La medida la aplicó el régimen de Maduro en Venezuela con desastrosos efectos

El primer triunfo parlamentario de Podemos: una receta chavista para incrementar el paro

Ayer el Congreso aprobó una propuesta de Podemos para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 655,2 euros mensuales a 800 el 1 de enero de 2018. Sería una subida de más del 20%.

Este vídeo desmonta la ‘trampa populista’ sobre la creación y el reparto de la riqueza
La inconfesable tesis que se esconde tras los desmanes económicos de alcaldías podemitas

¿Pensamiento mágico o la aplicación del ‘cuanto peor, mejor’?

Ayer Íñigo Errejón justificó esta medida apelando a la “justicia social”, a la “redistribución de la riqueza” y a la “eficacia económica”. Es el mismo Errejón que hace unos meses justificaba las colas en Venezuela diciendo que hay “más dinero para consumir más”. Pensar que aumentar el SMI por ley más de un 20% va a suponer que todos los trabajadores sean más ricos de la noche a la mañana es una forma de pensamiento mágico con la que Podemos demuestra ignorar las nociones más básicas de la lógica económica. Eso a menos que estemos hablando, en el peor de los casos, de una medida pensada para hacerse propaganda a costa de aumentar el paro y la pobreza, bajo la tesis leninista de “cuanto peor, mejor”: cuanto más paro y más descontento haya, más posibilidades de éxito tiene un partido populista. Y eso en Podemos lo saben bien.

¿Acaso las empresas tienen asegurado unos beneficios mínimos por ley?

En términos económicos, ¿en qué cabeza cabe la idea de que aumentar más de un 20% los costes laborales en España hará que nos volvamos más ricos? ¿Acaso las empresas y los autónomos tienen unos beneficios mínimos asegurados por ley? Esta medida, en un país con una alta tasa de paro y con las empresas atravesando serias dificultades, va a provocar que muchos autónomos y pequeñas empresas se vean obligados a cerrar o a despedir empleados, al no poder sostener sus costes laborales. Hay que señalar que esta medida demagógica perjudicará en mayor medida a los emprendedores con menos recursos, pues no tienen los medios de las medianas y grandes empresas para hacer frente de forma repentina a un aumento tan considerable de los costes. La única alternativa que tendrán muchos empresarios para evitar el cierre o los despidos será la economía sumergida, lo que perjudicaría a la recaudación fiscal. Otra opción sería obligar a los empleados a darse de alta como autónomos, con lo que serían los trabajadores los que tendrían que hacer frente al pago de sus cotizaciones sociales, pudiendo recibir ingresos inferiores a los que tenían hasta ahora. Este fenómeno ya se dio durante el mandato de Zapatero, y entonces los socialistas se vieron forzados a encarecer las cotizaciones sociales de todos los autónomos para favorecer a esos autónomos dependientes que antes eran asalariados. El resultado acabó perjudicando a todos los autónomos, que hoy hacemos frente a unas cotizaciones difícilmente soportables.

Una desastrosa receta copiada del chavismo venezolano

Hay que decir que medidas como la propuesta ayer por Podemos, que fue apoyada por el PSOE, no son nuevas ni salen de la nada. Esto ya lo ha aplicado el régimen chavista en Venezuela, provocando más paro y precariedad. Como ya recordaréis, es el mismo régimen al que asesoraron dirigentes de Podemos a cambio de cantidades millonarias. La labor de asesoramiento ha servido para que Venezuela se vea inmersa en una situación de hiperinflación, provocada en buena medida por la disparatada política monetaria del chavismo (basada en imprimir más y más dinero), y agravada por los demagógicos aumentos del salario mínimo decretados por el gobierno, unos aumentos que no tienen otro fin que la propaganda. Al aumentar el salario mínimo más allá de lo que pueden soportar las empresas, éstas se van abocadas al cierre, a hacer despidos o a aumentar los precios. En esos tres casos el resultado redunda en una pérdida del poder adquisitivo por parte de los ciudadanos. Es decir, más pobreza, y todo en aras de la demagogia.

El salario mínimo: pensamiento mágico vs realidad

Ayer muchos tuiteros protestaron contra esta medida con la etiqueta #SalarioMínimoEsParo. Recordaron la relación entre el salario mínimo y el paro, advirtieron de los efectos que va a tener la medida de Podemos y señalaron datos muy interesantes. Por ejemplo, que tanto Suiza como los países nórdicos no tienen salario mínimo, y gozan de unas cifras de paro bajísimas, mientras que sí lo tienen países que tienen altas cifras de paro como Grecia, España, Portugal e Italia. Varios internautas publicaron un resumen muy gráfico del pensamiento mágico de Podemos sobre el aumento del salario mínimo y sus efectos reales (pulsa sobre la imagen para aumentarla):

Dirigentes de Podemos no predican con el ejemplo

Hecho ya el daño, para lo que nos ha servido la votación de ayer es para conocer de primera mano los disparates económicos que sufriríamos con un gobierno de Podemos. Lejos de imitar a los países nórdicos, como han asegurado en alguna ocasión sus dirigentes, Podemos sigue al pie de la letra el recetario chavista a pesar de las desastrosas consecuencias que ha tenido en Venezuela. Pero además, pretenden imponer a los demás cosas que ni siquiera ellos cumplen. Recordemos que el pasado mes de julio se supo que el secretario de organización de Podemos Pablo Echenique tuvo a su asistente personal sin contrato, pagándole en negro y sin cotizar a la Seguridad Social. En enero Enrique Riobóo, máximo responsable de Canal 33, denunció que Pablo Iglesias también pagaba en negro y muy debajo del SMI a los empleados de su programa “La Tuerka”. Por lo visto, lo de la “justicia social”, la “redistribución de la riqueza” y la “eficacia económica” lo entienden al revés que en el Congreso cuando son ellos los que pagan.

(Foto: Flickr Podemos)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. atraval

    Si los salarios suben un 20%, el costo de vida subirá un 30% para poder pagarlo…con lo cual, como siempre consiguen, la desigualdad se hace mayor, y las dificultades de fin de mes todavía más. ¿Son idiotas nuestros políticos?

  2. Luna

    ¿Conseguirán que bajen un 20 % el petróleo y la energía para compensar pérdidas?¿Aumentarán la clientela de todas las empresas en modo proporcional para que se pueda consumir lo que producen?¿Y la materia prima,?¿Qué me dicen de ella, que será también un 20% más barata sin perjuicio para quienes la obtienen? Por estos caminos van marchando los problemas, ya me dirán cómo evitar estos detrimentos para que salgan las cuentas, si es que fabrican el dinero o qué es lo que hay.

    Mi niña me pidió que le comprara unos caramelos y le dije que sólo llevaba medio euro y que costaban cinco por lo que no llegaba, Su respuesta fue la siguiente: ¡Pues “compra dinero”!. Tenía entonces cuatro años y lo puedo entender, pero creo que estos tienen un “20%” de edad más, por lo menos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]