No me imagino al león Cécil haciendo esto

Estos días ha sido noticia que un cazador ha matado a uno de los leones más apreciados de África, llamado Cécil. Las noticias sobre su muerte y sobre su cazador han dado la vuelta al mundo.

Ahora mismo, la búsqueda de las palabras león Cécil arroja 4,5 millones de resultados en Google. Eso indica la honda preocupación que existe sobre una especie vulnerable, y más en concreto sobre un león que era el más grande de Zimbabue y todo un símbolo para ese país. Hace muchos años que me pregunto qué narices le ven algunas personas a la caza deportiva. Cazar por necesidad, sí, pero matar a animales como actividad de ocio, por placer, me parece algo aberrante.

Hay, eso sí, cosas que me parecen tanto o más aberrantes que la caza por placer. Hace dos semanas os hablé aquí del escándalo de venta de órganos de bebés abortados en EEUU, un escándalo que implica a un lobby abortista, Planned Parenthood, que financió la campaña de Obama para reelección y que ha recibido del actual gobierno federal de ese país, en manos de Obama, una cantidad astronómica en concepto de subvenciones. Hasta ahora se han publicado tres vídeos (corrijo: ya cuatro) desvelando esas prácticas ilegales -es un delito federal castigado con 10 años de prisión-, pero algunos medios han silenciado lo ocurrido. En España, sin ir más lejos, la mayoría de los grandes medios ni siquiera han dado la noticia. Es algo sorprendente si tenemos en cuenta que esto está provocando un gran terremoto político en EEUU. Cada año Planned Parenthood liquida a más de 300.000 niños y niñas por nacer en EEUU. Pero no son leones y, por lo visto, no importan. Por cierto: las protestas contra la caza de Cécil han llegado a la clínica dental de su cazador, que se ha visto obligado a cerrar sus puertas por miedo a las reacciones de la gente indignada por lo ocurrido. El diario El Mundo habla hoy de “ira ciudadana”. ¿Qué dirían ése y otros medios si ocurriese esto con un abortorio de Planned Parenthood tras el escándalo de venta de órganos?

En el mismo sentido, cientos de personas se han manifestado contra la muerte de Cécil ante la clínica de su cazador. Si tenemos en cuenta la proporción, la masacre continuada de cristianos y de otras minorías religiosas a manos del ISIS no ha generado protestas tan inmediatas y airada y con tanto eco mediático. Algunos, que no contemplan la pena de muerte ni tan siquiera para los responsables de un genocidio como el que están perpetrando los yihadistas en Irak y Siria, sí que han pedido que se ahorque al cazador que mató al león Cecil. ¿Qué dirían de una organización cristiana si pidiese la ejecución de los asesinos de tantos hermanos nuestros en Oriente Medio? Pues hoy muchos les dan palmaditas a los de PETA por pedir la ejecución del cazador, igual que llaman “asesinos” a los toreros y aplauden alborozados cuando uno de ellos sufre una cogida por un toro. Pero no se te ocurra dirigir el más mínimo reproche a una madre que acude a un abortorio a pedir que maten a su hijo por nacer, o te tacharán de “ultra”, “retrógrado” y cosas peores.

En el mismo sentido, y ya que hablamos de ese país africano, el mes pasado un informe de la FAO señaló que Zimbabue es el séptimo país del mundo con más porcentaje de población hambrienta: un 33,4% de sus habitantes -la tercera parte- pasa hambre. El régimen socialista de Mugabe ha provocado que un país con una gran riqueza en recursos naturales -tiene una de las mayores reservas de platino del mundo, y un enorme yacimiento de diamantes en Marange, además de un enorme atractivo turístico- se haya sumido en la crisis, la corrupción y la miseria hasta unos extremos alarmantes. En cierto modo, Zimbabue es la Venezuela de África. Sin embargo, las noticias sobre las hambrunas en el país, sobre los miles de niños muertos de hambre cada año y sobre las dramáticas consecuencias de la experiencia socialista en esa nación africana han sido mucho más contadas que el estallido de noticias sobre la muerte de Cécil.

Lejos de lo que alguna gente piensa, los leones son una raza brutal. Los machos son capaces de matar a los cachorros de sus rivales para garantizar su superioridad sobre la manada. Se trata de una actuación instintiva, claro, aunque supongo que los que atribuyen derechos humanos a los animales tendrán dificultades para no considerar que esa conducta es equiparable con un delito de infanticidio (un delito es algo que sólo puede cometer un humano, pues la responsabilidad penal implica la existencia de voluntad y de libertad, facultades exclusivamente humanas). Lo que no me imagino es a un león matando a sus propios cachorros, y ya no digamos a una leona, pues éstas velan por sus pequeños incluso a riesgo de su propia vida, algo en lo que coinciden con las madres humanas (o al menos con aquellas que no se atribuyen un “falso” derecho a deshacerse de sus hijos por nacer). Tampoco me imagino a un león preocupándose más de la suerte de un antílope que por el hambre o la vida de sus semejantes. Desde luego, los leones serán bestias, pero ¿qué diríamos de ellos si masacrasen a su descendencia como lo hacemos los seres humanos?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.100

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Desde luego. El mundo está al revés.

  2. pacococo

    No me cabe duda que estamos en una profunda decadencia que se resolverá como todas las decadencias, desapareciendo los decadentes. Que la muerte de animales mueva más gente que la muerte de personas indica lo mal que está la sociedad.

    Si los aborteros de los USA matan a 300 000 cada año, resulta que comparado con España, el aborto en Usa es algo marginal. Con casi diez veces más población matan al triple que en España.

    Supongo que habrá otras clínicas aborteras adema de estas.

  3. Francisco J. Sanchez

    Siempre he pensado que, dado el perfil ideologico de quienes trabajan en protectoras de animales o colaboran con ellas, no apoyaria nunca una campaña en favor de los animales mientras no obtuviera de esas personas, en justa “reciprocidad”, un apoyo incondicional contra el aborto y la eutanasia.

  4. Maite

    Una amiga tiene una tesis sobre por qué se silencia y se elude todo cambio en la cuestión del aborto por parte del poder (político, financiero, mediático, etc): son sacrificios humanos ofrecidos a Satanás a cambio de poder y son los que el prefiere.
    Esto es legal.
    Cada vez más aparecen en algunos países europeos tales como Francia y Bélgica, casos de crimines rituales de niños por parte de redes de pedocriminales, a los que se les echa tierra encima y que no prosperan a nivel policial y jurídico. Si los altos cargos políticos, policiales y de la Magistratura no estuvieran implicados en ello, sería oracticamente imposible eso, LUEGO… CONCLUSIÓN….
    Quuien tenga el valor de investigar más en youtube hay casos bien ilustrados por un programa de France 3, affaire Vincent, etc.

  5. Hugo Alvarez

    Ya que mencionas al ZP americano hay algo que seguro recordareis que viene al pelo, un claro signo de que las hamburguesas se comen a la gente. Recibió a una delegación nigeriana y una monja solo pudo ir a presión. La mayor queja del señor Obama no era que se masacrara a los cristianos si no que en algunos sitios se marginara a los musulmanes. Si eso lo piensa quien está a la cabeza ¿Qué no pensarán los que están a los pies y no toman ninguna decisión?

  6. Otra muestra de la doble vara de medir: Obama investigará la muerte del león Cécil, pero ignora el escándalo de venta de órganos de bebés abortados por Planned Parenthood, el lobby abortista que financió su campaña de reelección:
    http://www.lifenews.com/2015/07/31/obama-will-investigate-death-of-cecil-the-lion-ignores-planned-parenthood-selling-aborted-babies/

  7. Sharovarov

    Es completamente normal que ignore el escándalo de PP. Y también sería normal que su partido volviera a ganar.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]