Así funciona, a cámara súper lenta, el fusil de asalto ruso Kalashnikov AK-74

El Avtomat Kaláshnikova modelo 1947, también conocido como AK-47 o ya popularmente como Kalashnikov (el apellido de su creador, Mijaíl Timoféyevich Kaláshnikov, fallecido hace un año y medio), es uno de los fusiles de asalto más famosos del siglo XX. En 1959 se empezó a fabricar una versión más moderna y con calibre 5,45 mm (el original era de 7,62): el AK-74.

La empresa armamentística rusa Kalashnikov renueva su imagen

Además del calibre más pequeño, uno de los rasgos distintivos del nuevo fusil frente a su hermano mayor era su voluminosa bocacha apagallamas. Al igual que el AK-47, el AK-74 tenía la culata, el guardamanos y la cubierta del pistolete hechas de madera. En el AK-74M, cuya fabricación se inició en 1991, se empezaron a usar materiales sintéticos para estas partes del arma. Actualmente es el AK-74M es el fusil de ordenanza del Ejército ruso. Los fusiles Kalashnikov tienen la fama de estar entre las armas más fiables y resistentes del mundo. Tienen mecanismos de disparos sencillos y son fáciles de desmontar, por lo que la instrucción con ellos es más fácil, lo que añadido a su bajo coste los ha convertido en las armas más utilizadas por ejércitos, cuerpos policiales, guerrillas e incluso grupos terroristas en todo el mundo.

Vickers Tactical ha publicado este vídeo en el que vemos un AK-74M y un AK-74 haciendo fuego automático a cámara súper lenta. Al fusil le han quitado el cobertor (la chapa que cubre el cajón de mecanismos), de forma que podemos ver en acción el resorte (con el muelle) y el pistón del gas, que también podemos observar al completo pues en el vídeo han quitado la parte superior del guardamanos (que contiene el tubo del gas). Una vez dispara, vemos retroceder el resorte (impulsando por el pistón, que a su vez es empujado por el propio gas generado por el disparo), de forma que el extractor retira la vaina ya vacía y la lanzar por la obertura situada a la derecha de la caja de mecanismos. A continuación el resorte recupera su posición original, cargando una nueva bala en la recámara. Para que nos hagamos una idea de la velocidad a la que se produce esta acción, el AK-74 tiene una cadencia de tiro de 600 disparos por minuto, es decir, que en un solo segundo puede disparar 10 balas. Sorprende ver este fusil en acción con sus mecanismos sin cobertor ni tubo de gas, y a pesar de todo sigue funcionando como si nada (salvo el pistón, al que le cuesta encajarse).

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.100

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Álvaro

    Impresionante!

  2. Un comentario quisquilloso: Lo que se empezó a fabricar en los 50 fue el AKM en calibre 7,62×39. Externamente se diferencia del AK-47 por la forma de la hendidura sobre el brocal del cargador y por la bocacha apagallamas.

    El AK-74 de calibre 5,45×39 se introdujo en los años 70. Los rusos en eso no son muy originales: AK-47, AK-74, T-72, T-80… Los dígitos se referien al año del modelo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]