El riesgo de los 'raritos' que aún nos atrevemos a dar la batalla de las ideas

Entre la ‘derecha friqui’ y la ‘derecha esnob’ me quedo sin ninguna duda con la primera

Hace unos años asistí en Vigo a una conferencia de Raphael Schutz, entonces embajador de Israel en España. En aquella ocasión contó un chiste sobre judíos del que me he acordado hoy.

Vitoria no es Blanquerna: PP y PSOE callan ante las amenazas contra Ortega Lara y Vox
El voto útil de los españoles que no se daban cuenta de que estaban hirviendo

El chiste, aproximadamente, venía a decir lo siguiente: van dos judíos en un tren, y uno de ellos va leyendo un periódico antisemita. El otro, escandalizado, se lo reprocha, a lo que su compañero de viaje le comenta: “en los periódicos judíos todo son problemas y discusiones entre nosotros, por eso prefiero leer la prensa antisemita, porque en ella dicen que los judíos dominamos el mundo.”

¿Qué es ‘la derecha’ hoy en día?

Me acuerdo de ese chiste cada vez que oigo o leo a alguien hablando de “la derecha”, así en general, para referirse a un conglomerado en el que lo mismo caben los obispos que los mercados, el PP y Franco, Aznar, Bush y el Ibex 35, el fascismo y el liberalismo, y el Cid y Aznar, todos revueltos. Sin embargo, la derecha parlamentaria, en España y en otros países, es cada vez más indistinguible de la izquierda: ha asumido las tesis socialdemócratas en la economía y se ha sumado al proyecto de ingeniería social progresista en temas como el aborto, la familia y la educación, pero esto a la izquierda le importa un rábano. La continua claudicación de la derecha ante los dictados progres no hace otra cosa que animar a la izquierda a ir más allá, tal vez para disfrutar del patético espectáculo de una derecha desnortada dispuesta a dejarse arrastrar por la izquierda a donde haga falta, con tal de recibir el carnet de demócrata de manos de los nostálgicos del Muro de Berlín.

Lo raro es apartarse del discurso dominante

Nos ha tocado vivir unos tiempos en los que la hegemonía social del progresismo es indudable. Quienes nos arriesgamos todavía a dar la batalla de las ideas contra ese Goliat progre parecemos tan ilusos, insensatos o incluso locos como les debió parecer a los israelitas aquel pastor llamado David que se creía capaz de tumbar al gigante. Hoy en día defender la vida desde la concepción y la familia natural, amar a España, rechazar todo pacto con terroristas y discutir la ideología de género ya es cosa de marginales. Aunque millones de españoles suscribamos esas ideas, nos hemos quedado huérfanos de toda representación parlamentaria. En los principales medios no hay espacio para nosotros, a menos que sea para llamarnos “ultra-algo”. Si además te lanzas al ruedo a arriesgar el tipo por esas ideas, entonces ya eres un rarito, es decir, un friqui.

¿200 proetarras agrediendo y amenazando es lo mismo que hace Vox?

A mí hace tiempo que los motes me importan un bledo. Me han llamado facha tantas veces por manifestar mi patriotismo que ya empiezo a cuestionarme si con esa palabra pretenden insultarme o elogiarme. Que me llamen reaccionario los que consideran un signo de progreso matar y descuartizar a hijos por nacer sólo ha servido, hasta ahora, para que me ofenda si algún despistado me llama progresista con ánimo de alabarme en alguna cuestión. Comprenderéis que, llegado a este punto, que me llamen friqui me afecta tanto como que me digan galleguiño. Esto no me impide observar la torpeza de que desde la derecha alguien cuelgue el mote de “derecha friqui” a personas valientes por hacer actos audaces, una audacia que ha recibido elogios desde la sociedad civil. Pero si el mote es torpe, hay equiparaciones que ya pasan del terreno de la torpeza al de la bajeza. Comparar el acoso violento, los insultos a los españoles y las amenazas de muerte a Ortega Lara de 200 proetarras, con que Vox le ponga a Otegi la grabación de esos hechos, me parece como mínimo bastante rastrero. Lo mismo se puede decir del hecho de meter en el saco de “la violencia” que militantes de Vox pongan una bandera de España en el Peñón de Gibraltar. ¿Quién es el agredido cuando se coloca una bandera en la ladera de una montaña, si puede saberse?

Los que nos identificamos con Abascal y Ortega Lara, ¿idiotas?

Lo que ya me parece desternillante es que de llamar “violencia” a eso se pase, como si nada, a achacar a Vox una “subversión del sistema”. ¿Por ponerle una grabación a un etarra? ¿Por poner una bandera de España en un monte, siendo perseguidos por ello como si fuesen terroristas? Y con la misma tranquilidad con que se salta de un adjetivo a otro, se acaba insinuando que somos “idiotas” los que nos identificamos con Vox, es decir, con personas como José Antonio Ortega Lara y Santi Abascal. Así que friquis, idiotas, violentos… Lo que más me pasma es que el autor de esas líneas dedique más descalificativos a dos víctimas del terrorismo que a un banco, el Santander, que ha patrocinado la charla de ese etarra. ¿Qué digo más? Al Santander ni lo menciona.

¿Quiénes estamos hoy en la ‘derecha friqui’?

Por supuesto, con estas líneas no es mi intención cuestionar ni por asomo a Actuall, el mejor diario digital en cuanto a contenidos que tenemos a día de hoy en España. Mi réplica es a un artículo concreto firmado por un señor que, insisto, nos considera “idiotas” a quienes simpatizamos con Vox. Un artículo que echa de menos “una alternativa liberal-conservadora sosegada, racionalista, cosmopolita, centrada”, mientras lanza insultos contra Vox, que es lo más próximo ideológicamente que ha tenido Actuall en el mapa político español en todos los años que llevamos de democracia. En este sentido, no me cabe la menor duda de que Vox es tan “derecha friqui” como La Gaceta, Intereconomía, Actuall, HazteOir.org, Derecho a Vivir y otras plataformas cívicas. Son los últimos vestigios de la derecha sin complejos que quedan en esta España sometida a la ideología progresista y a sus franquicias populistas. La alternativa a esa “derecha friqui” es una “derecha esnob”, que dedica más tiempo a juzgar a los demás que a actuar por cuenta propia, atribuyéndose la superioridad intelectual del que no comete errores porque no se arriesga. Una actitud cada vez más extendida. Y es que la derecha en España empieza a parecerse a esto:

Es decir, un tío que curra, y un montón de tíos que saben cómo deben hacerse las cosas, pero prefieren que las haga otro. Comprenderéis que, sinceramente, entre la “derecha friqui” que se arriesga -y que por tanto puede meter la pata a veces-, y la “derecha snob” que siempre tiene la receta para hacerlo mejor pero nunca la lleva a la práctica, me quedo con la friqui.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.700

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Ana

    Totalmente de acuerdo, Elentir!

  2. Russell

    A mí también me ha dejado de piedra. Me lo podía esperar de otros medios, pero verlo ahí…

  3. Lorenzo

    Le he mandado ya un mensaje a este pájaro y, entre otras cosas, le he pedido que me de baja del “brief” de Actuall. Por supuesto, seguiré leyendo ese periódico, el mejor diario digital, como bien dices, pero prescindo de esa sección.

    Lo más indecente de la basura que ha escrito es presentar a Santiago Abascal casi como un matón que preside un grupo radical subversivo y como el clásico parásito de la política.

    Oculta de forma miserable parte de su biografía: la que se refiere a su vida y a la de su familia en los años duros del terrorismo etarra jugándose la vida por defender a España. Tampoco dice que podría seguir vegetando en el PP con un buen sueldo y vivir con menos complicaciones.

    En fin, que para eso ya tenemos a Público o a LD (el nuevo converso a la socialdemocracia, Losantos, va en la misma línea respecto a Vox).

  4. ARC

    jajajaaj Genial.
    Estaba escribiendo sobre el tema pero difícilmente voy a superar esto.
    Un abrazo y enhorabuena maestro.

  5. Alucinado me he quedado al leerlo esta mañana. Víctor Gago habrá tenido una mala noche o se habrá levantado no con el pie izquierdo sino cayéndose de la cama y dándose un buen cabezazo contra el suelo. De otro modo no se entiende la grandísima gilipollez que ha escrito. Para futuros briefs le recomendaría que no trasnochara o madrugara tanto, en aras de un mejor funcionamiento de sus neuronas y que de unos buenos repasos a lo escrito. No vaya a convertirse en otro friqui más del “periodismo” patrio.

  6. Juan

    Sencillamente increible. Vergonzosamente rastrero. Digno de Gerardotc. Yo me he dado de baja del Brief nada más leerlo. Aún sigo perplejo.

  7. Carlos

    Caramba…!

    Soy friqui, friqui sin remedio.

    Adelante VOX…!!!

  8. Russell

    Hoy le han respondido desde el propio Actuall, pero yo ya les he pedido que dejen de enviarme el Brief.

  9. Marcial

    Semo friqui!!!

  10. Marcial

    …pero seguiré leyendo Actuall

  11. En que quedamos, soy deplorable o soy friqui? que se pongan de acuerdo.

    No en serio ya me sonó extraño que en un brief anterior titulara “el sexo es libre…” Este chaval ha debido ir de turismo a Niuyorkkk y ha ligado por allí con alguna progretona o le ha dado un carguito pepero. No hay otra explicación

    Una derecha sosegada y “cosmopotita” Se puede ser mas tonto?

  12. Sharovarov

    Creo que la pregunta que se hace “Guerrero memético” está mal planteada porque mezcla cosas distintas: ser friqui es identificarse con VOX mientras que ser deplorable es identificarse con Trump.
    Hace ya tiempecillo que no veo a S.Abascal por los Cascabeles/Marimorenas. Eso sí, han recuperado a la socialista Eva Llarandi. Muy bien por 13TV: no creo que ésta diga verdades parecidas a las de Abascal respecto a la deriva ideológica del PP hacia el progresismo…Y a ver si los de 13TV concretan ya cuándo van a echar “Lo que el viento se llevó”, que llevan ya tiempo anunciándola y poniendo “próximamente”.

  13. Gonvado

    Una vez más la visión de los árboles nos impide ver el bosque o, mejor, “todo” el bosque. En lo que es anécdota estoy totalmente de acuerdo con lo que plantea Elentir. En la categoría “derecha” y su desgüace friki/esnob pues ya discrepo; la derecha está formada por individuos que, a su vez, tienen sus días… Siempre estamos, los humanos celtíberos, atomizando en vez de aglutinando; eso se produce en todas las tendencias ¿por qué será?

  14. Russell

    Candela Sande publicó una respuesta en el propio Actuall… ¡que ha sido borrada!
    ¿Censura?

  15. Russell

    Pero no te aparece en los enlaces del menu principal. Y si le das a buscar poniendo como criterio “Candela Sande” te aparecen sus entradas… ¡menos esa!

    No la habrán borrado, pero casi.

  16. No creo que se hayan matado a ocultar una entrada en las búsquedas cuando ha salido publicada en las propias redes sociales de Actuall. En fin, no tiene sentido buscarle tres pies al gato.

  17. Espectador

    El humor judío es, por necesidad histórica, muy especial. Algunos ejemplos:

    Ante cualquier problema: enfrentamiento civil, terremoto, tornado, … alguien dice: “la culpa de esto la tienen los judíos y los ciclistas.” Si alguien responde ¿por qué los ciclistas?, es un antisemita, que está dispuesto a achacarles cualquier cosa a los judíos. Yo suelo aplicar una variante similar con el Capitalismo y los filatélicos, y desenmascaro montones de perroflautas.

    Otro. El ejército de Israel tiene dos formas de ganar una batalla, la natural y la sobrenatural. Unas veces, al enfrentarse a un enemigo mucho más numeroso y mejor armado, invoca a Yahvé, éste interviene y ganan la batalla: ésta es la forma natural. En otras ocasiones, igualmente ante un enemigo mucho más numeroso, invoca a Yahvé, éste no interviene, y a pesar de ello ganan la batalla: esto es lo sobrenatural.

    O lo que dice el protagonista de “El violinista sobre el tejado”: Señor, ya sé que somos tu Pueblo Elegido, pero alguna vez, ¿no podrías elegir a otro?

  18. Me ha encantado el chiste sobre el Ejército israelí… XD

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]