Falta gravemente a la verdad para defender a los autores del golpe separatista

Señor obispo de Solsona: mentir sigue siendo pecado, también si lo hace por el separatismo

Vía Dolça Catalunya he tenido la oportunidad de escuchar las palabras pronunciadas este domingo en el Santuario del Miracle de Solsonés (Lérida), defendiendo a los golpistas que están en prisión.

Las contradicciones y olvidos de los obispos de Cataluña en su adhesión al separatismo
¿Sigue vigente el cuarto mandamiento en las diócesis católicas de Cataluña?

Las palabras textuales pronunciadas por el obispo de Solsona el domingo

El vídeo de estas declaraciones, publicado en Youtube por Ramon Estany, lo ha insertado el Obispado en su web (una web que está sólo en catalán, como si los fieles hispanohablantes de esta diócesis no importasen). Lo incluyo aquí:

En el vídeo escuchamos al obispo Novell considera “injusto” el encarcelamiento de los exconsejeros, pues lo que ellos han perseguido con sus actos es legítimo, porque en todo momento han buscado encontrar caminos para poder cumplir un programa electoral por vías de diálogo y por vías de legalidad. Y por tanto, que la consecuencia de cumplir aquello que es el motivo por el que han sido elegidos sea ser cesados y que después sean encarcelados, eso no es justo. Uno puede estar completamente de acuerdo con la independencia. Uno puede estar completamente de acuerdo con la unidad. Eso es perfectamente legítimo. Todos podemos tener las ideas que queramos sobre esta cuestión. Pero no es justo que por la vía de la fuerza se impida a este pueblo decidir su futuro, porque tiene derecho, porque somos una nación que tenemos derecho a decir nosotros cuál es nuestro futuro. No os confundáis sobre esta cuestión: será todo lo legal que se quiera, pero los cristianos no nos guiamos ni tenemos criterios en función de leyes positivas sino por lo que es justo, verdad y digno, y esto no es justo”.

Un obispo que ejerce como un político nacionalista

No es la primera vez que el obispo de Solsona da un mitin político en una iglesia. Xavier Novell es un prelado nacionalista y a menudo ejerce más como político que como obispo. Desde este blog he venido defendiendo durante muchos años la libertad de expresión de los obispos a la hora de abordar asuntos políticos relacionados con el ejercicio de su misión pastoral. Eso no me impide señalar que es impropio de un obispo dedicarse a hacer propaganda de una ideología contraria a los valores cristianos como es el nacionalismo. Y no es que lo diga yo, que no tengo ninguna autoridad para establecer la doctrina de la Iglesia. Me remito a lo que el Papa San Juan Pablo II dijo sobre esa ideología: El nacionalismo, especialmente en sus expresiones más radicales, se opone por tanto al verdadero patriotismo, y hoy debemos empeñarnos en hacer que el nacionalismo exacerbado no continúe proponiendo con formas nuevas las aberraciones del totalitarismo”. Y podría citar aquí también lo que el santo Papa polaco dijo sobre el separatismo: Es preciso superar decididamente las tendencias corporativas y los peligros de separatismo con una actitud honrada de amor al bien de la propia nación y con comportamientos de solidaridad renovada.”

Toma partido por una ideología que ataca la convivencia entre españoles

Cuando Novell afirma que “somos una nación”, en referencia al pueblo catalán, está tomando partido por una ideología que muchos de sus feligreses no están obligados a suscribir como católicos. Pero es más: está haciendo una afirmación que carece de base histórica -Cataluña no ha sido un país independiente en toda su historia-, y que se mueve hoy por el mero voluntarismo ideológico: los separatistas dicen que Cataluña es una nación simplemente porque quieren que lo sea, diga lo que diga el resto de los catalanes. ¿Qué derecho tiene una mitad de los catalanes -según los resultados electorales, ya no llegan ni a eso- a secuestrar a la otra mitad? Y es más: ¿con qué moral asume Novell la defensa de una ideología que ataca la convivencia entre españoles? ¿Dónde ha quedado el imperativo moral de velar por el bien común?

Miente al afirmar que los detenidos actuaron “por vías de diálogo y de legalidad”

Los españoles se dieron en 1978 unas normas de convivencia, apoyadas por abrumadora mayoría en referéndum, un apoyo masivo que también se dio en Cataluña. Puigdemont y sus exconsejeros se han saltado abiertamente ese marco constitucional, y lo han hecho de forma pública y notoria, incluso jactándose de su desafío al Estado de Derecho. El Tribunal Constitucional anuló las leyes creadas por los separatistas para romper España, y los separatistas desobedecieron abiertamente esa prohibición. Ni siquiera han aceptado la invitación del gobierno a Puigdemont para que acudiese al Congreso, en mayo, y después al Senado, en octubre, para explicarse. Así pues, cuando Novell dice que el gobierno catalán hizo lo que hizo “por vías de diálogo y por vías de legalidad”, el señor obispo miente con rotundidad. Es el colmo que mienta así para terminar su intervención diciendo que los cristianos nos guiamos por criterios de verdad y de justicia. El señor obispo de Solsona ha engañado a sus feligreses, y lo ha hecho, para mayor escándalo, sobre una cuestión de la que todos los españoles hemos sido testigos durante los dos últimos meses.

En sus palabras Novell omitió toda referencia al bien común

Por otra parte, monseñor Novell debería repasar lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica: La autoridad sólo se ejerce legítimamente si busca el bien común del grupo en cuestión y si, para alcanzarlo, emplea medios moralmente lícitos (1903). ¿Le parece al obispo de Solsona que a Puigdemont le ha guiado la preocupación por el bien común? A la vista está el clima de enfrentamiento que ha creado con su referéndum ilegal, un daño al que hay que sumar la marcha de más de 2.200 empresas. Y todo esto para que los políticos corruptos del separatismo puedan eludir la acción de la Justicia, como ya señalé aquí. Es significativo que Xavier Novell no hiciese ninguna referencia al bien común en su intervención, porque con ese criterio no hay forma de defender este golpe separatista, hecho con absoluto desprecio al bien común.

¿Carece de relevancia moral que unos políticos cometan un delito de sedición?

Pero además, cuando el obispo dice que “será todo lo legal que se quiera”, lo que hace es trivializar una actuación abiertamente ilegal de los personajes a los que apoya, como si el respeto por la leyes vigentes fuese algo carente de importancia. Y no estamos hablando de meras infracciones de tráfico: el gobierno catalán pretendió suspender, ilegalmente, la vigencia de la Constitución en Cataluña, y al hacerlo incurrió en un delito de sedición, motivo por el cual sus exconsejeros están actualmente en prisión preventiva. Sinceramente, me pasma que un obispo diga que es “injusto” castigar a quienes se saltan las leyes de forma tan grave. Al hacerlo, Novell toma partido por quienes han atacado las bases mismas de nuestra convivencia, por quienes han pretendido usurpar la soberanía nacional al pueblo español para provocar una división entre españoles. Y es que los golpistas no sólo han usado medios ilegítimos, sino que su fin también era inmoral, como ha explicado muy bien el obispo de San Sebastián, monseñor Munilla.

Los católicos de Solsona no pueden tener a un pastor que les mienta

Para terminar, y como ya he adelantado en el título de esta entrada, el octavo mandamiento sigue vigente y por tanto, mentir es pecado. Y nuevamente me remito al Catecismo (2464): El octavo mandamiento prohíbe falsear la verdad en las relaciones con el prójimo. Este precepto moral deriva de la vocación del pueblo santo a ser testigo de su Dios, que es y que quiere la verdad. Las ofensas a la verdad expresan, mediante palabras o acciones, un rechazo a comprometerse con la rectitud moral: son infidelidades básicas frente a Dios y, en este sentido, socavan las bases de la Alianza.” Recuerda, además, lo siguiente (2476): “Una afirmación contraria a la verdad posee una gravedad particular cuando se hace públicamente.” El obispo de Solsona ha faltado a la verdad y lo ha hecho no ya ante un tribunal, que sería algo grave, sino en la Casa de Dios, tocado con su solideo y sosteniendo su báculo, símbolos de su autoridad como obispo. Si hubiese cometido perjurio ante un juez me parecería menos grave que haber mentido así ante un templo lleno de gente. Sinceramente, señor Novell, hágale un favor a la Iglesia y dedíquese a la política, si así lo desea, pero hágalo después de renunciar a su condición de ministro de la Iglesia. Los católicos de su diócesis no necesitan a un pastor separatista que les mienta para defender a unos políticos delincuentes, sino uno que les diga la verdad, que vele por el bien común y que no vea en el púlpito un medio para blanquear a quienes se saltan las leyes y desobedecen las sentencias judiciales.

(Imagen: Obispado de Solsona)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Y el caso es que el obispo Novell es de sana doctrina, es decir que si no se metiera en los charcos políticos, sería un buen obispo o al menos aceptable, que mirando a algunos en la CEE, es mucho.

    Pero claro, un obispo que miente a sus feligreses queda descalificado y ya da igual si el resto de la Doctrina la sigue de forma impecable. Es lo que tiene el catolicismo, que tienes que cumplir todas y cada una de las normas y si no cumples una, estás fuera. Y me temo que Msr Novell está fuera, aunque no le llegue el cese.

  2. Al menos hay obispos que no dudan en llevarle la contraria al nacionalismo. Ya he citado el caso de Munilla, pero también podría citar al cardenal Sebastián:
    https://www.actuall.com/democracia/cardenal-sebastian-el-nacionalismo-es-siempre-victimista-porque-ante-es-egoista/

  3. Javier

    Bueno, pues yo de momento, me pensaré dónde poner la cruz en mi declaración de la renta del año que viene.

  4. Eladio-Miguel Calvo Ayuso

    Buenos dias,

    yo incluso le he escrito porque hubo una iniciativa para ello y me ha contestado que la constitución le da igual, que lo importante es el derecho de autodeterminación de los pueblos. Le he dicho que el magisterio de la Iglesia insta a cumplir la ley, nada más hay que ver que San Pablo insta incluso a los esclavos a dar lo mejor de sí mismo, salvo que sea pecaminoso. Quizá para el obispo seguir la constitución es pecaminoso.

    El argumento de que lo han puesto en el programa electoral es de risa, todo lo que se pone en el programa electoral ha de ser hecho incluso aunque incumpla la ley.

    Aquí se muestra la frivolidad de Pedro Sánchez y continuamente del PSC. Si quieren llamarse nación o pueblo que se lo llamen. Pero luego llegan estas conclusiones perversas.

    No se puede servir a dos senores, y en los sitios donde se ha hecho así, por ejemplo Guipuzcoa, resulta que de ser la provincia de Espana con mas seminaristas en disputa con Navarra ahora no tiene frutos, por el que se reconoce al árbol. Mi apuesta es que lo mismo pasará al Sr. Novell

  5. Maria Antonia Martin Diaz

    Usted señor obispo, es una vergüenza y deshonra para la gran mayoría de [email protected] que intentamos seguir los pasos de Jesús, observando y obedeciendo las leyes y órdenes establecidos. El mismo Jesús lo predicó y se sujetó obedientemente a los mandados de sus superiores. Pero usted, parece saltarse a la “torera” con un “aire de superioridad borreguera” los preceptos bíblicos y cristianos, confundiendo al pueblo y ultrajando el sacro santo nombre de Dios desde el estrado, lugar santo, destinado únicamente a la predicación y gloria de Cristo.
    Usted no representa al pueblo de Dios, sólo se representa a sí mismo, de lo cual dará justa cuenta ante el Tribunal de Justicia.
    Siento tener que dirigirme a usted con estas palabras, pero no es ni un ápice de la desolación y tristeza que me produce ver como hombres (supuestamente de Dios),politizan las homilías con esa falta de responsabilidad y ultraje. Dios tenga misericordia de su alma. Pero recuerde que a Dios no podemos engañarle, y El pagará a cada cual según sus obras.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]