El comunismo es una ideología que siempre da lugar a regímenes corruptos

Jorge Bustos opina como la mayoría: mejor un gobernante corrupto que uno totalitario

Hoy la ultraizquierda está linchando en Twitter al periodista Jorge Bustos por haber dicho en un programa de La Sexta que él prefiere a un corrupto que a un comunista. Y tiene razón.

Izquierda Unida amenaza con ‘enviar al Gulag’ a un periodista por su rechazo al comunismo
Los socios de Podemos ‘borran’ del mapa de Galicia los casos de corrupción de sus aliados

Bustos ha citado como ejemplos a Cuba, Camboya, China o la URSS. Podría añadir lo que ocurre en Corea del Norte o lo que hizo el comunismo en Alemania Oriental, convirtiendo todo un país en una enorme cárcel, asesinando a los que intentaban huir. Pero es que además la elección es todavía más clara si tenemos en cuenta que un régimen totalitario es un régimen esencialmente corrupto, puesto que la corrupción no es el mero hecho de enriquecerse con un cargo político o de beneficiar a los amiguetes: corrupción es también abusar del poder, y el abuso del poder es lo que se ha dado y se sigue dando en todos los regímenes comunistas, sin excepción. Unos regímenes en los que se ha violado y se siguen violando a diario los derechos humanos más elementales, desde la propiedad privada a la libertad de expresión, pasando por la libertad religiosa, la libertad de pensamiento e incluso el derecho a la integridad física y a la vida. El comunismo no es nunca una alternativa a la corrupción porque el comunismo es corrupción.

Es normal que los podemitas se pongan furiosos ante la mera afirmación de una evidencia, pero no por ello tiene menos razón el linchado. De hecho, el propio Podemos es una prueba de que Bustos tiene razón. El régimen chavista al que asesoraron dirigentes de Podemos es el campeón hispanoamericano de la corrupción política, una lista en la que ya ni siquiera aparece Cuba porque sus ciudadanos no pueden expresar libremente lo que opinan de sus dirigentes. Recordemos que Podemos se ha negado varias veces a condenar las violaciones de derechos humanos en Venezuela, y ésa es una forma de apoyar la peor de las corrupciones políticas, la de los gobernantes que se creen con derecho a pisotear a sus ciudadanos para aferrarse a la poltrona.

De hecho, la gran ventaja que tienen los corruptos del PP, a día de hoy, es que Podemos sea el “coco” al que pueden recurrir para meterles miedo a sus votantes. Si Podemos fuese un partido realmente democrático, el PP estaría en un serio apuro. Pero no lo es. La cúpula de Podemos está formada por nostálgicos de una ideología totalitaria que ha sembrado el mundo de cadáveres. Es lógico que, puestos a elegir, muchos españoles prefieran a unos corruptos que a unos comunistas. Ea cuestión de mera supervivencia. En este sentido, el radicalismo ideológico y la violencia de Podemos son un motivo de tranquilidad para el PP. Cuando más miedo provoque Podemos entre una parte importante de los españoles, menos se plantearán éstos votar a otro partido que no sea el PP. De hecho, no es casualidad que un magnate mediático afín al PP beneficiase a Podemos, impidiendo emerger a otras opciones como Vox. Al PP le interesa tener como rival a comunistas como Podemos antes que a unos demócratas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Tú mismo lo dices, la comparación es falsa, dado que el comunismo es la corrupción absoluta. Por tanto se compara entre dos corrupciones.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]