Arremeten con dureza contra la campaña 'Gracias por el piropo' de Vodafone

Feministas de Podemos pretenden prohibir que se use la palabra ‘piropo’ en anuncios

El feminismo radical se caracteriza, cada vez más, por su afán de prohibir y censurar todo lo que no se ajusta milimétricamente a sus dogmas. Ahora le toca a la simple mención a los piropos.

Las Juventudes Comunistas le declaran la guerra al amor romántico por ‘capitalista’
Una dirigente del PSOE asocia San Valentín con ‘el machismo y la violencia de género’

El domingo por la noche el Círculo Feminismos de Podemos de Madrid arremetía contra una campaña publicitaria de Vodafone que usa el lema “Gracias por el piropo”. Las feministas del partido morado lo consideran una forma de fomentar el “acoso callejero”.

Ante las críticas y burlas que recibieron de varios tuiteros, las feministas podemitas dieron un paso más: afirmaron que “la simple mención de la palabra ‘piropo’ como herramienta publicitaria se tiene que acabar”. Es decir, que no sólo quieren prohibir los piropos, sino también censurar toda referencia a ellos. Totalitarismo en grado absurdo.

Lo más curioso del caso es que desde ese círculo feminista de Podemos no han dicho nada sobre la idea de Pablo Iglesias de azotar “hasta que sangre” a una periodista, una barbaridad que dejó por escrito el líder de Podemos en un chat de Telegram de su partido unos días después de que Mariló Montero, la aludida, hiciese unas declaraciones críticas hacia el dirigente podemita. ¿Será que las feministas de Podemos creen que los piropos son más peligrosos que los azotes?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. atraval

    Que no se preocupen que a “esas” nunca se les dirigirán “piropos”. El piropo, el sano piropo, el amable y sincero piropo, es sólo para mujeres de verdad.

  2. Blanca

    También podemos echar piropos a los hombres… la palabra en sí no es machista.
    Estas de Podemos son chatas mentales, más que feministas.

  3. jam, bcn

    A mi me gusta tanto que me piropeen como piropear a una mujer; y ni siquiera hace falta que sea físicamente atractiva, basta con que se la vea a gusto consigo misma; y eso es lo bastante raro como para que el piropo, o el silbido admirativo, sea un agradable momento en el día.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]