de “Kalashnikov” en la nueva marca, una propuesta apoyada por Vladimir Putin, apareciendo formalmente Concern Kalashnikov en agosto del año siguiente. La producción de la empresa abarca desde la famosa y pequeña pistola Makarov hasta los cañones de aviación de 30 mm Gryazev-Shipunov GSh-301 y los proyectiles guiados Krasnopol, pasando por el ya citado fusil de asalto AK-47 y el también célebre fusil de francotirador Dragunov. La marca “ocupa el 95% del mercado de armas de fuego de Rusia” y su propósito es lograr “un aumento de las ventas en todo el mundo”, según señaló Sergei Chemezov -CEO de Rostec- en la presentación de la nueva marca. “Sin embargo, con el fin de competir con los líderes del mundo en pie de igualdad, es necesaria una marca comprensible, fuerte y reconocible”, añadió.

¿Y cuál ha sido la elección de la empresa para fijar su marca? Pues ni más ni menos que usar la K inicial de Kalashnikov formada con la icónica forma del cargador para 30 cartuchos de la AK-47. Un acierto, en mi opinión, pues además de elegir una buena combinación de colores en blanco, rojo y gris oscuro, se identifica a la marca con su elemento más reconocible a nivel mundial. Y esto al margen, claro, de lo que uno opine sobre el mercado de armas de fuego. Además de cambiar el logotipo, la propia Rostec se ha reestructurado convirtiéndose en Kalashnikov Group, como ya se puede ver en su web. La nueva marca engloba tres líneas de producción con identidad propia: Kalashnikov para armamento militar, Baikal para armas de caza y la histórica marca de Izhmash para armas deportivas.

Lo más insólito es el vídeo de presentación de la nueva marca, que presenta sin ningún pudor un mapa de África y del Sudeste Asiático con todos los países en los que están presentes sus productos -protagonistas en muchas sangrientas guerras civiles-, e incluso se muestra un mapa de la antigua URSS y una imagen del dictador Fidel Castro sosteniendo un AK-47:

A la vista de lo anterior, y si tenemos en cuenta que el AK-47 ha sido y sigue siendo un arma ligera icónicamente ligada a las dictaduras comunistas, resulta más bien surrealista que la empresa haya decidido tomar como lema “protegiendo la paz”

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]