Imputada una concejala de Ahora Madrid por asaltar una capilla católica

Madrid no merece ser gobernada por quienes se creen con derecho a agredir a los cristianos

Ayer se conoció la imputación de Rita Maestre, nueva portavoz del Ayuntamiento de Madrid, por participar en el asalto violento a una capilla universitaria católica en 2011.

Firma: Rita Maestre/Podemos: imputados a la calle
El asalto a una capilla en la UCM, ¿cuestión de pluralidad de cultos?
Más de 900 Catedráticos y profesores condenan el asalto a la capilla

El alarmante cuadro violento del gobierno de Ahora Madrid

La imputación de Maestre es la guinda de un gobierno municipal que parece haber reunido a lo peor de la ultraizquierda violenta, días después de conocerse los siguientes casos:

Si ya es preocupante que en el cesto de Ahora Madrid hayan coincidido tantas manzanas podridas, lo que más alarma es que ninguno de ellos ha sido cesado al conocerse esos hechos. Sugerir que se empale, se torture y se mate a políticos rivales, o mofarse de las víctimas de un genocidio, de violaciones y de un atentado terrorista, son hechos que indican un estado de salud mental o una catadura moral incompatibles con el ejercicio de un cargo público en una democracia.

Carmona decía en 2013 que un cargo público imputado debe dimitir

En el caso de Rita Maestre, al desprecio por los demás se suma ya una imputación judicial. La nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, dijo en un programa de televisión en 2013 que los cargos públicos imputados debían dimitir:

Sin embargo, ahora que la imputada es una concejala de su gobierno, Carmena descarta que dimita. Igual que en el caso de los concejales antes citados, la marca madrileña de Podemos vuelve a aplicar la ley del embudo, eximiendo a sus dirigentes de los duros requisitos que reclaman a sus rivales para ejercer sus cargos. Teniendo en cuenta que Podemos hizo campaña atribuyendo a los políticos rivales una falta de decencia y de ética al gobernar, los nuevos gobernantes podemitas están demostrando tener aún menos decencia que la “casta” a la que criticaban.

¿Asaltar una capilla y amenazar a los católicos no es ofensivo ni violento?

Una nueva muestra de esa falta de decencia son los desvergonzados tuiteos publicados ayer por la imputada. En uno de ellos Maestre batía todos los récords de cinismo:

¿No quería ofender con un asalto violento a una capilla hecho entre insultos como “cerdos” y lemas como “arderéis como en el 36”? ¿Es de estas consignas ofensivas de lo que se siente “orgullosa” la concejala? Pero además de lo anterior, Maestre publicaba lo siguiente:

¿Asaltar una capilla, interrumpir una misa y amenazar a los que estaban en ella es “una protesta pacífica”? ¿Y a qué tenemos que acostumbrarnos, a que unos matones nos impidan ejercer nuestra libertad religiosa mediante asaltos y coacciones? Pues vas lista.

Unos fanáticos que primero agreden y luego se hacen las víctimas

Algunos trivializaron el citado asalto presentándolo como una mera broma en la que unas jóvenes se metieron en una capilla a enseñar los pechos. Pero de lo que está imputada Rita Maestre es de un delito tipificado en el Artículo 524 del Código Penal: por atentar contra derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos. Rita Maestre y sus compañeros de asalto tienen perfecto derecho a ser unos fanáticos y unos intolerantes e incluso a padecer síntomas de psicopatía, pero no tienen derecho a agredir a los demás, ya sea publicando tuiteos vejatorios como los ya referidos, o ya sea asaltando una capilla y amenazando a los católicos que asistían a misa en ella. Lo que ya es el colmo es que además de agredir a la gente, los fanáticos agresores se hagan las víctimas, como si fuese un atropello ir a juicio por agredir los derechos fundamentales de los ciudadanos, o como si el escándalo que provocan con su actitud violenta fuese, en realidad, una conspiración retorcida para desacreditarles. Los madrileños no se merecen ser gobernados por unos antidemócratas tan jetas como éstos, que se creen con derecho a agredir a los que piensan distinto, en particular a los cristianos, y además patalean si los agredidos reaccionan.

A los violentos no se les apacigua: se les combate con la ley en la mano

Ayer un montón de energúmenos salían en apoyo de Rita Maestre en Twitter con la etiqueta #YoVoyConRita. Las muestras de fanatismo y el desprecio por los derechos de los creyentes que se podían leer allí recordaban mucho al odio visceral de los nazis contra los judíos. Cuesta entender que haya gente tan carcomida por el odio y el rencor como para creerse ya no sólo con el derecho, sino incluso con el deber moral y legal de asaltar una capilla. ¿Pero qué se cree esta gente, que España es Corea del Norte? Si toleramos que estos energúmenos asalten capillas y queden impunes, si permitimos que se crean con derecho a pisotear nuestra libertad religiosa y de culto, no tardarán en sentirse con derecho a agredirnos por algo tan simple como discrepar de ellos. En España ya tenemos una larga experiencia en lo relativo al fanatismo, la intolerancia y la violencia de la extrema izquierda, y sobre las graves consecuencias que tiene ceder ante ella con el objetivo de apaciguarla. Pues ya está bien. Al fanatismo violento no se le apacigua: se le combate con la ley en la mano y, por supuesto, mediante el ejercicio del derecho a la legítima defensa frente a sus agresiones. Váyase acostumbrando usted a esto, señora Maestre.

Firma: Expulsión de los concejales violentos

(Foto: Libertad Digital. Una imagen de la misa de desagravio celebrada el 18 de marzo de 2011 en la capilla del Campus de Somosaguas, a la que acudieron muchas personas para mostrar su rechazo al asalto ultraizquierdista contra este lugar de culto el 10 de marzo de ese año)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. ¿En qué manos hemos caído?. Hemos retrocedido casi ochenta años.

  2. Elentir. ¿Habéis visto las declaraciones de Pablo Iglesias? La compara con Nelson Mandela. ¡No te j++e!

  3. Supongo que se refiere al Nelson Mandela que cantaba “estamos decididos a matar a esos Boers”, en referencia a la población blanca de Sudáfrica:
    http://www.outono.net/elentir/2013/12/08/no-me-imagino-a-gandhi-cantando-una-cancion-como-esta-que-cantaba-mandela/

  4. pacococo

    Es el pensamiento Alicia. Las cosas y las palabras significan lo que yo quiero que signifiquen.

    Pues leña al mono. Querella y juicio y a ver que pasa.

    Si a esta señora le cae un año, no irá aprisión, pero la sra juez tendrá a un condenado en su equipo. Quedará de lo más mono.

    Nelson Mandela era un comunista convencido, no es necesario decir lo que significa. La publicidad progre lo convirtió en lo que no era, Y en cuanto tuvo poder, a chorizar, que son dos días.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.