Se van a la radio de la Generalidad para desautorizar a los manifestantes

El pasteleo de PSC, PP y SCC ya roza el absurdo: condenan que se pida prisión para un golpista

La federación catalana del PSOE, el Partido Popular y Societat Civil Catalana (SCC), entidad convocante de la manifestación de ayer en Barcelona, nos han dejado perplejos a muchos este lunes.

Colosal manifestación en Barcelona en defensa de la unidad de España
Miles de españoles salen a la calle a defender la unidad de España frente al golpe separatista

PSC, PP y SCC condenan las consignas de ‘Puigdemont a prisión’

Según informa Europa Press, el PSC, el PP y SCC han condenado los gritos de “Puigdemont a prisión” lanzados ayer por muchas miles de personas en Barcelona, como se ve en este vídeo de Luis Roca:

Para más inri, las condenas las han hecho en declaraciones a Catalunya Ràdio, la emisora del régimen separatista (¿os imagináis a dirigentes de partidos democráticos pidiendo al día siguiente del 23-F que nadie grite “Tejero a prisión” en declaraciones a un medio afín a los golpistas?). El diario nacionalista La Vanguardia ha recogido una información de la agencia Efe en la que se indica, concretamente, que a José Domingo, vicepresidente de SCC, no le gustaron esos gritos “porque es un trabajo de los jueces determinar si se ha cometido o no un delito”, e incluso pidió que no se profiriese esa consigna desde la cabecera de la manifestación.

El golpe separatista y los flagrantes delitos que van asociados a él

Sinceramente, no salgo de mi asombro. Es decir, que el vicepresidente de SCC aún se plantea si Puigdemont ha cometido un delito o no, y eso después de que el presidente de la Generalidad se haya saltado abiertamente la Constitución y haya amenazado con romper la unidad de España, desobedeciendo sentencias judiciales -entre ellas la prohibición del referéndum del 1 de octubre por el Tribunal Constitucional- y alentando el acoso que han sufrido policías nacionales y guardias civiles en Cataluña, como ha señalado el Ministro del Interior. A los delitos de desobediencia y de sedición habría que añadir delitos como la prevaricación -al adoptar resoluciones ilegales e injustas a sabiendas de que lo son-, y de malversación de fondos públicos, al usar el dinero de los contribuyentes para llevar a cabo un referéndum ilegal.

Obsérvese que no hablo de “presuntos” delitos, porque esos delitos han sido cometidos de forma pública y notoria, con absoluto desprecio por la legalidad y en un abierto desafío al Estado de Derecho. Ante ese comportamiento criminal -porque traicionar a tu Nación, secuestrar la soberanía nacional e incendiar la convivencia entre catalanes con fines políticos son crímenes en toda regla-, lo insólito no ha sido solamente el descaro del golpista, sino la inacción del Gobierno de España. El ejecutivo ni siquiera ha querido aplicar hasta ahora el Artículo 155 de la Constitución, algo que tendría que haber hecho hace semanas, cuando la Generalidad dejó clara su intención de seguir adelante con la convocatoria de un referéndum ilegal para romper España.

Ya intentaron desmovilizar a la gente diciendo que “no es momento de valentía”

Lo que me confirman esas declaraciones hechas por el PSC, por el PP y por SCC es un temor que ya tenía antes de la manifestación del domingo. Un temor basado en ciertos hechos que he decidido recapitular aquí:

  • El 26 de septiembre, seis días después de que una turba de separatistas destrozase tres vehículos de la Guardia Civil, SCC publicó una nota en su blog afirmando: Sabemos de vuestra preocupación y en muchos casos del interés de salir a la calle para manifestar que también somos catalanes y queremos ser respetados, pero la alta responsabilidad que tenemos en estos momentos, nos lleva a desestimar acciones que pudieran llevarse a cabo en las calles y plazas de nuestras ciudades y pueblos. Entendemos que no es momento de valentía, sino de inteligencia, y Societat Civil Catalana no puede contribuir a esa interesada escalada de tensión y radicalidad que provocaría sin duda daños de todo tipo, incluso personales, que en ningún caso podemos permitir, además de retroalimentar la lógica de confrontación buscada por los dirigentes separatistas.” Ya estaba convocada para el 30 de ese mes la movilización de DENAES ante todos los ayuntamientos de España. SCC no la apoyó y la desautorizó claramente con ese mensaje.
  • El 27 de septiembre Abc publicó un artículo de Curri Valenzuela señalando que “el PP no quiere banderas”, “por no provocar más de la cuenta a los exaltados independentistas”, y esto mientras los separatistas acosaban impunemente a policías nacionales y guardias civiles en Cataluña. A eso Valenezuela añadía que “el PP ha prohibido que en los ayuntamientos donde gobierna se aprueben declaraciones reafirmando la unidad de España”. Ese mismo día La Gaceta informaba de las consignas del PP intentando boicotear la movilización de DENAES para el día 30.
  • El 29 de septiembre, un día antes de la movilización de DENAES, SCC insistía en desmovilizar desde su blog, asegurando que “se planteó realizar una manifestación el próximo día 30 con entidades cívicas y organizaciones políticas, pero nunca se llegó a convocar y finalmente se ha postergado para más adelante “por responsabilidad, sensatez y por contribuir a la convivencia”. No decían ni una palabra de la movilización de DENAES, a la que finalmente no se adhirieron.
  • El 30 de septiembre las movilizaciones de DENAES fueron un éxito. Hubo también concentraciones en Barcelona, Lérida y Tarragona, reuniendo a multitud de personas con banderas españolas y catalanas. SCC no dedicó ni un solo tuiteo a estas movilizaciones.
  • Tras el éxito de DENAES, y con muchos españoles ya entusiasmados ante la respuesta en la calle al separatismo, el 2 de octubre SCC anunció su manifestación en Barcelona para el día 8. Una convocatoria hecha con el lema “Recuperem el seny” (Recuperemos el sentido). Al día siguiente la anunciaba en su blog, afirmando: La entidad considera que ha llegado el momento de que la mayoría silenciosa que vive en Cataluña pueda salir a la calle para expresar de forma pacífica y cívica: SÍ a la CONVIVENCIA, SÍ al PLURALISMO y SÍ a la SOLIDARIDAD.” Se les olvidó decir que miles de catalanes ya había salido a la calle sin pedirles permiso. Significativamente, la nota no incluía ni una sola referencia expresa a la unidad de España. El nombre de nuestro país no aparecía hasta el cuarto párrafo. Eso sí: a diferencia de las movilizaciones de DENAES, la de SCC sí ha contado con el apoyo del PP, de Ciudadanos y de algunos dirigentes del PSOE, además de la masiva cobertura de los medios de comunicación, incluyendo la retransmisión en directo de la manifestación por Televisión Española, una retransmisión en la que evitaron que se escuchase lo que gritaba la gente en las calles de Barcelona.

Supongo que Societat Civil Catalana no convocó esta movilización para mandar callar a la Cataluña silenciosa, porque es esa Cataluña la que ayer pidió la prisión para el máximo cabecilla del golpe separatista. Y es que no se puede estar invocando el Estado de Derecho un día sí y otro también, y luego decirle a la gente que a lo mejor un golpista no merece el destino que deberían tener todos los golpistas: la cárcel. Si en SCC son demasiado remilgados para llamar al golpismo por su nombre, descuiden, que la gente de la calle no tiene complejos. Eso sí: flaco favor le hacen a esa sociedad civil a la que llevan por nombre, yendo a criticar una consigna tan cargada de razón a uno de los medios de propaganda del separatismo. Tengan un poco de seny, por favor.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Pienso que se han asustado. Tanta gente en la calle y los separatistas en la invisibilidad no se lo esperaba nadie. Tal vez lo que se esperaban era cuatro ocn banderas de España abucheados por los separatistas. Estas movilizaciones rompen muchos esquemas.

    Se le puede decir a estos cretinos de SCC, que es demasiado largo gritar “solicitamos respetuosamente procesar a Puigdemont por presuntos delitos de sedición y traición” Demasiado largo. Las consignas cortas y ya se sabe que irá a chirona cuando el juez lo condene, que hasta ahí llegamos los tontos españoles.

    Para entender ciertas actitudes, como la del gobierno o la de SCC, hay un vídeo que creo lo aclara bien:

    https://www.youtube.com/watch?v=-I_HAqW9Z9k

    Dura 57 minutos, pero enseña mucho, algunas cosas no las conocía.

  2. Luna

    La sociedad civil de verdad habló y dijo lo que tenía que decir. Si un “grupo” que “se llama” Sociedad Civil Catalana pretende otro discurso, allá ellos. Pero no serán la verdadera sociedad civil.

    Pedir que Puigdemont (y Jonqueres y tantos otros) vayan a la cárcel es pedir justicia y cumplimiento del orden y la ley, que así lo dice. No podemos reclamarles ya que no cometan el conjunto de delitos perpetrados, se negaron a escucharnos cuando lo hicimos y esta es la única consecuencia: Responsabilidad civil y jurídica.

    Yo no tengo que quedar como amigo de ningún político y me da exactamente igual lo que otros vayan a opinar sobre mí, así que lo mantengo: Puigdemont, a prisión. A la cárcel, al talego ful, a Chirona, entre rejas, empapelado, en el trullo, recluso, preso.

    Aclaro y declaro que quienes quieran quedar bien con el golpista quedarán mal conmigo, que no se puede poner una vela a Dios y otra al diablo, y que supongo que la mayoría de los que allí estuvimos pidiendo que Puigdemont pague sus crímenes comentaría lo mismo ante esas declaraciones. ¿No les gusta? que no vayan a la manifestación, es lo que hay. Lo contrario supondría el engaño de convocarnos para luego utilizarnos en la forma que mejor les conviniera.

    Y termino diciendo que no hay que negociar, mediar ni pactar nada de nada. Hay unos rebeldes que han pretendido traicionarnos, que se han reído de la democracia y han faltado al respeto a todos los españoles y atentado contra el Estatuto de Autonomía, desafían el Ordenamiento Constitucional y la Ley. Como ésta es igual para todos, no hay más que hablar.

  3. Russell

    PP y PSOE están ahora mismo desesperados por revivir al zombi nazionalista.

  4. Jandro

    Siento que puede no ser muy bien acogido lo que voy a decir, pero me parece que se está polarizando estratosféricamente el asunto. Los nacionalistas ya se manifestaron y ahora es la sociedad catalana no nacionalista y el resto de españoles los que estamos mostrándonos por fin, y creo que eso es bueno para contrarrestar las manifestaciones proindependentistas. Pero conviene no perder de vista, pase lo que pase, la convivencia pacífica. La exaltación de los nacionalistas la doy por hecha –al fin y al cabo nunca, han tenido la menor consideración hacia los no nacionalistas–, y, por eso, nosotros –las personas que vemos el asunto con más claridad– tenemos la responsabilidad de conducir la situación por senderos de entendimiento. La exaltación patriótica, aunque es comprensible ante las provocaciones independentistas, no debe ayudar al enfrentamiento y al odio. Aquí no debemos actuar con reciprocidad, porque hacer lo mismo que los independentistas pero en sentido contrario no llevaría a nada bueno.
    Simplemente debemos pedir justicia, pero con la diplomacia necesaria para evitar romper más la convivencia de lo que los nacionalistas catalanes lo han hecho.
    Que Puigdemont tiene que ir a prisión, no cabe duda, y que tuvo que ir mucho antes de arrastrar a la gente al sinsentido del referéndum es aún más claro. Ahora bien, me parece hasta cierto punto normal que esos políticos intenten desmarcarse de una consigna tan castiza como “Puigdemont a prisión” para no crispar más los ánimos, aunque se tenga la plena convicción de que merece cárcel.
    Lo que SCC debería plantearse es si, en su camino de no confrontación, no está dejando plantada a la gente que merece ser apoyada y entendida en sus reivindicaciones contra el separatismo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]