"Soy esa mancha de sangre / a la que algunos llaman Moldavia..."

‘Sunt': un bello poema de Vieru sobre la lucha de Moldavia para liberarse del lastre soviético

Situado entre Rumanía y Ucrania, Moldavia es un pequeño país -con una superficie similar a la de la región de Cataluña- que protagoniza un bello poema de Grigore Vieru que me envía Jorge Martín.

Libertad / Dámaso Alonso
J.R.R. Tolkien: un gran escritor católico que plasmó sus valores cristianos en sus obras

Una breve introducción histórica sobre Moldavia

Antes de nada, me gustaría situaros en el contexto del poema. En el siglo XIV se formó el Principado de Moldavia, un estado vasallo del Gran Ducado de Lituania. En 1512 el Principado fue invadido por los turcos. En 1812 Rusia se hizo con la región de Besarabia, que ocupaba gran parte de la actual Moldavia, incorporándose la parte occidental del Principiado a Rumanía, país con el que los moldavos comparten cultura y lengua. Tras la Revolución Rusa, en 1918 Besarabia se independizó de Rusia y se unió a Rumanía. En agosto de 1939 la Alemania de Hitler y la URSS de Stalin incluyeron a Besarabia en el Artículo III del protocolo secreto del Pacto Ribbentrop-Mólotov, por el que ambas potencias se repartieron Polonia, Lituania, Letonia, Estonia, y Finlandia. Concretamente el pacto estipulaba que Besarabia pasase a estar bajo dominio soviético. Esta anexión se materializó en junio 1940 sin que Rumanía opusiese resistencia, la que ese reino se veía incapaz de afrontar una guerra con la URSS al haber caído sus principales aliados: Polonia (en 1939) y Francia (en mayo de 1940). La URSS intentó minar la cultura rumana de los moldavos, creando un alfabeto cirílico moldavo e intentando diferenciar la lengua hablada en moldavia con la hablada en Rumanía.

Moldavia: de la libertad a la recaída en el comunismo

En el verano de 1989 un movimiento de oposición, el Frontul Popular din Moldova (FPM, Frente Popular de Moldavia), llevó a cabo movilizaciones para reclamar que la lengua rumana de Moldavia volviese a escribirse en caracteres latinos. El poeta Grigore Vieru (en la foto de la derecha) estuvo entre los intelectuales que apoyaron ese movimiento. Otro de los puntos que reclamó el FPM fue el reconocimiento por la URSS de que Besarabia había sido anexionada en virtud del pacto secreto con Hitler, un pacto que los soviéticos habían negado durante 50 años, hasta que finalmente en 1989 reconocieron la existencia del protocolo secreto del Pacto Ribbentrop-Mólotov (que los aliados ya habían descubierto en 1945 al encontrar los documentos abandonados por los nazis).

Tras la caída del comunismo en 1991, Moldavia -ya habiendo recuperando el alfabeto latino- adoptó la bandera rumana, añadiéndole un escudo propio. Sin embargo, en 1994 los moldavos rechazaron en referéndum la propuesta del FPM de unificación entre Rumanía y Moldavia. En 1998 el Partido Comunista de la República de Moldavia (PCRM) ganó las elecciones legislativas, convirtiéndose así Moldavia en la única república exsoviética dominada todavía por un partido comunista. El PCRM siguió ganando las elecciones, lo que deterioró la situación política en Moldavia, haciéndola retroceder en materia de libertades. En abril 2009 una coalición de cuatro partidos de la oposición consiguió obtener cinco escaños más que los comunistas, iniciándose un cambio político que ha acercado a Moldavia a la Unión Europea y le ha acabado provocando tensiones diplomáticas con Rusia.

Grigore Vieru no llegó a ver ese cambio político: resultó gravemente herido en un accidente de automóvil en Chisinau el 16 de enero de 2009, falleciendo cuatro días después. A su funeral, retransmitido por la Teleradio Moldova, asistieron 10.000 personas.

El poema que os traigo, titulado “Sunt” (Soy), ha sido traducido e interpretado al español por Diana Bartoiu y Vasile Postolachi -mi agradecimiento para ellos- e interpretado por Jorge Martín, y muestra el deseo de Vieru de ver resurgir a Moldavia en libertad, con sus lengua y sus tradiciones cristianas, frente al yugo comunista:

Soy

Soy el manzano generoso
que hacia el cielo va creciendo,
mientras el leproso, rascándose en el tronco,
a los sanos está maldiciendo.

Soy blanca flor con faz de lira,
nacida en una cruel época:
el alma pura la admira,
el sinvergüenza se mea en ella.

Soy el libro antiguo y sagrado
cuya cubierta el cura besa
y en cuyo dorso, el salvaje,
garabatea su vileza.

Soy la laboriosa abeja
cubierta por el polen de Luna:
me difaman siempre los vagos
de rojo soviético sus labios pintados.

Soy, quizás, el futuro
de un pueblo harto ya de plomo,
al que el tuerto le indica
por dónde caminar y cómo.

Soy el que quiere en la plaza cantar
al dulce pan de la Libertad
aunque sea con la boca tapada,
aunque me quieran amordazar.

Soy esa mancha de sangre,
a la que algunos llaman Moldavia,
que sonríe a su asesino
en vez de a él enfrentarse.

Soy el anhelo que vuela
sobre el dique y el agua alborotada,
una libertad triste
de lágrimas amargas coronada.

Soy el Prut ancestral y solitario
herido por la alambrada.
al que el mar siempre traga,
el que siempre vuelve a resurgir.

Soy el cantar del pueblo mío
que nadie ahogará jamás,
¡aunque de Siberias llenaran
la tierra entera!

Grigore Vieru

Incluyo aquí la versión original en rumano, que también me ha enviado Jorge Martín:

Sunt

Sunt pomul cel cu mere roşii,
În vârf se leagănă luceferi.
De trunchi se scarpină leproşii
Hulind pe oamenii cei teferi.

Sunt floarea cea în chip de liră,
Născută într-o vreme crudă.
Căznitul suflet o admiră,
Beţivul peste ea se udă.

Sunt cartea cea cu pagini sfinte.
Pe faţă preoţi o sărută,
Pe spate scârnave cuvinte
Înşiră golănimea brută.

Sunt o albină truditoare
„Fardată” cu polenul Lunii.
Mă ponegresc mereu laidacii
Rujaţi cu roşul Uniunii.

Sunt, poate, însuşi viitorul
Poporului cu chip de salce
Pe care-l mai învaţă chiorul
Pe unde şi-n ce fel să calce.

Sunt cel ce vrea să cânte-n Piaţă
A libertăţii dulci prescură,
În gură c-un baston de gumă,
Cu un căluş cazon în gură.

Sunt pata cea de sânge, zisa
Republica Moldovenească
Ce-n loc să frigă ucigaşul,
Încearcă veşnic să-i zâmbească.

Sunt dorul care zboară peste
Zăgaz şi apă înspumată –
Un fel de tristă libertate
Cu lacrimi mari încoronată.

Sunt Prutul singur şi istoric,
Ghimpata sârma îl răneşte.
Îl suge de-o vecie marea,
El de-o vecie izvorăşte.

Sunt doina, taina ei, pe care
Nu poţi s-o-năbuşi, nici s-o sperii
Chiar dacă-ar fi acoperită
Cu-o mie una de Siberii.

Grigore Vieru

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. agusbou2015

    Muy buena tu entrada. Aprovecho para decirte que la Wikipedia en moldavo –escrita con caracteres cirílicos– está nominada para ser borrada y redirigida a la Wikipedia en rumano –con caracteres latinos, oficiales en Moldavia y Rumanía.

    La votación se puede ver aquí:
    https://meta.m.wikimedia.org/wiki/Proposals_for_closing_projects/Deletion_of_Moldovan_Wikipedia_2

  2. Sharovarov

    Pobretica Moldavia, el otro día me olvidé de ella como república soviética. Es que claro, como no formaba parte de ningún trío -estaba el trío del Báltico y el del Cáucaso; ni formaba parte del quinteto asiático que acababa en “-istán”; y además es chiquitilla…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]