Acusa a los que las cuelgan en sus balcones de ser de la 'rancia derecha'

Burdo recado en El País reclamando quitar las banderas de España: ¡venid a buscarlas!

El diario de PRISA, controlado por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, publica hoy un lamentable artículo que sólo cabe interpretar como un descarado recado político.

El ridículo argumento de un periodista para insinuar que la juez Lamela es una franquista
Un periodista separatista: “La supremacía de la raza Catalana es respetada en todo el mundo”

Lluvia de tópicos progres contra el uso de la bandera de España

El artículo lo firma Belén Cebrián Echarri, hermana de Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo PRISA, al que hace un mes salvó Soraya de la destitución. Bajo el título de “Y ahora, ¿quién retira las banderas?”, doña Belén lanza una cascada de tópicos al más puro estilo progre: identifica dos veces las banderas de España con los barrios acomodados de clase media-alta (no ha debido de ver a los gitanos de Gerona), y afirma que quienes la ponen en sus balcones lo hacen como “símbolo partidista y sectario” de “la rancia derecha” (tal vez lo dice porque si algo domina el discurso de la izquierda desde hace muchos años es la misma hispanofobia que se percibe en su artículo). “La bandera es de todos, no solo de quienes la muestran en las ventanas”, añade, como si las que tenemos en mi casa las hubiésemos comprado con una subvención y fuesen propiedad de algún ministerio. Además, da a entender que la gente las compra en bazares chinos, como si fuesen los únicos sitios que las venden (yo las mías las he comprado todas en tiendas españolas).

¿Puedes ir en cueros al ‘orgullo’, pero el patriotismo es para la intimidad?

“La cuestión ahora es cuándo se van a retirar para dar a la enseña nacional el lugar que le corresponde”, añade doña Belén, fingiendo que le importa la bandera, cuando en el párrafo siguiente le dedica el siguiente desprecio: “el patriotismo es un concepto más profundo que pasear al perro atado a la correa rojigualda”. Es decir, que todo lo que ella es capaz de percibir del patriotismo español es una correa de un perro. ¿Se puede ser más corta y más burda? También dice al final de su artículo que “el patriotismo, como la religión, es un sentimiento íntimo”, y por tanto hay que esconderlo. Es curioso: todo aquello que les molesta a los progres -como la religión o el patriotismo- debe quedar recluido en el hogar, pero al mismo tiempo no ven problema alguno en que haya gente que desfile en cueros por las calles de una ciudad para proclamar su sexualidad (siempre que uno no sea heterosexual, claro, que eso es cosa de fachas).

¿Tienes que dar explicaciones a tus vecinos si cuelgas la bandera de España?

Después de eso, doña Belén aún tiene la osadía de explicarnos su definición de patriotismo: “Es, por ejemplo, pagar los impuestos, cumplir la ley y velar por el bien común. Y eso se hace, no se exhibe.” La afirmación tiene su gracia leída en el periódico de cabecera de un grupo mediático que llegó a tener problemas con Hacienda por un total de 60 millones de euros… Por mi parte, precisamente porque cumplo mis obligaciones como español, puedo ejercer con la cabeza bien alta mis derechos, entre ellos el derecho a exhibir la bandera de España. Y si a alguien le molesta, qué se aguante, igual que yo me aguanto cuando veo a otros colgar banderas separatistas de sus balcones. Precisamente, cuando doña Belén pregunta: “¿Cómo explicar al vecino que nunca la puso por qué se quita?” Mi respuesta es muy sencilla: yo no tengo que dar explicaciones a mis vecinos de lo que hago con mis cosas, del mismo modo que yo no exijo explicaciones a mis vecinos de lo que cuelgan en su balcón. Esto es España, no Cuba.

El País no ha pedido que se retiren las esteladas separatistas

Ya que al diario de PRISA tanto le preocupa la exhibición de banderas, podría empezar por explicar a sus lectores por qué El País no ha publicado hasta ahora ni un solo artículo animando a los separatistas a retirar las esteladas. ¿Les preocupa más a la familia Cebrián y a sus amos políticos la exhibición de banderas españolas que la exhibiación de símbolos separatistas, acaso? Recordemos que el 26 de septiembre el Ministerio del Interior ya usó al diario El País para filtrar su desaprobación de las despedidas de guardias civiles que partían hacia Cataluña. Bastó que el periódico de PRISA publicase eso para que las despedidas se multiplicasen.

Una ola de patriotismo espontáneo que incomoda a algunos políticos

Hace tiempo que no creo en las casualidades, y desde luego no creo que sea una casualidad que esta pataleta de El País se publique tras las declaraciones del ministro Dastis, que preparan el terreno para una nueva claudicación ante los separatistas. Un sano patriotismo ha recorrido toda España en apoyo a la Guardia Civil, la Policía Nacional y los catalanes que se sienten españoles. Ha sido un movimiento espontáneo que no ha organizado nadie, y que por tanto tampoco controlan ni el Gobierno ni los grandes partidos. Y por supuesto, algunos ven con preocupación que esa ola de patriotismo siga activa mientras ellos preparan un nuevo apaciguamiento para los nacionalistas. Recordemos que a finales de septiembre ya circuló que el PP no quería banderas en las calles ni manifestaciones patrióticas “por no provocar más de la cuenta a los exaltados independentistas”, aunque finalmente muchos miembros del PP acabaron sumándose a esa ola. Ahora en Génova 13 estarán pensando que esta ola de patriotismo les puede perjudicar de cara a las elecciones catalanas del 21 de diciembre, y toca desactivarla. Pues vais listos. Si queréis retirar las banderas, sólo se me ocurre una respuesta espartana: ¡venid a buscarlas! Las mías, desde luego, no las vais a tocar.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Hugo

    ¡Molon labe!

  2. Sharovarov

    Me imagino que lo que le gustaría verdaderamente al régimen progre sería multar a quienes tengan en los balcones banderas de España. También a los que en Navidad pongan “esos repujados pendones con un Niño Jesús que proclama que ese hogar es católico” -esta frase es de ese mismo artículo, donde, además, no hay comentarios. ¿”Las mías”, Elentir? ¿Das a entender que tienes varias en los balcones? Pues entonces, en ese caso, doble o triple multa para ti.

  3. Hugo, esas mismas palabras se me vinieron a la cabeza esta mañana al escribir esta entrada. ;-)

  4. pacococo

    En política nada es casual. Que el Chafardero vuelva por donde solía tal vez signifique que se intenta volver a aquella sociedad progre y maleable que no tenía más ideas que las que les mandaba el Faro de la progresía.

    Pero España ha cambiado mucho en estos dos meses y ni la casta ni sus acólitos se han dado cuenta. Aunque en el caso del Chafardero nunca se sabe si es el periódico de la casta casposa o la casta es propiedad del periódico.

    Ante unos ciudadanos que insultaron a un grupo de separatistas en un pueblo de Cataluña, no creo que las consignas de este periódico tengan mucho predicamento.

    Pero el ppsoe lo sigue teniendo como lectura de cabecera.

  5. Tini

    Tengo colgadas en mi casa 2 banderas de España que casualmente, según unos sellos de tinta que tienen en su revés, están fabricadas en Barcelona. Las puse cuando quise, con la intención de apoyar a los catalanes no independentistas y las quitare cuando me parezca.

  6. Mario

    Nos reafirmamos con la bandera de España

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]