En su momento fue un himno de unidad frente al particularismo monárquico

Tachan de ‘himno nazi’ a la Deutschlandlied, canción creada por un poeta liberal en 1841

Como amante de la historia, hay días en que asomarme a la mayoría medios me causa perplejidad. Ayer me la provocó lo que he leído sobre la Deutschlandlied, el histórico himno de Alemania.

Podría publicar más, pero aquí va una muestra de los titulares que te puedes encontrar hoy:

La primera estrofa de un himno escrito por un poeta liberal en 1841

Con tanta referencia al “himno nazi” pensé que lo que había sonado era la Die Fahne hoch, también conocida como Horst Wessel Lied, pues su autor fue Horst Wessel, un miembro berlinés del Partido Nacional-Socialista asesinado en 1930 por un comunista (razón por la que fue convertido en el primer mártir del nazismo). Ése era el himno nazi propiamente hablando. Pero no. Lo que me encontré es lo que se puede escuchar en este vídeo:

Lo que canta el señor del vozarrón es la primera estrofa de la citada Deutschlandlied, un himno escrito por August Heinrich Hoffmann. Después de leer los citados titulares, muchos estarán pensando que don August debía ser uno de esos tipos a los que Hugo Boss proveía de uniformes con el brazalete rojo y la esvástica. Pues va a ser que no. El himno fue escrito el 26 de agosto de 1841 y August Heinrich Hoffmann era liberal, es decir, la antítesis del nazismo. La letra se utilizó sobre una composición hecha por Joseph Haydn en 1797 a modo de himno para el Kaiser. El himno hablabda de unidad, justicia, libertad y fraternidad. Aquí podéis leer la traducción al español:

Alemania, Alemania sobre todo,
sobre todo en el mundo,
así será si en la protección y la defensa
siempre nos unimos como hermanos.
Desde el Mosa hasta el Niemen,
desde el Adigio hasta el Belt,
¡Alemania, Alemania sobre todo,
sobre todo en el mundo!

Mujeres alemanas, lealtad alemana,
vino alemán y canciones alemanas
nunca deben perder en el mundo
su buena fama de siempre
y deben siempre inspirarnos a hazañas nobles
a lo largo de toda nuestra vida.
¡Mujeres alemanas, lealtad alemana,
vino alemán y canciones alemanas!

Unidad y justicia y libertad
para la patria alemana;
eso persigamos todos
fraternalmente con corazón y mano.
Unidad y justicia y libertad
son la garantía de la felicidad;
¡Florece con el brillo de esta felicidad,
florece, patria alemana!

Un alegato por la unidad tergiversado como una consigna de dominación

Aunque muchos interpretan el “Alemania sobre todo” como un alegato imperialista, ése no era el sentido original del himno. Antes bien, se refería a la importancia de la unidad del país frente a la fragmentación que lo caracterizó hasta el siglo XIX, cuando Alemania estaba formada por multitud de pequeños principados. Concretamente, en el año en que se escribió la Deutschlandlied, la Confederación Germánica estaba formada por 39 estados independientes (un imperio, cinco reinos, un electorado, siete grandes ducados, diez ducados, once principados y cuatro ciudades que estaban directamente bajo la soberanía del Kaiser). Los revolucionarios alemanes, igual que los italianos de Garibaldi, tenían una voluntad unificadora frente al particularismo monárquico. El himno se fue haciendo muy popular, pero no fue interpretado de forma oficial hasta 1890. El 11 de agosto de 1922 se convirtió en el himno de la República de Weimar, bajo la presidencia del socialdemócrata Friedrich Ebert. Los nazis mantuvieron el himno, que convirtieron en uno de los símbolos de su régimen junto a la Horst Wessel Lied. La dictadura de Hitler tergiversó el sentido original del primer verso, “Alemania sobre todo”, dándole unas connotaciones de dominación.

Tras la prohibición, Alemania adoptó como himno la tercera estrofa

Después de la Segunda Guerra Mundial, los Aliados prohibieron el himno. Tras un intento de crear un nuevo himno, que no fue bien recibido, en el otoño de 1951 una encuesta dio como resultado que tres cuartas partes de los alemanes occidentales querían mantener la Deutschlandlied como himno del país. Un tercio de los encuestados apoyaron la idea de que se cantase la primera estrofa en lugar de la primera. El democristiano Konrad Adenauer promovió el restablecimiento del himno, optando por la tercera estrofa. Durante 38 años la oficialidad del himno no estuvo clara, hasta que el Tribunal Constitucional alemán dictaminó, en marzo de 1990, que sólo estaba autorizada la interpretación de la tercera estrofa. Bajo la cancillería del democristiano Helmut Kohl, en noviembre de 1991 es tercera estrofa se convirtió por fin en el himno nacional de Alemania.

¿Significa eso que la primera estrofa de la Deutschlandlied es un himno nazi? Desde luego que no. Decirlo es tan absurdo como decir que la bandera rojigualda española -creada en 1785- es “franquista” por el mero hecho de que la usó Franco, y tan absurdo como decir que el aspa de Borgoña -símbolo del Imperio español- es un emblema carlista, por el mero hecho de que los carlistas se apropiasen de él en 1935.

Otras canciones que usó el nazismo y se siguen interpretando hoy

De hecho, hay otras canciones que fueron usadas por el nazismo y que se siguen usando hoy en día en Alemania. Una de las más antiguas es Der gute Kamerad (El buen camarada), también conocida como Ich hatt’ einen Kameraden (Yo tenía un camarada) por su primer verso, un himno a los caídos en combate escrito en 1809, muy usado por el nazismo y que hoy se sigue entonando en las Fuerzas Armadas alemanas. Podéis escuchar bajo estas líneas una versión instrumental interpretada en fecha reciente en homenaje a los que participaron en el fracasado golpe contra Hitler el 20 de julio de 1944.

Más llamativo es el caso de la Panzerlied, el himno de las fuerzas acorazadas alemanas, creado en 1933 y que se hizo muy popular en la Segunda Guerra Mundial y también en la postguerra, incluso fuera de Alemania (la Legión Extranjera Francesa usó su música para una de sus más famosas canciones, Képi Blanc). Hoy se sigue usando en el Ejército alemán, con otra letra. Otro tanto pasa con canciones como Alte Kameraden (de 1889), Morgen marschieren wir (de finales del siglo XIX), la Badenweiler Marsch (una marcha bávara de 1915, cuyo título fue germanizado por los nazis), Wohlauf Kameraden aufs Pferd (un famoso himno de 1797) y otras.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    Pues claro que es nazi, hombre, ¡y los Reyes Católicos unos fascistas!

  2. JFM

    Desde el Mosa hasta el Niemen, desde el Adigio hasta el Belt engloba partes significativas de países vecinos y que ya cuando fue compuesto no eran alemanas. Hoy en dia englobaría toda Polonia.

  3. Sharovarov

    Ya en serio, y hablando sólo de la música, muy bonitos para mí los himnos de Alemania y de Rusia.

  4. JFM, la referencia al Niemen es porque ese río marcaba la frontera entre Prusia Oriental y Rusia. En 1841 aquel territorio no era propiamente de Alemania porque Alemania, como país, no existía, pero la población de Prusia Oriental hablaba alemán desde los tiempos de los caballeros teutónicos. Esa parte del país la perdió Alemania tras la Segunda Guerra Mundial (también perdió su franja oriental, que pasó a Polonia como compensación por la parte del país que invadieron los soviéticos), pero eso no significa que esa canción sea nazi.

    Sharovarov, los himnos alemán y ruso son bonitos, ciertamente, pero prefiero la Mazurca de Dabrowski, el himno nacional de Polonia. Es muy guerrero y no tiene reparos en ir pisando los callos a sus vecinos. :-) Puedes escucharlo aquí, con subtítulos en español:
    https://www.youtube.com/watch?v=91aQR1_nCpw

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]