Un auto judicial deja en evidencia el trato de favor a los cristianófobos

Para la Justicia es ‘menosprecio’ decir que los niños tienen pene, pero no asaltar una capilla

Hoy un juez de Madrid ha adoptado una insólita medida cautelar: ha retenido el famoso bus de HazteOir.org hasta que retire la expresión “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva.”

La Fiscalía dicta más dureza con el bus de HO que con Rita Maestre por asaltar una capilla
¿El Parlamento podría imponer que 2+2=5 y castigar a los que muestren su desacuerdo?

No ve delito de odio pero paraliza la campaña por si hay ‘menosprecio’

No se infiere racionalmente que se esté públicamente fomentando, promoviendo o incitando directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo por razón de la orientación o identidad sexual de sus componentes”, señala el auto judicial en relación a la campaña de HO. Pero aunque no ve delito de odio, el juez cree que sí podría haber un “menosprecio”, y por esa razón ha ordenado paralizar el desarrollo de esa campaña “en tanto en cuanto no retire de dicho autobús el mensaje expuesto”. Una decisión contra la que cabe recurso de apelación.

A la Justicia no le importó el menosprecio de Rita Maestre a los católicos

Hay que recordar que el pasado mes de diciembre este mismo sistema judicial absolvió de todo cargo a la concejala podemita Rita Maestre por participar en un asalto a una capilla en el que se coreó el lema “vamos a quemar la Conferencia Episcopal” (esto fue grabado en vídeo y fue reconocido como un hecho probado por la sentencia), además de otros insultos y faltas de respeto a los católicos. En aquella sentencia, la Audiencia Provincial de Madrid no consideró un ilícito penal el “simple hecho de incumplir determinadas normas sociales, por mucho que ello pueda herir sentimientos religiosos de quienes profesan determinada religión. Dicho sea de otra forma: lo que viene a decir esa sentencia es que si eres católico y te menosprecian, te humillan y te amenazan, entonces te tienes que aguantar. La Justicia nos trata como a ciudadanos de segunda categoría.

El auto prohíbe una obviedad que confirma la medicina

Sin embargo, ante una campaña que se limita a constatar una obviedad, la Justicia censura algo que cualquier médico sabe y afirma ante una ecografía o en un parto. Es puramente orwelliano, si nos atenemos a lo que el escritor británico escribió en su famosa novela “1984”: “Al final, el Partido anunciaría que dos y dos son cinco y habría que creerlo. Era inevitable que llegara algún día al dos y dos son cinco. La lógica de su posición lo exigía. Su filosofía negaba no sólo la validez de la experiencia, sino que existiera la realidad externa. La mayor de las herejías era el sentido común.

Estamos al borde de una situación puramente totalitaria

Si se confirma este auto judicial y la Justicia española apuesta por esa línea, estaríamos ante una situación puramente totalitaria: la mera afirmación de algo que puede comprobar cualquiera, empezando por los médicos, convertida en un delito. La verdad, prohibida en aras de una ideología, la ideología de género, que fue formulada en 1970 por Shulamith Firestone, una militante marxista, es decir, la partidaria de un totalitarismo atroz que ha sembrado el mundo de dictaduras. Lo más insultante es que esta colosal intolerancia a la verdad nos la imponen a todos en nombre de la tolerancia, una tolerancia según la cual hay que negar lo evidente para que no se incomode -ni remotamente- una ínfima minoría de la sociedad, aunque ello suponga suspender los derechos fundamentales de la amplia mayoría. Y eso mientras a los católicos se nos insulta, humilla y ataca con total impunidad, y mientras a quienes discrepamos del progresismo se nos injuria y se nos amenaza de muerte sin que la Justicia haga nada. Y luego aún se extrañarán que, ante atropellos como éstos, surjan políticos como Trump…

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    El autobús podría poner ahora: “Si dices que los niños tienen pene y las niñas vulva puedes tener problemas con la Justicia”.

  2. Russell

    Sharivarov, ¡muy bueno!

  3. pacococo

    Está claro que los católicos estorbamos. Si el autobús lo hubiera montado un grupo más o menos ateo, tal vez lo hubieran criticado, pero no lo hubieran paralizado ni el juez se hubiera lanzado a lo que sea que haya hecho.

    No tengo ni idea en qué acabará todo esto, pero seguramente no acabará bien.

  4. Luisa Carrasco

    Buena idea, la de Sharovarov.

    Respecto a lo que cuentas, Elentir, muy cierto y muy triste. Además, cuando Rita Maestre y sus acompañantes asaltaron la capilla, invadieron un espacio sagrado para nosotros, los católicos, increpando a los que estaban dentro con su actitud amenazante. Sin embargo, un autobús -por muy naranja que sea- en medio de todo Madrid no tiene por qué amenazar a nadie (a no ser que vaya armado hasta los dientes). El problema lo tienen los que, movidos por un odio atroz hacia los que discrepan de sus opiniones, le han dado una publicidad a HO digna de estudio en los años venideros en cualquier Escuela (o Facultad) de Publicidad que se precie de serlo.

    Si un juez que -¡menos mal!- no ve delito de odio en la actuación de HO, no tiene en cuenta eso y, para colmo, sigue reteniendo el autobús, ¿que clase de Justicia tenemos en este país que ni dando la razón al acusado le trata como es debido?

  5. jose ramon.

    Y nos reiamos de los cientificos sovieticos por los sapos que se tenian que tragar en nombre del dogma oficial, je … ¿Donde estan los Colegios Oficiales? ¿No tienen nada que decir al respecto? Nos estamos desgañitando con la verdad como si la verdad tuviera algun efecto politico. Toda Revolucion alumbra una reaccion antes de triunfar, de mayor o menor calado. Y lo siento, pero esto solo son los estertores finales de un cuerpo moribundo. Los que vienen detras son autenticos marcianos que ni siquiera entienden estas polemicas.

    ¿De verdad que esta resolucion judicial es un sorpresa? Despues de años de una legislacion basada en el “derecho penal del enemigo varon”, de centenares muertos ignorados, de iniquidades, de toneladas de mentiras, de vidas destruidas sin piedad, de organizaciones mafiosas al servicio del mal con respaldo publico. Esto del autobus es caza menor.

    Vamos directos a un campo de reeducacion, al tiempo. Estoy optimista.

  6. José Jacinto Verde Colinas

    Evidentemente, nos encaminamos a marchas agigantadas, y cada vez más, hacia la imposición de una forma de pensar totalmente contraria a la Ley de Dios, a la Ley Natural y al sentido común. España, al igual que otros países europeos y occidentales en general, está vomitando, cada vez más claramente, a Jesucristo, Palabra de Dios encarnada. Cada vez se manifiesta más claramente la influencia de los poderes anti-critianos (lobbies LGTBI, masones, etc.).

    Mucho me temo que tenemos que prepararnos para sufrir persecuciones en el futuro, si queremos ser coherentes con nuestra fe católica y con el sentido común. No caben medias tintas. Tal como dijo Jesucristo en el Evangelio, “El que no está conmigo está contra mí”. Estoy seguro de que, más tarde o más temprano, veremos gente encarcelada por defender las enseñanzas cristianas y católicas (obispos, sacerdotes, otros consagrados, laicos, etc.). Es decir, viviremos lo mismo que ya se vivió a principios de la década de los 30 del siglo pasado, y puede que persecuciones peores todavía. Incluso puede que alguno de nosotros también terminemos en la cárcel, si somos coherentes con nuestra fe.
    Preparémonos para la peor.

    En todo caso, aprovechando especialmente que estamos en Cuaresma, conviene recordar las “armas” que nos proporciona la Iglesia para ser consecuentes con la fe: oración, ayuno (o penitencia, en general) y limosna.

  7. Ramón Santillán

    Esto es el juguete del demonio para aniquilar la Humanidad en estos últimos tiempos.
    No es más que una siniestra Gastapo para que lo peor de la sociedad se encarame al poder sobre nuestros cadáveres. Excusas vomitivas para cercenar nuestras carreras, hundir nuestras vidas y, finalmente, quitárnoslas. Terrible, pero nada nuevo.Para estos canallas no hay mayor escándalo que la verdad.

  8. atraval

    Tenemos una justicia que se atreve a negar hasta los axiomas…Ponen “motes” rimbombantes y ya tienen lo que quieren unos pocos. Así hace Justicia hasta “Pichucas el del muelle”…¿Quién se puede fiar?

  9. sanabria

    La vulgaridad invade la sociedad.Es una manifestacion del complejo de inferioridad que tienen todos.Pero habra que pensar que solo con minutos de silencio y poniendo la otra mejilla se podra poner las cosas en su sitio

  10. Maite

    “Estamos al borde de una situación puramente totalitaria”
    Discrepo: Estamos ya en una situación puramente totalitaria, aunque deliberadamente solapada, ya que la mayoría de la gente no se entera y se deja colonizar mentalmente por los poderosos medios de comunicación y su psicología de masas extremadamente eficaz.
    Afortunadamente todavía nos queda internet:
    https://www.youtube.com/watch?v=q0yVl54yPVc
    Al poder no le interesa que la gente se dé cuenta de que, de la Democracia, o queda más que el cascarón. El huevo se ha vaciado.

  11. Parvez

    El tema del autobus es algo interesantísimo, al menos socialmente. Se está produciendo un efecto muy interesante, gracias a la actitud de los intransigentes de la ultraizquierda con la complicidad de algun juez, que podriamos considerar le está dando la victoria a Hazte Oir. Y es que algo que podria haber pasado casi inadvertido se está conviertiendo en motivo de tertulia y reflexión acerca de la dictadura del LGTBI …VBZ y de lo “políticamente correcto”.
    El resultado puede ser que cada vez “traguemos” menos y tengamos mas capacidad de reacción ante los impositores (la nueva inquisición).

  12. Luna

    De la sentencia del juez:

    “No se infiere racionalmente que se esté públicamente fomentando, promoviendo o incitando directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo por razón de la orientación o identidad sexual de sus componentes”, señala el auto judicial en relación a la campaña de HO. Pero aunque no ve delito de odio, el juez cree que sí podría haber un “menosprecio” [hacia ciertos colectivos, sobre todo, el imaginario de niños que pretenden transexualizarse].

    Si se aplica esta misma sentencia al conocido lema-buque insignia del feminismo “nosotras parimos, nosotras decidimos” debiera prohibirse para siempre porque es de lo más “tránsfobo” que se pueda imaginar.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.