Tacha de expulsiones el descenso de jóvenes matriculados en la universidad

Así es como Podemos manipula en Twitter las estadísticas del Ministerio de Educación

“Con el PP, ya han sido expulsadas 127.000 estudiantes de la universidad”. Esto es lo que publicaba Podemos esta mañana en su cuenta oficial de Twitter, sin indicar de dónde saca esa cifra.

Pablo Iglesias, de colegueo con los ultras que reventaron una conferencia en la UAM
Contrapoder: así es la mordaza podemita en la Universidad Complutense de Madrid

Podemos habla de expulsados y se remite al diario de Ignacio Escolar

Un tuiteo preguntó al partido morado de dónde salía esa cifra. La respuesta de Podemos fue: “Los datos son del Ministerio de Educación”. Sin embargo, el partido de Pablo Iglesias no enlazó ningún documento del Ministerio de Educación, sino que se remitió a una noticia publicada por el diario digital de Ignacio Escolar:

La fuente de Podemos habla de descenso de matriculados y no de expulsados

Sin embargo, éste es el titular de la citada noticia: “La universidad pública ha perdido 127.000 estudiantes desde que gobierna Rajoy”. La noticia no habla de estudiantes expulsados, como afirma Podemos en su Twitter. Se trata de un descenso en el número de matriculaciones, y no de expulsiones. En la propia noticia del digital señalan lo siguiente:

Los motivos del descenso

Son varios los factores que pueden explicar el descenso, entre ellos, dos a los que en los últimos años ha apuntado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte: la bajada de la población “en edad de estudiar” y el cambio en la duración de los estudios universitarios (el paso de las licenciaturas y diplomaturas, de cinco y tres años, a los grados, de cuatro).

Lo que dicen las estadísticas del Ministerio de Educación

Curiosamente, entre las tablas estadísticas que mostraba en dicha noticia, el digital de Escolar se olvidó de incluir un gráfico muy significativo que figura en la página 5 del documento “Datos y cifras del sistema universitario español. Curso 2015-2016″ (ver PDF), publicado por el Ministerio de Educación. El gráfico se titula “Evolución de la población de 18 a 24 años, de los matriculados en Grado, 1er y 2º ciclo y Máster y de la tasa neta de escolarización en educación universitaria”. Por su interés lo pongo aquí (pulsa la imagen para verla ampliada):

Como se observa en el gráfico, en el curso 2011-2012 (cuando el PP llegó al poder) había en España 3.422.676 jóvenes de 18 a 24 años. Debido al descenso de la natalidad, esa cifra se redujo a 3.147.161 jóvenes en el curso 2015-2016. Es decir, que desde que llegó el PP al gobierno, hay 275.515 jóvenes menos de entre 18 y 24 años, más del doble de la cifra de supuestos “expulsados” que cita Podemos. Eso ya nos indica claramente cuál es el origen de ese descenso.

El porcentaje de universitarios no ha parado de crecer

Fijémonos en otro detalle del gráfico. Al llegar el PP al poder había 1.572.617 jóvenes de 18 a 24 años matriculados en títulos universitarios de Grado, 1er y 2º ciclo y Máster. En el curso 2015-2016 esa cifra se redujo a 1.473.994. Es decir, que el número de universitarios ha descendido en 98.623, que es algo más de la tercera parte del descenso del número de jóvenes de 18 a 24 años. Pero las cifras absolutas no dan una idea clara de si este descenso significa que en España está siendo más difícil acceder a la universidad. Esto lo indica la tasa neta de escolarización en educación universitaria. En ese epígrafe (la línea naranja del gráfico) vemos que en el curso 2011-2012 había un 28,1% de universtarios; en el curso 2015-2016 esa cifra se elevó al 31,5%. A pesar del descenso de número de jóvenes, el porcentaje de ellos que se matriculan en la universidad no ha cesado de crecer.

Podemos quiere que los contribuyentes paguemos todas las matrículas

Así pues, Podemos está mintiendo al decir que 127.000 jóvenes han sido “expulsados” de la universidad. Pero lo peor es que sobre esa mentira, el partido de Pablo Iglesias pasa a construir un discurso puramente demagógico, en el que reclama sin más la gratuidad de las matrículas universitarias. Por supuesto, siempre que se habla de gratuidad de algo, siempre hay alguien que acaba pagando esa cosa “gratis”. Lo que pretende Podemos es que los contribuyentes paguemos íntegramente las matrículas de todos los que quieran ir a la universidad. En la actualidad, los españoles ya soportamos uno de los mayores esfuerzos fiscales de Europa, pero el partido de Pablo Iglesias quiere incrementar todavía más el peso de esa losa.

Comprando votos con el dinero de nuestros impuestos

Además de las fiscales, se pueden poner muchas objeciones a la idea de Podemos, pero creo que la más básica de todas llega para echarla por tierra: ¿a cuento de qué todos los españoles tenemos que pagarle a alguien unos estudios con los que va a obtener una ventaja profesional sobre otros que no han cursado una carrera universitaria? ¿Por qué un panadero, un cocinero o un electricista tienen que correr con los gastos de la formación de un ingeniero o un médico? ¿Podemos va a pedir a esos titulados, acaso, que devuelvan a los contribuyentes el dinero que costaron sus estudios una vez su capacitación profesional les permita obtener ingresos? En ningún tuiteo de Podemos se indica nada así. Y es que al partido de Pablo Iglesias la responsabilidad en material fiscal le importa un pimiento. Quieren obtener votos fáciles prometiendo regalos con el dinero de nuestros impuestos: una de las peores costumbres de eso que llaman “casta”.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Ya ni merece la pena enfadarse por tanta mentira. Los comunistas y los marxistas en general siempre han mentido, es consustancial con ellos.

    el problema es los millones que los creen y les votan.

  2. Elentir. No quiero poner la mano en el fuego pero desde la democracia la educación ha sido un ‘juguete’ para el gobierno de turno. Cada uno con una idea nueva. Lo que veo en estos momentos es la necesidad de una reforma profunda enfocada en las necesidades del país como estado. No se puede seguir con ‘cafe para todos’ y hay que eliminar la idea del ‘titulitis’ que es muy latino. El tema es muy complejo porque entra en juego lo de las autonomías que por desgracia tiene podestad total para implemtar sus propios programas. Aqui en Galicia, aparte de la lucha entre los dos idiomas da la impresión de que las universidad ‘compiten’ a ver quien tiene mas. Es como los aeropuertos. El tema es muy complejo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]