La inmersión lingüística figura en su web, pero ni una mención en su Twitter

Los nacionalistas de En Marea esconden uno de los puntos más impopulares de su ideario

Es un tema que afecta a la educación de los niños, pero con más de 6.800 tuiteos, el Twitter de “En Marea” no ha hecho ni una sola mención a uno de sus proyectos más impopulares.

Los padres gallegos prefieren para sus hijos una enseñanza bilingüe o en castellano
Los disparates del candidato de las Mareas en un vídeo misteriosamente desaparecido

Quieren copiar en Galicia la inmersión lingüística catalana

El tema tampoco ha sido reflejado en las intervenciones de sus portavoces en los medios. Es como si no existiese. Sin embargo, la candidatura formada por los nacionalistas de Anova, Izquierda Unida y Podemos publica en su web, enmarea.gal unos “principios básicos” que incluyen, en su punto número 5, una copia del modelo educativo excluyente y discriminatorio instaurado en Cataluña por el nacionalismo. Traduzco: “Apoyaremos modelos de inmersión lingüística en la enseñanza”.

Así es la exclusión ilegal del español en las escuelas de Cataluña

Actualmente está vigente en Galicia el modelo trilingüe que el PP de Feijóo instauró en 2010, a pesar de haber prometido un año antes que habría “libertad lingüística”. En este modelo trilingüe un tercio de las asignaturas se dan en inglés, otro tercio en gallego y el tercio restante en español. Los padres no pueden decidir la lengua de escolarización de sus hijos. Pero a los de En Marea no les llega con esto. Lo que implica un modelo de inmersión es que todas las asignaturas serían en gallego. Pretenden que el español sea excluido de los colegios, salvo para -a lo sumo- impartir las asignaturas de lengua y literatura españolas. En Cataluña el número de horas dedicado a estas asignaturas sigue por debajo del mínimo legal que requiere que el 25% de las clases sean en español. En una actitud de abierta desobediencia, el gobierno catalán se ha negado a cumplir las sentencias judiciales que le obligan a cumplir ese mínimo.

El cabeza de lista de En Marea arremetió contra la libertad de idioma

Como recordaréis, hace unos años el hoy cabeza de lista de En Marea, Luis Villares, arremetió contra la libre elección de idioma en las escuelas, alegando que no se puede dejar elegir a los padres porque tienen “prejuicios”. Se trataba de un alegato abiertamente totalitario con el que el dirigente nacionalista pretende que sean los políticos, para nada libres de prejuicios, quienes decidan por las familias, saltándose a la torera los derechos fundamentales de éstas.

Las familias gallegas prefieren la escuela bilingüe o en español

¿De dónde viene esa desconfianza del nacionalismo hacia la libertad de los gallegos para elegir el idioma en el que quieren escolarizar a sus hijos? En el verano de 2009 la Xunta hizo una encuesta a los padres y los resultados fueron demoledores para el nacionalismo: la amplia mayoría votó por una enseñanza bilingüe o en español. La escolarización en gallego obtuvo su mejor resultado en los ciclos formativos, donde la apoyaron un 25,1% de las familias, optando el 52% por una enseñanza bilingüe. Hay que señalar que las opciones de escolarización bilingüe y en español consiguieron sus mejores resultados en los ciclos donde hubo más participación. A esto hay que añadir que en las Elecciones gallegas de 2009 el tema de la imposición lingüística apoyada por el bipartido PSOE-BNG fue, precisamente, uno de los motivos de su derrota en las urnas.

Nacionalismo e izquierda consideran a los padres incapacitados para opinar

Ya entonces la izquierda y el nacionalismo montaron en cólera al conocer el resultado de esa encuesta, arremetiendo contra las padres, con argumentos como que “no están capacitados para opinar”, un desprecio directo y sin rodeos al derecho de las familias a elegir el tipo de educación que desean para sus hijos. Si la izquierda y el nacionalismo leyeron lo que dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su Artículo 26.3, pareció no importarles. Cito:

“Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.”

¿La democracia directa es ocultar ese proyecto para no perder votos?

Paradójicamente, tras negar el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos, En Marea dice apoyar en su web la “democracia directa”, que debe consistir en que los políticos decidan por ti sobre la educación de tus hijos, o que te oculten lo que tienen pensando hacer en las escuelas, a fin de que acudas a las urnas sin saberlo. En la llamada “confluencia” entre ultraizquierda y nacionalismo deben tener muy presente el recuerdo de aquella derrota electoral y el apoyo de las familias gallegas a unos modelos lingüísticos abiertamente opuestos a los que propone el nacionalismo, por eso En Marea esconde ahora ese punto de su proyecto: porque sabe que es muy impopular y le haría perder votos. Pero ahí está, y que a nadie tenga dudas de que si esta gente obtiene el poder necesario para imponer a los gallegos esa inmersión, lo harán sin democracias directas y sin hacer consulta alguna a los afectados.

(Foto: Twitter de Luís Villares)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elentir. La historia de nunca acabar.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]