Diputados de Podemos aplaudieron a los que agredieron a diputados de C's

El Congreso tiene que condenar la ‘Blanquerna’ podemita contra los diputados de Ciudadanos

Hace tres años un grupo de ultraderechistas asaltó el Centro Cultural Blanquerna en Madrid, zarandeando a varios asistentes a un acto convocado por el nacionalismo catalán.

A Pablo Iglesias le “emociona” ver a encapuchados pateando a un policía
Según Pablo Iglesias las patadas y los puñetazos son ‘derecho a la protesta’

El Congreso condenó ese ataque ultraderechista a varios diputados

Varios de los zarandeados eran representantes nacionalistas en las Cortes Españolas. Ante aquel ataque, los partidos emitieron una condena unánime. El Congreso emitió una declaración manifestando su “más rotunda condena” (ver Diario de Sesiones, Pág. 89) y afirmando: “Nuestra democracia es incompatible con actos violentos que vulneren la libertad de los españoles.”

Ultras de izquierda agreden a diputados de C’s a la salida del Congreso

Ayer, a la salida de la sesión de investidura, la ultraizquierda hizo su propia “Blanquerna” lanzando latas y monedas contra diputados de Ciudadanos y llamando “puta” a una diputada de ese partido. Para más inri, esto ocurrió a las mismas puertas del Congreso de los Diputados. Hay que recordar lo que dice el Artículo 494 del Código Penal:

“Incurrirán en la pena de prisión de seis meses a un año o multa de doce a veinticuatro meses los que promuevan, dirijan o presidan manifestaciones u otra clase de reuniones ante las sedes del Congreso de los Diputados, del Senado o de una Asamblea Legislativa de Comunidad Autónoma, cuando estén reunidos, alterando su normal funcionamiento.

Ayer la ultraizquierda convocó a 3.000 personas -un fracaso de asistencia- en una manifestación ante el Congreso. Fue una manifestación que nunca debió autorizarse, a tenor de lo indicado por el Código Penal. Las agresiones a diputados de Ciudadanos a la salida del Congreso demuestran el error cometido por la Delegación del Gobierno en Madrid al autorizar esa convocatoria en ese lugar y a esa hora. Los convocantes de la protesta -entre ellos una empleada de Bildu en el Congreso– deberían responder por estas agresiones. Hechos como éstos no pueden quedar impunes.

Diputados de Podemos aplauden a la gentuza que cometió la agresión

Pero además de las sanciones que proceda imponer por organizar una reunión pública en la que se agredió a varios diputados, hay un hecho que debería depurarse en el propio Congreso. Y es que diputados de Podemos salieron a aplaudir a los mismos energúmenos que agredieron a los representantes de C’s. En el momento de publicar estas líneas ni Podemos ni su líder, Pablo Iglesias, han desautorizado aún a esos diputados ni han condenado las citadas agresiones. Los flirteos de Podemos con los violentos han rebasado todos los límites que puede tolerar una democracia.

El Congreso debe condenar este ataque y Podemos tiene que retractarse

Sería incomprensible que el Congreso no emitiese una moción de condena por estas agresiones igual que lo hizo con el ataque ultraderechista al Centro Blanquerna. No puede lanzarse a la sociedad el mensaje de que la ultraizquierda tiene patente de corso para cometer agresiones. Con todo, esta moción no puede ser igual que la aprobada hace tres años, puesto que entonces no hubo ningún diputado aplaudiendo a los agresores ultraderechistas. El Congreso tiene que exigir una retractación pública a los diputados de Podemos que aplaudieron a los agresores. Hay que recordar que los diputados juran o prometen acatar la Constitución, y la justificación de la violencia con fines políticos es un claro quebrantamiento de ese compromiso.

Si Podemos no condena la violencia, ahí está la Ley de Partidos

Si tanto Podemos como sus diputados se niegan a condenar esas agresiones y se niegan a retractarse de sus aplausos de ayer a quienes las perpetraron, entonces debería aplicarse la Ley de Partidos, concretamente lo que señala su Artículo 9:

“2. Un partido político será declarado ilegal cuando su actividad vulnere los principios democráticos, particularmente cuando con la misma persiga deteriorar o destruir el régimen de libertades o imposibilitar o eliminar el sistema democrático, mediante alguna de las siguientes conductas, realizadas de forma reiterada y grave:

a) Vulnerar sistemáticamente las libertades y derechos fundamentales, promoviendo, justificando o exculpando los atentados contra la vida o la integridad de las personas, o la exclusión o persecución de personas por razón de su ideología, religión o creencias, nacionalidad, raza, sexo u orientación sexual.

b) Fomentar, propiciar o legitimar la violencia como método para la consecución de objetivos políticos o para hacer desaparecer las condiciones precisas para el ejercicio de la democracia, del pluralismo y de las libertades políticas.”

Sería inaceptable que haya en el Congreso un partido político que aplaude a quienes agreden a diputados y que esa acción quedase sin respuesta. Un país democrático no puede permitir la presencia en sus instituciones de quienes justifican el uso de la violencia con fines políticos. Bastante manga ancha se ha tenido ya con las marcas electorales de ETA. Igual que he pedido que la ley actúe contra ellas, desde aquí planteo con toda claridad que si Podemos no se retracta de su justificación de la violencia, estará forzando a que se proceda a su ilegalización. El pluralismo político propio de toda democracia no puede amparar a quienes se sirvan de las instituciones para promover, justificar y aplaudir la violencia contra quienes no opinan como ellos.

(Foto: Eldiario.es)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    Elentir, veo que le preguntas a I.Escolar en un tuit relacionado con esta entrada si esos objetos que “han caído” aparecieron de la nada. Hombre, un seguidor de los programas de Iker Jiménez como eres tú, debería de saber que al parecer existe un fenómeno paranormal -no recuerdo ahora su nombre específico-, que consiste precisamente en eso: en la aparición de objetos de la nada.

  2. Luna

    Todo quedó en un “rodea al Congreso para saludar a tus diputados”. Patética y ridícula muestra de los de siempre entre los podemitas. Pero lo que no se puede consentir es que al organizador de esta performance le parezca algo completamente venial y anecdótico el lanzamiento de una lata de cerveza a una diputada. Diga lo que diga, él es el que tiene responsabilidad civil, penal y subsidiaria sobre este acto. Ayer le entrevistaron en el programa “La marimorena” de Tv 13 y su respuesta fue de lo más comprensible, algo así como “eh, esto no, pero si es que ya , los otros y entonces como que y si no, pues no porque es decir un ha”. O algo así, que no tenía ni pies ni cabeza.

  3. En este caso no estamos ante un fenómeno paranormal, sino ante un ataque de anormales…

  4. Sharovarov

    ¡Ah, vale, jajajajaja!

  5. pacococo

    Ayer identificaba a los demócratas con podemos, hoy queda demostrado. Y vemos como todo son disculpas.

    Los podemitas no quieren que votemos los viejos y porque nos damos cuenta de la retórica vacía y las tácticas de terrorismo que utilizan, cosa que los jóvenes en su mayoría, ocupados en las redes sociales no ven y les votan.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]