Lo que nunca cuenta el líder de Podemos cuando habla sobre los homosexuales

La Iglesia reclama ‘respeto’ para los gais: los colegas iraníes de Pablo Iglesias los ahorcan

Ayer Pablo Iglesias se entrometió en los asuntos internos de la Iglesia Católica, pidiendo que haya obispos de la línea que a él le gusta: “¡Más Franciscos y menos Cañizares!”, dijo.

Pablo Iglesias, en el ‘orgullo gay’ y en la tele de la República Islámica de Irán el mismo día
Homosexuales reprimidos, Monedero, son los que cuelgan en grúas tus socios de Irán

Lo que opina Francisco sobre aborto, ideología de género y matrimonio gay

Para intentar disfrazar con un sello pontificio su entrometimiento en asuntos que no le competen, el líder del partido de ultraizquierda afirmó: “lo dice alguien que simpatiza enormemente con el Papa Francisco”. Y subrayó: “A mí el Papa Francisco me gusta”. Esto lo dijo después de apostar por el aborto, el matrimonio gay y la ideología de género. No cabe duda de que Pablo Iglesias o está muy mal informado o es un mentiroso, pues el Papa Francisco ha rechazado abiertamente todo eso que él apoya. Sirvan como ejemplo algunas citas del Pontífice:

Ideología de género: Hoy a los niños –¡a los niños!–, en la escuela se les enseña esto: que el sexo cada uno lo puede elegir. ¿Y por qué enseñan esto? Porque los libros son de las personas e instituciones que te dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Esto es terrible (Papa Francisco, agosto de 2016).

Aborto: “Entre esos débiles, que la Iglesia quiere cuidar con predilección, están también los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes hoy se les quiere negar su dignidad humana en orden a hacer con ellos lo que se quiera, quitándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo. Frecuentemente, para ridiculizar alegremente la defensa que la Iglesia hace de sus vidas, se procura presentar su postura como algo ideológico, oscurantista y conservador. Sin embargo, esta defensa de la vida por nacer está íntimamente ligada a la defensa de cualquier derecho humano. Supone la convicción de que un ser humano es siempre sagrado e inviolable, en cualquier situación y en cada etapa de su desarrollo.” (Papa Francisco, Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium).

Matrimonio entre personas del mismo sexo: “En el curso del debate sobre la dignidad y la misión de la familia, los Padres sinodales han hecho notar que los proyectos de equiparación de las uniones entre personas homosexuales con el matrimonio, «no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia […] Es inaceptable que las iglesias locales sufran presiones en esta materia y que los organismos internacionales condicionen la ayuda financiera a los países pobres a la introducción de leyes que instituyan el “matrimonio” entre personas del mismo sexo»[278].” (Papa Francisco, Exhortación apostólica postsinodal “Amoris Laetitia”).

Pablo Iglesias proyecta su personal obsesión por cortar cabezas

Lo más irónico del entrometimiento de hoy de Pablo Iglesias en los asuntos de la Iglesia es que el dirigente podemita ha afirmado: “La jerarquía eclesiástica en España quiere cortar la cabeza a los hombres del Papa”. La afición de este señor por los exabruptos y las exageraciones ya es de sobra conocida, pero hay que recordar que ningún obispo español ha pedido ni sugerido cortar la cabeza de nadie. Por el contrario, el que sí elogió la guillotina como la “madre de la democracia” fue Pablo Iglesias, sugiriendo usarla contra los capitalistas, en un editorial publicado en enero de 2013 en su programa “Fort Apache”, programa que el dirigente ultraizquierdista presenta en HispanTV, canal propiedad de una dictadura iraní que ahorca a los homosexuales en grúas.

Lo que de verdad dice la Iglesia Católica sobre los homosexuales

Dicho sea de paso, ayer Pablemos volvió a insistir en la mentira de que la Iglesia envía “al infierno a los gays”, lo cual es mentira. La Iglesia no condena a nadie por su orientación sexual. Son los actos de cada uno, y no la orientación, los que determinan si cae en el pecado o no. Y a diferencia de los amigos iraníes de Pablo Iglesias, que los cuelgan en grúas, la Iglesia pide respeto para las personas de orientación sexual. Y me remito al Catecismo:

Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.”

Hay que decir este texto no es obra del Papa Francisco, sino que se aprobó durante el pontificado de San Juan Pablo II, y de su proyecto de redacción se encargó una comisión episcopal encabezada por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, que más tarde sería Papa como Benedicto XVI. Por supuesto, esto no significa que la Iglesia apruebe el matrimonio entre personas del mismo sexo o las relaciones homosexuales. Pero no aprobar una conducta no significa odiar a la persona. La Iglesia tampoco aprueba la poligamia y eso no significa que odie a los polígamos.

¿Qué le parecería a Pablemos que un obispo opine sobre sus purgas?

Dicho esto, me pregunto qué dirían en Podemos si un obispo se entrometiese en los asuntos internos de su partido, apoyando a Errejón o denunciando las purgas de errejonistas llevadas a cabo por Pablo Iglesias y los suyos tras el congreso de Vistalegre II. Parece que el laicismo podemita no admite que los obispos e incluso los laicos católicos ejerzamos nuestra libertad de expresión opinando sobre los asuntos que nos afectan en la vida pública, pero a la vez el dirigente del partido morado se mete en los asuntos eclesiales desde la ignorancia y la mala fe, como un elefante en una cacharrería. También me pregunto cómo reaccionaría Pablo Iglesias si un obispo denunciase su condición de presentador en un canal propiedad del Servicio de Radiodifusión de la República Islámica de Irán, un canal cuyas emisiones por TDT fueron prohibidas en España porque dicha emisión “supone la colaboración con personas implicadas en la ejecución de violaciones graves de los derechos humanos, lo que constituye una infracción muy grave”. Hay que recordar que Pablo Iglesias nunca ha dicho nada sobre esos ahorcamientos (tal vez por aquel viejo dicho de no morder la mano que te da de comer). De hecho, en marzo de 2013, sólo un año antes de fundar Podemos, Pablo Iglesias reconoció que se estaba dejando utilizar por Irán para desestabilizar España: “A los alemanes les interesaba poner un tren a Lenin para que desestablizara Rusia. A los iranís les interesa que se difunda en América Latina y en España un discurso de izquierdas porque afecta a sus adversarios. ¿Y aún te atreves a hablar sobre respeto a los homosexuales, Pablito?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Creo que los podemitas han asumido una idea: salir en los medios todos los días, a ser posible en portada.

    Y para eso tienen que lanzar algo cada día. Pero como su inteligencia es como las fincas de Extremadura, manifiestamente mejorable, dicen las tonterías que dicen y como los plumiféros son unos pesebreros y en su mayoría más tontos e incultos que ellos, nadie les dice que además de incultos son tontos de remate.

    Los mensajes van dirigidos a otros más tonto e incultos que ellos, porque hay que ser tonto para simpatizar con podemos.

    Lo demás viene rodado, la Iglesia es un tema recurrente para los marxistas y al parecer les gusta criticar a los curas y oír como critican a los curas. Lo que menos importa es que lo que dicen no es que sea falso es que ni siquiera se parece a la realidad. Porque cuando de dicen mentiras, al menos que tengan visos de realidad.

    Pero como digo, su inteligencia no da para más. Es una desgracia para ellos y lo malo es que lo es también para nosotros.

  2. Luna

    Pacoco, dices:

    “y como los plumiféros son unos pesebreros y en su mayoría más tontos e incultos que ellos, nadie les dice que además de incultos son tontos de remate.”

    No. La homosexualidad no guarda relación con la inteligencia ( Tampoco siempre con la pluma, vulgo mariquiteo). Los homosexuales pueden destacar más por estar acallados por grupos organizados que suplantan su portavocía que por su opinión o actitud propia, quiero decir que hay unos cuantos subvencionados de la vida que están dando la imagen de lo que es un homo, haciéndola equivaler a un rojo. Pero basta pensar en la definición (persona que siente atracción sexual hacia las de su mismo género) para darse cuenta de que esto no es así, como los futbolistas (personas que juegan al fútbol) no son obligatoriamente los más machos y viriles que imaginarse pueda, ni de izquierdas, ni de derechas, ni bebedores de ron. Pido desde aquí un reconocimiento hacia los homosexuales que no están en estos fregaos, que nos acerque al respeto como personas que se refleja en el Catecismo de la Doctrina Católica, así como una actitud en respuesta por su parte, para que no les roben su identidad; que se respeten también a sí mismos.

  3. Jandro

    Pablo Iglesias nunca ha dicho nada sobre esos ahorcamientos, pero no porque le parezcan mal o bien. Me temo que, simplemente, le dan igual, lo mismo que le dan igual los homosexuales de aquí. Los utiliza o se olvida de ellos en función de lo que le convenga para medrar. En una entrada de hace algún tiempo te preguntabas sobre si era un psicópata, y yo lo vengo pensando desde hace mucho.

  4. atraval

    ¿Merecen algún respeto, ya, estos institucionalizados LGTB, alegremente autodenominados GAYS? ¡Yo digo que no! Si han perdido EL RESPETO a la Sociedad que les soporta ¿Qué respeto pueden exigir? ¡¡NINGUNO!!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.