La última vez que el portaaaeronaves hizo escala en España fue en octubre de 2014

Lo que trae el mar: una taza de un buque de asalto de EEUU aparece en una playa gallega

A finales de mayo uno de mis hermanos se topó con este objeto que veis en la foto en la Playa de Prado (también conocida como Cañas), junto a la Playa de Patos, en Nigrán (Pontevedra).

Ese mismo día me enseñó la foto de la taza, intrigado por el escudo que figuraba sobre ella. Dio la casualidad de que la noche anterior estuve ojeando la cuenta de Flickr de la US Navy, y concretamente me fijé en una foto del buque de asalto anfibio USS Bataan (LHD-5) tomada en Nueva York. Lo que se ve en la taza es precisamente el escudo de ese buque.

El USS Bataan es un buque de la clase Wasp. Exteriormente es un portaaviones -con cubierta de vuelo de popa a proa- pero en su interior tiene cubiertas para albergar vehículos, y un dique en su popa para lanzar lanchas de desembarco. Es lo que en términos navales se conoce como un LHD (Landing Helicopter Dock), el equivalente al Buque de Proyección Estratégica “Juan Carlos I” de la Armada Española, si bien el buque estadounidense es de mayor tamaño: tiene 257 metros de eslora frente a los 231 del buque español. La US Navy tiene ocho buques de la clase Wasp. Del Bataan ya os hablé aquí en junio de 2014, cuando un Harrier aterrizó en su cubierta sin el tren de proa.


El USS Bataan en la base naval de Norfolk, Virginia (Foto: Flickr US Navy)

¿Y cómo pudo llegar esa taza hasta las Rías Bajas? Según se indica en esta web lo más cerca que ha estado el USS Bataan de Galicia estos últimos años fue en 2014. En febrero de 2014 participó en el ejercicio PHIBLEX 2014 junto a la Armada Española en la Sierra del Retín del 24 al 26 de ese mes, e hizo escala en la Base Naval de Rota del 25 al 27, cuando zarpó rumbo a Lisboa a hacer una visita de tres días. Volvió a Rota tras un despliegue en Oriente Medio el 16 de octubre de 2014, permaneciendo en la base española hasta el día 18, cuando zarpó hacia EEUU. El buque entró en dique seco en Norfolk el 26 de enero de 2015. Tras las modificaciones realizadas en el barco a lo largo de 2015, el 28 de enero de 2016 zarpó de Norfolk para pruebas de mar. Desde entonces ha participado en diversos ejercicios en EEUU, pero no ha vuelto a cruzar el Atlántico. Así pues, esa taza posiblemente haya estado vagando por el mar entre 19 y 27 meses hasta llegar a la costa gallega. También puede que haya estado flotando aún más tiempo, y haya sido empujada por la corriente del Atlántico Norte desde algún punto del Océano hasta Nigrán. En todo caso, no deja de ser fascinante el enorme recorrido que puede hacer un objeto arrojado al mar hasta llegar a tierra.

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.