Una propuesta del PCFR, al que el PCE considera 'nuestro partido hermano'

Los colegas rusos de IU tachan de enfermos y locos a los homosexuales y piden perseguirles

Multar los comportamientos homosexuales, arrestar a quien se declare gay cerca de colegios, prohibir los besos entre parejas gais y castigar a quien confiese en público su homosexualidad. Son algunas propuestas que se debatirán la semana que viene en la Duma rusa.

Rusia: ahora atacan a los homosexuales, ¿contra quiénes irán después los neonazis?
Pablo Iglesias, en el ‘orgullo gay’ y en la tele de la República Islámica de Irán el mismo día

Siguiendo los pasos del régimen de Stalin y de la desaparecida URSS

¿Y quiénes las han presentado? Pues dos diputados del Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR). Uno de ellos, Ivan Nikitchuk, ha tachado a los homosexuales de gente “enferma y loca”. Hay que recordar que durante el régimen de Stalin, las leyes soviéticas castigaban la homosexualidad con penas de cárcel de hasta cinco años. Los homosexuales eran sometidos a trabajos forzados, vejados, maltratados e incluso enviados a un gulag, los campos de concentración comunistas. Como en todo régimen totalitario uno es culpable hasta que se demuestre lo contrario, la KGB se valió de acusaciones falsas de homosexualidad para amedrentar a los disidentes. La persecución continuó hasta la caída de la URSS, y debido a que esa acusación se usaba para señalar a cualquiera que manifestase opiniones contrarias al régimen, la sufrieron cincuenta mil hombres, fuesen homosexuales o no. Significativamente, el PCFR reivindica la figura de Stalin e incluso ha reclamado la reinstauración del brutal régimen del dictador georgiano. Hay que señalar, además, que en su política de persecución contra los homosexuales coinciden tanto los comunistas como los neonazis rusos.


Una marcha del PCFR, con el retrato de Stalin.

El PCE e IU, socios españoles del Partido Comunista de la Federación Rusa

En España ya teníamos el ejemplo del líder de Podemos, que por la mañana hace un programa en una televisión propiedad de la dictadura islámica de Irán -que castiga a los homosexuales con la horca- y por la tarde se va a una marcha del movimiento gay, y tan pancho. Pero ¿qué pasa con Izquierda Unida? El núcleo duro de IU es el Partido Comunista de España (PCE). El 11 de diciembre de 2011 el PCE llamaba al PCFR “nuestro partido hermano” en una felicitación por sus resultados electorales. La afirmación no es algo gratuito ni pasajero. Tanto el PCE, como IU y el PCFR forman parte del Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros. Las relaciones del PCE y de IU con los estalinistas del PCFR son habituales. A modo de ejemplo, en marzo de 2014 representantes del PCE acudieron a un encuentro con el PCFR en Moscú. La noticia publicada por el periódico del PCE, Mundo Obrero, se refería a Guennadi Ziuganov, líder del PCFR, como “conocedor de los sufrimientos del pueblo trabajador ruso desde la implosión de la Unión Soviética”. De los sufrimientos de los rusos bajo la dictadura comunista soviética, ni pío. Habría que preguntarles ahora qué opinan de la persecución antigay que proponen sus “hermanos” rusos. ¿Tal vez encontraremos el mismo silencio de Pablo Iglesia sobre las ejecuciones de gais en Irán?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Pero ellos tienen bula, son de izquierda marxista y hagan lo que hagan está bien.

  2. José Ignacio Lesaca Eseverri

    Bueno, yo no soy ni comunista ni neonazi pero tampoco tengo ninguna simpatía por la homosexualidad. Y por ciertos homosexuales fanáticos, tampoco. La homosexualidad, como tendencia, es una tendencia anómala, antinatural. Pero es solo eso: tendencia. Si se puede curar, se cura. Y si, por desgracia para la persona afectada, no se puede curar, pues la persona afectada tendrá que cargar con ese peso añadido toda su vida. En todo caso, la tendencia, en sí misma, sea esa u otra, no tiene calificación moral: buena ni mala. Lo mismo que si uno tiene tendencia a robar en el supermercado, por ejemplo, pero no la sigue. Lo que sí tiene calificación moral es el comportamiento, las acciones, el seguir una tendencia. Y el comportamiento homosexual es gravemente desordenado, en el terreno moral, por decirlo con el CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA. Podría decirse lo mismo con palabras más escuetas: es pecado mortal. Así que nunca es justificable.
    Dejando claro lo anterior, hay que añadir que la doctrina católica nos exhorta a tratar con caridad a todo el mundo, con ayuda de la Gracia. Por tanto, también a los homosexuales. ¡Y, ojo, que hay homosexuales a los que es muy difícil, por no decir imposible, tratar con caridad! Pero tratar a la gente con caridad es compatible con procurar que no hagan daño por ahí, con sus comportamientos perniciosos.

  3. Yo soy católico, no estoy de acuerdo con el llamado “matrimonio gay”, ni con que parejas homosexuales adopten a niños, pero tampoco estoy de acuerdo con multar o arrestar a alguien por declararse homosexual. El punto 2358 el Catecismo dice sobre los homosexuales: “Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza.” No entiendo qué clase de respeto, de compasión y de delicadeza es multarles o arrestarles por decir que lo son.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.