Penoso espectáculo de la alcaldesa en un tema que afecta a la seguridad

Las hemerotecas le juegan una mala pasada a Colau por sus excusas para no poner bolardos

La alcaldesa de Barcelona está viviendo uno de sus peores momentos a propósito de la ausencia de bolardos en las Ramblas de Barcelona, una medida que había pedido la Policía Nacional.

La cúpula de los Mossos rechazó una petición de la Policía Nacional para instalar bolardos
Hispanofobia: el odio a España fomentó y facilitó el trabajo al islamismo en Cataluña

Colau y su teniente de alcalde se contradicen al ofrecer excusas

Este viernes, el teniente de alcalde de Barcelona Gerardo Pisarello culpaba a la Generalidad de la ausencia de bolardos en las Ramblas, asegurando que “las medidas antiterroristas las determinan los responsables de Interior”, en referencia a la Consejería de Interior del Gobierno catalán. Pisarello declaró, además, que “jamás el Ayuntamiento se ha negado a poner bolardos” y aseguró que “siempre que se le ha requerido lo ha hecho”. Sin embargo, las explicaciones del teniente de alcalde quedaban por los suelos cuando este sábado Ada Colau ha decidido cambiar de argumento, asegurando que “es imposible llenar la ciudad de barreras”.

La Policía pidió proteger “lugares de alta concurrencia de personas”

La excusa de la alcaldesa es cínica y falsa, pues nadie le ha pedido que llene la ciudad de barreras. Lo que pidió en diciembre la Dirección General de Policía fue poner esas barreras en “lugares de alta concurrencia de personas”. Las Ramblas son, precisamente, uno de esos lugares en la Ciudad Condal. Y precisamente la CIA había advertido a la Policía catalana hace dos meses que las Ramblas eran un posible objetivo del terrorismo islamista. A pesar de eso, no se hizo nada para poner obstáculos a un posible atentado cometido mediante vehículos. Y para colmo, la negativa de la Policía catalana se hizo pública: es todo lo que necesitaban los terroristas para saber que podían atentar allí sin encontrar ninguna barrera física que se lo impidiese.

Sí que se pusieron bolardos en el MWC a pesar de no haber amenazas

El caso es que el pasado mes de febrero los Mozos de Escuadra y la Guardia Urbana barcelonesa sí colocaron bolardos y barreras de hormigón para proteger el Mobile World Congress (MWC), a pesar de no haber amenazas contra este evento, como señaló entonces El Periódico de Cataluña. ¿Por qué se instalaron esas barreras en un evento que no estaba amenazado, y no se instalaron en las Ramblas, que sí eran un posible objetivo terrorista? Hasta el momento, ni el Gobierno catalán ni el Ayuntamiento dirigido por Colau han conseguido dar una explicación convincente al respecto.

¿No puede instalar barreras pero sí peatonalizar buena parte de Barcelona?

Las excusas de Colau diciendo que no puede poner barreras por toda la ciudad contrastan con su afán por peatonalizar importantes vías de circulación de Barcelona. “Los ayuntamientos del cambio se unen para peatonalizar calles principales de ciudades como Madrid o Barcelona”, titulaba La Sexta en diciembre de 2016. La noticia señalaba que el Ayuntamiento de Barcelona “quiere hacer peatonal la calle Girona, en el distrito de l’Eixample”, y que una de las promesas de Colau era “reducir el tráfico rodado en un 21% y apostar por dar prioridad al peatón”. Efectivamente, en su página 48 el programa electoral de Barcelona en Comú (ver PDF), la marca con la que se presentó Colau a las elecciones, afirmaba que “la ciudad está diseñada en función de la lógica del coche, que sólo representa una quinta parte de los desplazamientos que se producen en ella. Esta minoría ocupa el 60% de las calles, las calzadas, y dispone de una red de semáforos que prioriza su movilidad, en lugar de la del transporte público, los peatones o las bicicletas”. El partido de Colau se proponía “revertir esta situación”, entre otras medidas, con “una red verde de calles peatonales”, e incluso creando tramos con velocidad limitada 20 o incluso a 10 kilómetros por hora.

Ante esto surge algunas pregunta lógica: ¿Colau pretendía impedir el tráfico de coches en buena parte de Barcelona pero no vio factible poner bolardos en un objetivo terrorista como las Ramblas? ¿La Colau que hoy dice que no puede poner barreras en todas partes es la que antes de las elecciones prometía “reducir el tráfico rodado en un 21%”? ¿Y cómo pretendía Colau impedir el tráfico en esas calles sin poner barreras físicas a los coches?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.700

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. atraval

    ¡Que se asuman responsabilidades políticas y policiales! Si no es por las buenas que sea por las malas. Ya estamos hartos de “inútiles” cobrándose nuestros dineros por no saber hacer nada, y que eso no tenga consecuencias.

  2. Manuel del Castillo

    Colar es quizás la persona más destructiva que he conocido

  3. Blanca

    ¿Qué sabe la Colau de terrorismo ni de nada? Si es una indigente intelectual, si el cargo le viene muy grande. Los que la han puesto allí tienen la culpa.

  4. Schwan

    ¿Os imagináis que estarían diciendo la Secta y la Cuatro y, realmente, todas las cadenas de TV de este país si el atentado hubiera sido en Madrid con Botella de alcaldesa y se hubiera sabido que fue decisión suya no poner bolados que lo impidiera? ¿Os lo imagináis?

    Pues estos son los medios de comunicación que dicen que nos “informan”.

  5. Luis Carlos

    A Ana Botella como acaldesa de Madrid la pusieron verde por mucho menos con lo de la tragedia del Madrid Arena.

  6. María Isabel

    La tragedia tan espantosa de la Rambla en Barcelona, me ha enseñado dos cosas:
    La palabra Bolardo
    El nombre de la alcaldesa de Barcelona
    No había realizado que los Catalanes odiaran tanto a los Españoles. Entiendo que La Rambla no se protegió porque la orden venía de Madrid, y los catalanes no se sienten que tienen que obedecerle a los Españoles.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]