Una amplia red de activistas liberal-conservadores, profamilia y provida

KoLiber: así defienden la vida, la familia, la tradición y el libre mercado en Polonia

Polonia es un país fascinante del que podemos sacar muchas enseñanzas. Un país vacunado ideológicamente contra los totalitarismos, tras sufrir la opresión del nazismo y el comunismo.

Pilecki: el hombre que desveló el Holocausto y acabó siendo ejecutado por los comunistas
Polonia recuerda a los ‘Soldados Malditos’ que combatieron contra el comunismo hasta 1963

Polonia: una larga tradición de resistencia contra la tiranía

Después de que la Mancomunidad Polaco-Lituana -una de las principales potencias europeas de los siglos XVI y XVII- llegase a su fin en 1795, Polonia desapareció del mapa político. Pero como dice su himno nacional, “Polonia aún no ha desaparecido mientras nosotros vivamos.” Los polacos protagonizaron dos grandes sublevaciones contra Rusia en 1830 y 1863, que acabaron en derrota polaca. Al comienzo de la Primera Guerra Mundial su territorio histórico estaba dividido entre tres imperios: Alemania, Rusia y Austria-Hungría. Al terminar la guerra con la derrota de los tres (Rusia se apartó de la contienda en 1917 tras firmar los bolcheviques una paz vergonzosa), Polonia recuperó su independencia en 1918. Dos años más tarde, en 1920, los polacos frenaban la invasión soviética sobre Europa con su inesperada victoria en la Batalla de Varsovia. A pesar de ello, en 1939 Hitler y Stalin se repartieron el país, iniciando los polacos una nueva lucha por su libertad.

Polonia tuvo el mayor movimiento de resistencia antinazi de la Segunda Guerra Mundial, y lo formaron en su mayoría personas de fe católica e ideología conservadora. Ese movimiento de resistencia, diezmado por los nazis después del Levantamiento de Varsovia de 1944, fue barrido por los soviéticos al final de la contienda. Muchos de sus miembros fueron encarcelados, deportados a la URSS o fusilados, como les ocurrió a Witold Pilecki, Zygmunt Szendzielarz “Łupaszka” y otros combatientes polacos contra el nazismo. A pesar de ello, tras la expulsión de los nazis la resistencia polaca continuó luchando contra los nuevos ocupantes soviéticos hasta 1963. Son datos que muchos europeos desconocen por completo.


Miembros de la Asociación KoLiber con una pancarta de homenaje a Witold Pilecki, oficial de la resistencia polaca que se dejó capturar para ser internado en Auschwitz para informar a los aliados sobre los crímenes que se cometían allí

Stowarzyszenie KoLiber: el liberalismo conservador polaco

Entre los frutos de esa tradición polaca de lucha por la libertad está la Stowarzyszenie KoLiber (Asociación Colibrí, en polaco), una organización de la que me habló hace tiempo mi amigo Ángel Manuel García Carmona y que nos puede servir de referencia a los liberal-conservadores españoles. Fundada el 26 de de enero de de 1999 y formalmente registrada el 17 de abril de 2000, sus primeros integrantes era jóvenes estudiantes, emprendedores y políticos varsovianos de la Unii Polityki Realnej, un partido liberal-conservador del que se independizaron en noviembre de 1999. Su actividad desde entonces refleja una absoluta falta de complejos a la hora de defender sus planteamientos: tras los atentados del 11-S se movilizaron en apoyo de EEUU contra el terrorismo. Desde 2001, cada primer domingo de junio, organizan en Polonia el Día Internacional de la Libertad y la Prosperidad, un día para celebrar el capitalismo y, concretamente, a los empresarios y emprendedores, a los que consideran “grandes benefactores de la humanidad”. También participan en eventos y movilizaciones para recordar a los héroes polacos en la lucha por la libertad: las dedicadas a honrar la memoria de Witold Pilecki, el Levantamiento de Varsovia y el Día Nacional de los “Soldados Malditos” (los soldados polacos que lucharon desde la clandestinidad contra el comunismo en la postguerra). Han convocado manifestaciones contra las subidas de impuestos, en defensa de los medios libres, y han hecho campañas para la eliminación de los monumentos públicos y nombres de calles y plazas dedicados al comunismo.


Miembros de KoLiber en una concentración contra el aborto en Varsovia en 2010

En defensa del derecho a vivir sin condiciones ni complejos

En 2012 pusieron en marcha la iniciativa “KoLiber dla Życia” (KoLiber por la vida), que tiene como fin la defensa del derecho a vivir desde la concepción. En el marco de esta campaña están apoyando la iniciativa “Stop aborcji” (Stop aborto), que pretende erradicar esa lacra en el país. En su web rechazan también las excusas que se usan para admitir el aborto en caso de violación: “La vida no deja de ser una vida simplemente porque fue concebida como resultado de las actividades del violador. Los niños no nacidos no merecen ser condenados a las penas más altas posibles.”


Miembros de KoLiber en una movilización provida

En 2015 plantearon un programa que fue aceptado por Andrzej Duda, vencedor en las elecciones presidenciales de ese año. El programa incluye demandas a favor del aumento de las cantidades libres de impuestos, el cheque escolar, la reducción de costes laborales, cambios en la política histórica y abrir el debate para la reforma del sistema de pensiones.

Una gran red polaca de activistas que tiene buenos lazos con España

Actualmente la asociación cuenta con una de las mayores y más activas redes de activismo político de Polonia, con 25 delegaciones en todo el país. Muchos miembros de la organización participan en la política e incluso han sido elegidos por los votantes para cargos electos con distintos partidos. En su web reivindican el legado ideológico de Burke, Tocqueville, Acton, Hayek, Friedman… como inspiradores de lo que KoLiber llama konserwatywny liberalizm (liberalismo conservador). En lo que respecta a España, desde el año pasado mantienen relaciones de cooperación con una de las organizaciones más activas del campo liberal español, El Club de los Viernes. Por nuestro país parecen tener un especial cariño: el pasado 12 de octubre felicitaron el Día de la Hispanidad en su página de Facebook, calificando el Descubrimiento de América como “uno de los acontecimientos más importantes de la historia de la humanidad” y hablando sin rodeos de la “gloriosa historia” de España.


Miembros de la Asociación KoLiber con una pancarta recordando a los “Soldados Malditos”, los miembros de la resistencia polaca contra el nazismo que al final de la Segunda Guerra Mundial continuaron su lucha contra los soviéticos

El ideario de la Stowarzyszenie KoLiber

Por su interés os traduzco a continuación su ideario (he señalado en negrita las partes que me han parecido más interesantes):

La Asociación KoLiber es una asociación de jóvenes polacos que creen en valores conservadores y de libre mercado. Sostenemos que vivir de acuerdo con estos valores tendería a aumentar tanto el bienestar económico como el refuerzo de los lazos sociales y la reconstrucción de la base moral de nuestra civilización.

En nuestras acciones vamos a tratar de:

I. Realizar una idea de la sociedad libre.

Creemos que el principal sujeto es el individuo y no la sociedad. Por eso el mayor valor para nosotros es el bienestar de cada persona, que es el fundamento de todas las instituciones sociales y políticas. En nuestra opinión la libertad es un valor superior frente a la igualdad; todos los esfuerzos para eliminar las desigualdades naturales, que surgen de la naturaleza humana, están condenados al fracaso. Es por eso que rechazamos cualquier sistema político que introcude reformas sociales que obligan a una redistribución del producto nacional. Consideramos, sin embargo, que las relaciónes comunitarias deben ser dirigidas por la ética, y la libertad debería estar unida con la responsabilidad por el propio futuro.

II. Garantizar que sólo los mecanismos de mercado influyen en la economía.

No tenemos duda de que el retorno al capitalismo en su forma pura es la única manera de obtener un bienestar duradero y un rápido crecimiento económico. Sin embargo, la condición necesaria es la neutralidad completa del Estado y también la abolición de los obstáculos legales que estrechan el acceso al mercado, obstaculizando a los empleadores y a las empresas.

III. Proteger la soberanía nacional.

Creemos que miles de años de historia de la Nación Polaca junto con sus fuertes tradiciones de independencia son suficientes para que exista el Estado polaco. Por eso reconocemos el derecho de la Nación Polaca a su autogobierno. En particular, nos opondremos a la imposición de la política exterior, económica, doméstica y militar al Estado polaco por entidades externas.

IV. Creación de un “fuerte Estado mínimo”, apoyado en el gobierno del Derecho.

Sostenemos que los únicos papeles del Estado deben ser: proporcionar seguridad externa e interna a sus ciudadanos, legislación y ejecución de la ley. Promoveremos que se establezca un principio de gobierno según el cual todos han de ser igualmente tratados por la ley. Pensamos que en nuestra civilización la ley debe establecerse sobre la ética cristiana y la tradición del Derecho romano; debe garantizar la protección absoluta de la propiedad privada, la inviolabilidad personal, la libertad de acción y también la libertad de expresión.

V. Crecimiento del autogobierno.

Creemos firmemente que gran parte del poder, que pertenece a la maquinaria estatal central en este momento, debe ser retenido por el pueblo. Por eso es importante apoyar todas las iniciativas para incrementar la vida social. Sólo los gobiernos locales que funcionen bien podrán hacer frente a nuevas tareas.

VI. Respetando la tradición y la historia.

Creemos que la tradición común es el factor que une a la sociedad y crea el sentimiento de unidad nacional. Por eso cultivaremos la tradición familiar, nacional y civilizadora. Vemos la necesidad de sostener la continuación con el pasado. Resistiremos a cualquier aspecto revolucionario inherente a los sistemas políticos. En particular, rechazamos el legado del comunismo; también nos oponemos definitivamente al poder absoluto de la mayoría.

VII. Reconocimiento del papel especial de la familia.

La familia es una institución social fundamental: el hombre madura emocionalmente y desarrolla sus reglas éticas en ella. Por eso creemos que los síntomas de ruptura familiar son increíblemente peligrosos para la forma de la sociedad entera. Es por eso que vamos a salvaguardar el modelo familiar tradicional. El derecho a criar hijos de acuerdo a las opiniones y creencias de los padres es indiscutible.

¡Lo suscribo al 100%!

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.500

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces y trackbacks:

  • Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Polonia es un país fascinante del que podemos sacar muchas enseñanzas. Un país vacunado ideológicamente contra los totalitarismos, tras sufrir la opresión del nazismo y el comunismo. Pilecki: el hombre que desveló el Ho…

Comentarios:

  1. Cristina Castro Velarde

    ¡Que gran pueblo! Ya dice bien su sabiduría popular (y perdónenme si cometo algún fallo ortográfico), «Najlepsze mienie – czyste sumienie» («el mejor activo es la conciencia limpia».)

  2. Conrado

    Wspaniale że piszecie o naszym stowarzyszeniu, w czasach populizmu i wszechobecnej zawłaszczającej ideologii kłamstwa i głupoty warto wspierać mądre środowiska nie tylko u siebie w kraju ale też u naszych europejskich przyjaciół.

  3. Pues sí, Cristina. Cuanto más leo sobre Polonia más me fascina ese gran país.

    To przyjemność rozmawiać o stowarzyszeniach takich jak Twoja, Conrado. Gratulujemy pracy robisz. ;-)

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]