Elude hablar de educación, aborto, ETA y del genocidio anticristiano en Asia

Rajoy evita discutir los dogmas ideológicos de la izquierda en su discurso del #DEN2015

El PP ha publicado en su web el discurso de Rajoy (ver PDF) en el Debate sobre el Estado de la Nación que se inició este martes. He tenido la paciencia de leerlo y llama la atención ver que ha obviado temas como la educación, los niños por nacer, la permanencia de ETA y el genocidio contra los cristianos en Oriente Medio. No les ha dedicado ni una línea.

Las terribles cifras que dejan tres años de incumplimientos de Mariano Rajoy
¿Qué ha hecho la dirección del PP para merecer el enfado de las víctimas de ETA?
La diputada Celia Villalobos dice que en el PP no caben quienes dicen “no al aborto”

Sí que tuvo tiempo para hablar de Grecia y de Ucrania

Alguien podrá alegar que el citado genocidio no es algo que esté ocurriendo en España, y en un debate sobre nuestra nación no procede citarlo. Sin embargo, sí que ha dedicado cinco párrafos a Grecia y otros cinco a Ucrania. Hay que recordar, además, que España tiene destinadas tropas en tres países actualmente amenazados por el ISIS: Líbano e Irak y Afganistán. Si a Rajoy no le importa la suerte de los cristianos masacrados por el ISIS, al menos podría haber mostrado una cierta atención por nuestros militares, pero la verdad es que el presidente del gobierno tampoco ha dedicado ni una línea a recordar las misiones españolas en el exterior.

Más paro y más endeudamiento público: las cifras que no dio Rajoy

Rajoy ha hablado mucho de economía, intentando vender la existencia de una recuperación económica con diversos datos, pero ha dejado para la penúltima página de un discurso de 36 páginas la referencia a la realidad más incómoda para el gobierno:

“Somos también, en lo negativo, un país que arrastra la cifra de una deuda millonaria, y de una tasa de paro inaceptable, sin olvidar que a una buena parte de la población no le alcanza todavía el beneficio de la recuperación económica.”

Hay que recordar que España cerró 2011 con 4.422.359 parados registrados; a finales de enero de 2015 eran 4.525.691. En tres años de mandato, Rajoy no sólo no ha conseguido poner los medios para reducir el número de parados, sino que éste ha aumentado. Hay que recordar, además, que en diciembre de 2011 España tenía una deuda pública del 68,5% del PIB; al finalizar 2014 esa deuda ya estaba en el 97,60%. Así mismo, la deuda de las empresas no financieras españolas ronda el 100% del PIB, y la de las familias es del 77%. A la vista de estos datos, resulta indignante leer en la página 4 del discurso de Rajoy que “detuvimos la espiral de endeudamiento que nos atrapaba”. ¿Cómo se puede mentir así? En la página 33, Rajoy enuncia la cifra de “tres millones de empleos netos” como “nuestro próximo objetivo, porque es alcanzable, si no cometemos torpezas”. ¿Cómo piensa poner los medios para generar tres millones de empleos el que en tres años ha cosechado aún más paro? Cuando Rajoy ganó las elecciones lo hizo con la promesa de bajar los impuestos y de ponernos las cosas más fáciles a los emprendedores, e hizo justo lo contrario, consiguiendo más paro y más endeudamiento público. Con la traición a sus promesas, Rajoy ha lastrado todavía más nuestra economía y ha hecho que la salida de la crisis parezca un objetivo cada vez más lejano.

Rajoy renuncia a defender una reforma educativa que ha servido para poco

Dejando el ámbito de la economía, resulta llamativo que Rajoy ni siquiera se haya molestado en defender su reforma educativa, la LOMCE. En la página 17 de su discurso afirma: “nunca aceptaré que se ponga en tela de juicio la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles y sus derechos fundamentales”. Sin embargo, Rajoy no ha conseguido que en varias comunidades españolas se pueda estudiar en español, una promesa que le vi lanzar en Vigo en 2007 pero de la que, como otras, se debe haber olvidado. De igual forma, a muchos padres se les niega el derecho a poder elegir el centro educativo de su elección, el modelo docente que prefieren (coeducación o diferenciada), e incluso el derecho constitucional a “que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones” (Artículo 27). En diciembre de 2013 señalé aquí que la LOMCE no garantizaba la libertad de enseñanza, y lamentablemente no me equivocaba.

ETA aún no se ha disuelto, pero en el discurso de Rajoy ya no aparece

El silencio de Rajoy sobre ETA también resulta muy llamativo. ETA no se ha disuelto, no ha entregado las armas, cientos de sus crímenes siguen sin resolver, no pocos etarras han salido de prisión antes de tiempo y varios de ellos siguen fugados (algunos de ellos, ante la pasividad del gobierno), y a pesar de todo ello, las marcas electorales de esa banda terrorista han podido entrar en las instituciones para pisotear la legalidad y los derechos de los ciudadanos desde ellas. Ante eso el gobierno no ha hecho absolutamente nada. Es normal que las víctimas estén indignadas A ellas, por cierto, Rajoy sólo les dedica un párrafo a propósito de su pacto antiyihadista con el PSOE:

“Me complace en especial que, a iniciativa de España, la declaración incluya un reconocimiento al papel de las víctimas y del mantenimiento de su memoria. Nadie como ellas puede transmitir fielmente el testimonio de la sinrazón terrorista y la superioridad moral de los demócratas frente a los que atentan contra la libertad y los derechos de todos.”

Esta referencia resulta hiriente si tenemos en cuenta que dicho pacto elude toda referencia a la prometida justicia para las víctimas, limitándose a manifestarles solidaridad, afecto y apoyo. Y es que si el PP y el PSOE han sido capaces de pasar por el aro de ETA para alcanzar una falsa paz basada en el chantaje y la impunidad, ¿qué no cederán ante los yihadistas?

Aborto: la traición de Rajoy nos aboca a un suicidio demográfico

Dejo para el final, como otras veces, la más grave de las traiciones cometidas por Rajoy durante lo que lleva de mandato. Es comprensible que Rajoy no haya querido hablar del aborto porque es un tema que le deja en evidencia como un hombre que no cumple su palabra. Ni siquiera ha contestado al asunto cuando Pedro Sánchez le ha interpelado al respecto, en clave abortista. En lo relativo al derecho a vivir de los no nacidos, el PP ha asumido los dictados del PSOE, limitándose a anunciar una microrreforma sobre el aborto de las menores de edad. A causa de la traición de Rajoy, cientos de miles de inocentes han muerto y seguirán muriendo en España. El PP logró una mayoría absoluta clara llevando en su programa la promesa de una reforma de la legislación sobre aborto para “reforzar la protección del derecho a la vida”. Pudiendo hacer algo por los más débiles e indefensos, Rajoy ha preferido cruzarse de brazos, convirtiéndose en cómplice de esa lacra. Aunque en todo lo demás este gobierno hubiese tenido una actuación impecable -y no ha sido así-, esta traición bastaría para que cualquier persona firmemente comprometida con los derechos humanos le retire su voto a Rajoy, si es que depositó su confianza en él en las últimas Elecciones Generales. Además del enorme precio en vidas humanas que se cobra esa ley que el PP ha asumido como propia, la traición de Rajoy nos aboca a un lento suicidio demográfico que tendrá dramáticas consecuencias sociales y económicas a medio y largo plazo, consecuencias que ya expuse aquí. Y es que es imposible sostener un modelo de prestaciones públicas como el español si cada vez son menos los ciudadanos activos que soportan a una creciente población de pensionistas y de parados. La economía española necesita capital humano para poder prosperar. Sin niños vamos directos a la ruina más absoluta, pero este serio problema no parece preocupar a un PP que no ve más allá de las próximas elecciones.

El prometido ‘cambio’ se quedó en una prórroga del mandato de ZP

Lo más penoso de todo lo que he citado es que las lagunas del discurso de Rajoy responden a su claudicación ante los dogmas ideológicos progres. El PP ha renunciado a defender un modelo de sociedad distinto del que busca imponer la izquierda relativista y contracultural. Al final, el papel del PP se limita a consolidar la ingeniería social que imponen gobiernos que, a diferencia del de Rajoy, no ocultan ni disimulan su afiliación izquierdista. Votar al PP es, así pues, apoyar a un partido que se ha sumado al consenso progre, y que nos impone los dogmas progres igual que podría hacerlo el PSOE. Cabrea pensar que este monumental engaño lo hizo Rajoy con el reclamo de un “cambio”, cuando lo que se ha limitado a hacer es prorrogar el mandato de Zapatero.

(Foto: Flickr Partido Popular)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Eudoxo

    Me importa un pito Rajoy y el PP (actual) , pero si se supone que Rajoy hoy tenía que desmontar los mitos de la izquierda en vez de enfrentar (con su estilo torpón) la que nos viene encima (Potemos y el resto del Frente Popular), pues apaga y vámonos a Nueva Zelanda o a Marte. La actividad anti-aborto, la maternidad, la familia… me parece perfecto, pero francamente no lo veo en un debate sobre el estado de la nación. Lo siento, pero esto es la guerra y más vale que lo veamos claro.
    Dicho lo cual, mis respetos por los amigos que consideren que hay de dar la batalla en estos temas en este momento. Yo no lo veo así, pero no lo descarto.
    Saludos

  2. ¿De qué guerra hablas, Eudoxo, cuando el PP se ha rendido a la izquierda en vez de dar la batalla de las ideas? ¿Qué guerra es ésa que el PP va a librar contra la izquierda, cuando ha asumido el 95% de sus dogmas ideológicos?

    Por cierto, lo que tú llamas “actividad anti-aborto” es defender a los miembros más inocentes e indefensos de nuestra sociedad. Lo que tú resumes con la palabra “maternidad” es proteger y ayudar a las madres para que no se vean empujadas a abortar. Lo que tú resumes en la palabra “familia” es poner los medios para fortalecer a la célula básica de nuestra sociedad. Si no se habla de todo ello en un Debate sobre el Estado de la Nación, entonces que cancelen el debate.

  3. Afrikaner

    La triste realidad es que la derecha social en España no tiene una opción electoral
    valida, con excepción de VOX cuyas expectativas electorales son bastante limitadas,
    debido a su exclusión total de los medios de comunicación.

  4. ioannes

    Estadistas, no politicastros es lo que se precisa. Gente con convicciones que crea a fondo en los auténticos derechos humanos. Lo demás, palabrería, recursos retóricos, blablablá inoperante y traidor, que por lo que se refiere al bien común mira desvergonzadamente para otro lado… Y pienso que no exagero ni dramatizo; es más: quizás me quedo corto. Nuestro voto para quien no esté contaminado de relativismo acomplejado ¿Hay alguien así, que no se engañe ni engañe…?

  5. pacococo

    El pp no ha renunciado a dar la batalla de las ideas, es simplemente que no tiene ideas.

    Encuentro muy meritorio, Elentir, que hayas sido capaz de leer el discurso.

    Y tienes razón, para este viaje no se necesitaban alforjas. O dicho de otra forma para tanta mentira, mejor ningún debate sobre el estado de la nación inexistente.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]