El odio a España lleva al separatismo catalán a juntarse con el etarra Otegi

Con la Guardia Civil y contra los que se apoyan en un cómplice de asesinos de guardias civiles

Ayer los separatistas de la CUP montaron un acto de acoso a la Guardia Civil cuando sus agentes cumplían una orden judicial en relación al referéndum separatista prohibido por el Constitucional.

Barcelona: catalanes hacen fracasar un acto de acoso separatista contra la Guardia Civil
La desternillante respuesta de unos guardias civiles al desafío de los golpistas de la CUP

Puigdemont jalea el acoso a la Guardia Civil

El acoso a la Guardia Civil fue ayer jaleado por el propio Puigdemont, en otra declaración más enmarcable en su continuado empeño por incendiar la convivencia en Cataluña. El presidente catalán parece estar pidiendo a gritos ser imputado por un delito de sedición, pues ese es el tipo penal de quien trata de impedir la aplicación de la legalidad vigente en una parte de España. En democracia no puede quedar impune un político que se jacta de saltarse la ley, una ley que nos obliga a todos. Tener más o menos votos no autoriza a nadie a violar las normas de convivencia.


El etarra Arnaldo Otegi, anoche en el programa FAQS de TV3

TV3 invita al etarra Otegi en vísperas de la Diada

Significativamente, ayer TV3, el canal televisivo del gobierno catalán, invitó al etarra Arnaldo Otegi, que ha viajado a Cataluña para apoyar el referéndum separatista en vísperas de la Diada, en Día de Cataluña. Otegi es un individuo que ha estado en prisión condenado por secuestro y por ser miembro de una banda terrorista que ha asesinado a 853 españoles y herido y mutilado a 6.389, entre ellos 20 niños asesinados y 60 niños heridos y mutilados. Presumiendo de un hincha de esa calaña, el separatismo catalán demuestra hasta qué grado de vileza llega su hispanofobia. Es tal su odio a España que se sienten a gusto con un tipo cuya banda criminal destrozó las vidas de miles de españoles. ¿Cómo se atreven a hablar de democracia de la mano de un individuo así?


Un guardia civil con una niña en brazos tras el atentado de ETA contra la Casa Cuartel de Zaragoza. Fueron asesinados 3 guardias civiles, las esposas de dos agentes y 6 niños.

La banda terrorista de Otegi asesinó a 230 guardias civiles

Es también muy significativo que quienes ahora llaman a acosar a la Guardia Civil se apoyen en un tipo cuya banda se volcó en asesinar a agentes de la ley. ETA asesinó a 506 miembros de las fuerzas de seguridad, entre ellos 230 guardias civiles. La Guardia Civil fue el blanco de 352 atentados de ETA. Y precisamente los últimos españoles asesinados por ETA fueron dos guardias civiles, Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá, el 30 de julio de 2009 en Calviá (Mallorca), con una bomba lapa. Como español y como demócrata tengo muy claro de qué lado estar: del lado de quienes velan por nuestra seguridad y por el respeto a la ley, es decir, del lado de la Guardia Civil a la que están acosando los separatistas, y también del lado de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía y, por supuesto, de los Mozos de Escuadra y de los policías locales que estas próximas semanas se mantengan fieles a su deber de cumplir y hacer cumplir la ley. Los golpistas ya han elegido su bando: ir de la mano del cómplice de unos asesinos de guardias civiles. Unos terroristas cuya idea de la “democracia” era asesinar a cargos electos como Miguel Ángel Blanco, Gregorio Ordóñez, Isaías Carrasco, Alberto-Jiménez Becerril, Tomás Caballero y Manuel Zamarreño, entre otros. Hay que ser muy sinvergüenza para gritar “democracia” junto a un miserable como ése.

¡Viva la Guardia Civil!

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.700

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Pues que quieres que te diga, Dios los cría y ellos se juntan. No sé cual de los dos es más miserable. De modo que se juntan.

    Es cierto que buscan muertos como sea, así de canallas son. Pero que mueran del “pueblo”, que la casta debe quedar a salvo. Que el gobierno les facilite unos cuantos mártires del prusés, para darle el suficiente pedigrí.

    Claro que el presidente catalán quisiera que fuera una pareja de la Guardia Civil a detenerlo, sería un buen mártir. Pero ya debían haberlo detenido los mozos, que son la policía judicial en Cataluña y también a la presidenta del parlamento, por firmar la ley sediciosa.

    Un bandido como ese no merece distinciones, se le detiene como lo que es (presuntamente), un vulgar chorizo. Y si no, ya veréis como no hay referéndum, porque el gobierno le habrá soltado unos cuantos millones.

  2. Blanca

    Puigdemont ( y otros cuantos) tienen sobradamente ganados unos años a la sombra. Pero da la impresión de que está convencido de que no va a ser así.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]