La oposición denuncia un "totalitarismo en estado puro" en Cataluña

Dos hoteles catalanes echan a la Policía alegando un chantaje de políticos del PSC

“Se tienen que ir, no hay motivo para que estén aquí porque no está pasando nada”. Así justificaba anoche Carme Aragonés la expulsión de policías nacionales de dos hoteles de Pineda de Mar.

‘¡Esta es nuestra Policía!’ Miles de personas apoyan a la Policía Nacional en Barcelona
Policía Nacional y Guardia Civil son ahora una delgada línea entre la democracia y la tiranía

La teniente de alcalde dice que sólo fue “una solicitud”

Esa localidad barcelonesa está gobernada por el PSC, la federación catalana del PSOE. Ayer Carme Aragonés, que es teniente de alcalde de Pineda y que pertenece a ese partido, dijo que simplemente se limitó a “negociar” con los hoteles en los que se alojaban los policías, y negó que el ayuntamiento hubiese amenazado a los hosteleros: “Ha sido una solicitud”, declaró.

Cuando Carme Aragonés hizo esas declaraciones eran las 0:47 horas. Casi tres cuartos de hora antes Europa Press difundía una versión menos amable de los hechos:

Después, en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, Aragonès ha explicado: “Toda la tarde estamos negociando. Hemos venido aquí a última hora a decir que exigíamos que mañana se fueran“.

Así pues, la “solicitud” resultó ser exigencia que hizo la teniente de alcalde en persona tras acercarse al propio hotel tras lo que, por lo visto, fue una negociación que no salió a su gusto.

La carta del generente de los hoteles habla de una ‘amenaza’ del ayuntamiento

Lo que la teniente de alcalde tal vez no esperaba es que a las 23:22 horas un agente de la Policía Nacional publicó en ForoPolicia.es un documento revelador: la carta del gerente de los hoteles Checkin Mont-Palau y Checkin Pineda explicando los verdaderos motivos de la expulsión. Por su interés reproduzco el documento tal cual ha sido publicado en ese foro:

El texto de la carta, fechada en Pineda del Mar en el día de ayer, afirma lo siguiente (pongo en negrita y subrayado lo más importante):

Debido a una reunión que hemos tenido con responsables del ayuntamiento de Pineda de Mar nos vemos obligados, bajo amenaza de cerranos los hoteles durante 5 años, a desalojar el contigente de Policías Nacionales de los dos hoteles, Checkin Mont-Palay y Checkin Pineda mañana día 3/10/2017 antes de las 16.00h.

Firma la carta Juan Martín del Hoyo, como gerente de ambos hoteles. Lo que esta carta refleja es un chantaje en toda regla y espero que la Justicia lo investigue. Pero al margen de la vía judicial, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, tendrá que explicar qué hace un ayuntamiento en manos de su partido colaborando en esta estrategia de acoso a los agentes de la ley.

Usan camiones de bomberos públicos para montar un acoso separatista

En el acto de acoso de ayer en uno de los hoteles de Pineda en los que se hayaban los policías nacionales, cientos de separatistas participaron en el cerco:

Un asedio al que se unieron los bomberos de Pineda, dependientes de la Generalidad (¿para esto usan medios públicos destinados a la lucha contra los incendios?):

Los agentes recibieron a sus compañeros entre vivas a España y a la Policía Nacional

En ese mismo hotel se vivía anoche una escena que refleja que, a pesar del acoso separatista, los policías nacionales se mantienen de buen ánimo. Así recibían ayer a unos compañeros a su llegada al hotel tras horas y horas de tensión, entre vivas a España y a la Policía Nacional:

Un hotel de Calella también denuncia amenazas para echar a guardias civiles

Se da la circunstancia de que ayer el Hotel Vila de Calella, en la localidad barcelonesa de Calella, echó a los guardias civiles alojados en él después ser amenazado por la alcaldesa nacionalista del PDCAT con paralizar el expediente para una licencia de reforma total del establecimiento, unas amenazas que la alcaldesa ha negado. El mismo hotel ha recibido llamadas amenazantes de separatistas diciendo que “le van a quemar el hotel”, “amenazando de muerte a sus padres” y “recordándole que tiene niños pequeños”, según han señalado fuentes de la Guardia Civil al diario El Independiente. “Han tenido que cerrar con maderas y persianas todas las ventanas, como cuando viene un huracán”, han señalado las mismas fuentes. Xavier García Albiol, presidente del PP de Cataluña, ha calificado lo ocurrido en Calella de “totalitarismo en estado puro”.

Desde aquí manifiesto todo mi apoyo a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, en especial a los agentes que están sufriendo el acoso de los fanáticos separatistas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Me da la impresión que eso de amenazar al hotel con cierre es un chantaje, tipificado en el C.P. Pero aquí nadie usa la ley. Por cierto que se ve que el alcalde ha visto la metedura de pata y solicita que los policías se vayan cuanto antes.

    He visto unas imágenes del asedio a jefatura superior de Barcelona, se ve que han llevado a todos los separatistas, porque al parecer, en las demás comisarías había tranquilidad. Está claro que buscan muertos. No me parece muy sensato acosar a gentes que tienen armas y saben usarlas.

    Y el manso en su mansedumbre. En lugar de tomar la iniciativa, se deja arrastrar por Cocomocho.

    Dado que los mozos tienen entrenamiento militar, adquirido en Israel, lo que quiero es que los policías y guardias civiles vuelvan enteros, que no se merecen tener unos mandos como estos.

  2. Luna

    Mucho habría que conocer a los mandos que están llevando los operativos y cómo son éstos para juzgarlos. Pero veo en los actos el más absoluto espíritu de entrega, el sacrificio y la abnegación más honrosos. Están decidiendo en cada momento actuaciones que evitan los 800 heridos que la Generalidad pretende, a costa de soportar lo indecible.

    Sí. sería posible enviar a 4000 policías con todos sus vehículos y tomar la Vía Layetana o el pueblo de Pineda al asalto, no podría fallar desde el punto de vista táctico. Pero supondría una cantidad de heridos de proporciones colosales. No nos equivoquemos: Un buen policía actúa por todos, no sólo por él. Y esto es precisamente lo que vuelve brillante esta resistencia.

    Aquí está fallando el aspecto jurídico, al menos en velocidad de actuación. No puede ser que la jurisprudencia sentada para homosexuales a los que no se ha podido echar de establecimientos en consideración a su persona no se aplique a policías en acto de servicio.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.