Arremete contra la derecha, el Opus Dei y la Iglesia por no hablar en gallego

El presidente de la RAG y el Opus Dei: el gallego no merece a tipos tan repelentes

Virginia R. Mateos contesta hoy con una carta el lamentable artículo publicado el lunes por Xesús Alonso Montero, presidente de la Real Academia Gallega, en La Voz de Galicia.

La Real Academia Gallega se entromete en un debate teológico violando sus Estatutos
El nacionalismo acepta ‘defender el gallego’ como pretexto para agredir al discrepante


Alonso Montero, en el centro de la foto, puño en alto y con una bandera comunista en Vigo (Foto: Mundo Obrero)

Dice saber que la gente de derecha no habla gallego en sus hogares

“Admirábase el presidente de la Academia Galega de que una institución de la Iglesia con tanta fama de conservadores como el Opus Dei ande traduciendo los escritos del fundador y otros al gallego”, comenta Virginia. “Sospecha y desconfía porque no le cabe en su cabeza que a algunos católicos (por tratarse este de un gremio muy vinculado a la derechona) les apetezca leer libros de espiritualidad en gallego”, añade. Con acierto critica Virginia la actitud del presidente de la RAG, conocido por su militancia comunista y que hace unos años candidato de Esquerda Unida en Vigo, pero el maniqueísmo de este señor no se limita al Opus Dei ni a la Iglesia. Esto dice, por ejemplo:

“Normalizadores e pedagogos saben moi ben que, hoxe por hoxe, en determinados sectores da dereita farturenta -ou, simplemente, acomodada- a praxe lingüística exercítase, dentro e fóra do fogar, en castelán, mesmo nos fogares onde os fillos, alumnos ou exalumnos dun instituto, leron e estudaron a Rosalía, Castelao e Celso Emilio, e moitos deles serían capaces de conversaren en galego enxebre, incluso con infinitivo conxugado.”

¡Acabáramos! Resulta que esos modernos comisarios lingüísticos a los que este señor llama “normalizadores” (si nos quieren normalizar supongo será porque para ellos hablar castellano en Galicia debe ser algo anormal) se han enterado de que hablamos en español en familia, ¡incluso en nuestros hogares! ¡Qué escándalo! Si estuviésemos tratando con un tipo normal -no en términos lingüísticos, sino democráticos-, al señor Alonso le debería importar un pimiento en qué idioma habla cada uno con su familia o en su hogar. Y cuando digo importar me refiero al hecho de respetar que cada uno hable en su casa en el idioma que le da la gana, un respeto que “normalizadores” como el señor Alonso no acaban de asumir. Veamos otro ejemplo: “Dentro da dereita -das dereitas, pois hai graos e matices- hai un sector, moi numeroso e poderoso, que é a dereita que se proclama católica, da Igrexa, esa institución que, no esencial, nunca se comprometeu, en serio, nin no agro, coa lingua dos fregueses. De esto deduzco que este señor no ha pisado una iglesia en mucho tiempo. Yo voy a menudo, así que le informo: en las parroquias de Galicia es posible asistir a misa en español y en gallego. Eso a menos que me engañe el oído, claro, o que el señor Alonso me diga que no sé distinguir ambos idiomas. Pero además, hay que recordarle a este señor que esos feligreses, en Galicia, tienen dos lenguas, no una. Hay feligreses que hablamos en español y otros que hablan en gallego. ¿O ahora nos va a negar también la condición de feligreses a los hispanohablantes?

Lo que le hace daño al gallego es tratar de imponerlo

Lo más divertido viene cuando el señor Alonso se pregunta lo siguiente: “necesita o Opus Dei, en Galicia, hoxe, falar en galego a militantes e simpatizantes da Obra, en xeral persoas dun universo sociocultural de castelanfalantes e constituído por membros que, noutras actividades, non se caracterizan por ser defensores a ultranza da lingua galega?” Yo no soy miembro del Opus Dei, ni participo en las actividades de esa prelatura, pero si algo agradezco de la amplia mayoría de la gente de la Obra que he conocido en Galicia es que no son, precisamente, esos “defensores a ultranza da lingua galega” de los que habla Alonso. Porque sé que cuando usa a esa expresión no se refiere a personas que sienten cariño por esa lengua -yo también lo siento-, ni siquiera a los que hacen un esfuerzo económico para sostener las producciones que se hacen en gallego (como el que hacemos algunos comprando libros y música en ese idioma), sino los que pretenden que el esfuerzo lo hagan los demás, imponiéndoselo. El gallego es un idioma muy bello, siempre suelo decir que es el más adecuado para decir cosas cariñosas, y por ello me duele ver que tiene entre sus “defensores a ultranza” a tipos tan repelentes como el señor Alonso, que más que favorecer el idioma, lo que hacen es que muchos jóvenes acaben sintiendo rechazo por él, que es lo que ocurre con toda cosa, por buena que sea, que le impones a alguien por las bravas. Lo mismo pasó con algo tan noble como el patriotismo cuando se impuso como lo hizo el franquismo. Hoy muchos izquierdistas se empeñan en llamar “fachas” a los que sentimos amor por la Patria, pero aún se extrañan de que el gallego haya sido abandonado por muchos a los que en vez de abordarles con políticas sugerentes para proponer el idioma, se les aborda con impertinencias, exigencias e imposiciones para obligarles, como sea, a hablarlo. Con defensores a ultranza del gallego como el señor Alonso, la lengua de Rosalía tiene un porvenir muy oscuro.

(Foto: La Región)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Francisco Barxa Iglesias

    Hace ya años publiqué en gallego, el que me enseñaron mis mayores y que hablé desde niño (aprendí el castellano a partir de los doce, varios libros de humor. Me encantaba el gallego e intenté manifestarme en este idioma. Ocurrió en tiempos de Cunqueiro, Blázquez, Cabana, Casares… Cuando se mezcló política con galleguismo-separatismo se me revolvió la sangre. Sigo hablando y escribiendo en gallego, el mío, y malamente acepto tanta normativa impuesta.
    Ver ahora que pretenden hacer del gallego un sinónimo de comunismo me irrita. Méndez Ferrín se aprovechó del cargo para barrer hacia la izquierda; Beiras identifica el gallego con comunismo-terrorismo-separatismo. Ahora viene éste con el puño alzado intentando apropiarse de lo que es patrimonio de todos…
    Siento aburrir con mi historia; pero, sin dejar de ser gallego, hablaré el idioma de todos los españoles para entenderme con todos. Gracias por dejarme opinar. Francisco Barxa

  2. ¡Viva la libertad de expresión empezando por las formas! Estamos ante un fenómeno de la manipulación, el sectarismo y el autoritarismo. Precisamente desde la derecha se ha impulsado el castrapismo imperante hoy llamado idioma gallego. Se non vou decir coche, chamal-lo carro.

  3. ioannes

    Elentir: eres una persona inteligente y libre (De nada). Procuro parecérteme (este último vocablo ¿es crrecto?, ¿se entiende? = parecerme a ti; a mi manera; y… no soy un cobista, un adulador).

  4. Elentir. Como sabes soy un extranjero que vive desde siglos en el Reino de Breogan. Aprendí a entender el gallego en la época de la dictadura y como dice Francisco era el gallego de Cunqueiro (lo leía a menudo en el Faro) y otros. Llegó la democracia y la normativa y perdona la vulgaridad pero ‘jodieron’ el idioma. Ahora es una mezcolanza de gallego antiguo y portugués. Conozco personalmente a Ferrín que escribe historietas (Merlin) bonitas y punto. El resto de sus columnas en los periódicos son pura babosada comunista. Y ahora llego este…

    Hay que viajar por el interior de Galicia para conocer el verdadero idioma gallego.

  5. Ioannes, te agradezco tu comentario, pero es mejor que tomes a otro como modelo, yo soy un desastre. 😉

  6. ioannes

    Elentir, entiendo que tienes razón, pero todos tenemos mucho que aprender de muchos o en cierto sentido de todos; aunque de algunos inteligentes y libres -sin coba- más que de la mayoría hoy día. Para estos, la sencillez, la claridad, el rigor intelectual, la fidelidad a los verdaderos maestros, a los “clásicos”, la constancia, respeto y amor (ordenado) a todo quisque… (¡Stop, que me enrollooooooo!).

  7. Por si os interesa leer mi articulo (en ingles) sobre España en http://www.hackwriters.com.

  8. Pongo aquí el enlace directo, al artículo James:
    http://www.hackwriters.com/Spanishbrink.htm

  9. Francisco Barxa Iglesias

    Eu comprendo que todos queiramos falar o millor galego posible. Sabemos que en Galicia nunca houbo una lingua común. A partir do latín, que foi a base de todos os idiomas mediterráneos, fóronse formando “galegos” locais formados por o latín e o pequeño dialecto rexional ou familiar. Agora preténdese esquecer o latín e reducir o galego a só o que se viña falando na “cova”… Como a “cova” era moi elemental vaise a idiomas fortes, como son o francés e portugués en contra do castelán, que sería o máis lóxico por máis próximo…
    Entón é cando mete a pesunlla a política (a separatista máis que ninguna) para formar o idioma galego. ¿Resultado? Tres galegos: O xuntego, o galizo e o GALEGO, que sería o que sempre falou a xente non académica, cos seus erros e virtudes… É só a miña opinión… que doutores ten a Academia, inda que se son como o seu director actual… era millor esquecelo.

  10. Al señor ALONSO que se lee en el comentario anrterior y a los rsponsablesmque proceda. Yo observo en el artículo que hay expresiones que inducen al engaño ; ese proceder que viene en todos los sectores ( legua, creencias, patriotismo, educación ,etc. etc. ), cuya culpa o moda, viene dada por la situación política que padece ESPAÑA actualmente. Hay muchos temas que irían mejor, dejándolos caminar solos ya que si se meten por el medio los abogados del diablo, la cosa se estropea como siempre. Solo hay que ver el lío en que están metiéndonos actualmente a todos por pregonar una cosa y hacer lo contrario de lo que dicen. Solo quieren aun a sabiendas de que lo hagan pésimamente mal, echar la culpa al contrincante. Adora el gallego y aunque más, adoro al castellano, nunca he pretendido enfrentarles. Y esos salva patrias que abundan como las moscas enverano, harían bien en ir desapareciendo y no hacer daño.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]