Fue testigo del acto con el que San Maximiliano Kolbe se cambió por otro preso

Adiós a Kazimierz Piechowski, el polaco que protagonizó la más veloz fuga de Auschwitz

El pasado viernes falleció Kazimierz Piechowski en Gdansk (Polonia), a los 98 años de edad. Cuando tenía 22 años, este hombre protagonizó una espectacular fuga del campo de Auschwitz.

Pilecki: el hombre que desveló el Holocausto y acabó siendo ejecutado por los comunistas
Armia Krajowa: hace 75 años se fundaba el mayor movimiento de resistencia de la SGM

Los Boy Scouts polacos, perseguidos por la Gestapo

Nacido en Tczew (Pomerania), en el norte de Polonia, el 3 de octubre de 1919, cuando empezó la Segunda Guerra Mundial Piechowski era un Boy Scout, un movimiento que se destacó en Polonia por su fiera resistencia a los invasores -tanto los alemanes como los soviéticos-, no sólo en 1939, sino también durante el resto de la contienda, cuando muchos de sus miembros pasaron a engrosar los llamados Szare Szeregi (Filas Grises) del Armia Krajowa, la principal organización de la resistencia polaca. Los scout polacos, ilegalizados por los nazis, tuvieron un especial protagonismo en el Levantamiento de Varsovia del 1 de agosto de 1944. Precisamente por esa combatividad, los scouts polacos se convirtieron en un objetivo preferente para la Gestapo.

Fue testigo del heroico sacrificio de San Maximiliano Kolbe

Piechowski dejó su localidad natal el 12 de noviembre de 1939 esperando poder unirse en Francia a las fuerzas polacas que habían llegado hasta allí para continuar la lucha contra los alemanes. El plan de Piechowski era huir a través de Hungría, pero fue capturado por los alemanes en la frontera. Enviado a la prisión de la Gestapo en Baligród, y después a las de Sanok, Montelupich y Wiśnicz. Finalmente fue internado en Auschwitz el 20 de junio de 1940, siendo etiquetado como preso político, es decir, llevando como distintivo un triángulo rojo invertido, al que en el caso de los polacos se le añadía una letra “P” en color negro. Piechowski recibió el número de prisionero 918 (sobre estas líneas se puede ver su ficha). Durante su estancia en ese campo, a comienzos de agosto de 1941 el joven polaco fue testigo presencial del acto de heroísmo con el que San Maximiliano Kolbe se ofreció a ser ejecutado en lugar del sargento polaco Franciszek Gajowniczek, casado y padre de familia. El santo polaco fue asesinado mediante una inyección letal el 14 de agosto de 1941, después de haber sobrevivido dos semanas al hambre y la deshidratación.

Una audaz fuga en el coche de un oficial de las SS

Habiendo tenido acceso a la lista de próximas ejecuciones, Piechowski descubrió que su amigo Eugeniusz Bendera sería asesinado en breve. Ambos decidieron idear un audaz plan de fuga, que implicaba robar el coche del oficial de las SS Paul Kreuzmann, un automóvil Steyr 220 Sedan capaz de alcanzar una alta velocidad. El 20 de junio de 1942, justo cuando se cumplían dos años de su internamiento en Auschwitz, Piechowski logró fugarse junto a otros tres prisioneros: su amigo Bendera (natural de Czortków y preso mecánico, encargado de mantener los automóviles, por lo que tenía acceso al coche del oficial), el teniente Stanisław Gustaw Jaster del Ejército polaco (de 21 años, natural de Varsovia, veterano de los combates de 1939 y miembro de la Związek Organizacji Wojskowej, ZOW, la organización de la resistencia polaca fundada por Witold Pilecki en Auschwitz en 1940) y el sacerdote Józef Lempart (de 26 años y natural de Wadowice).

Los fugados portaban un informe para los aliados sobre lo que ocurría en Auschwitz

Los cuatro fugados se hicieron con una carreta, fingiendo ser un Rollwagenkommando, los grupos de presos -generalmente jóvenes- que transportaban diversos materiales entre las distintas secciones del campo de concentración, ocupando el lugar de los caballos a la hora de tirar de la carreta. De esta forma salieron por la puerta principal del campo, bajo el famoso arco con el lema “Arbeit macht frei” (El trabajo os hará libres). Bendera se dirigió a los estacionamientos de vehículos. El sacerdote Lempart y el teniente Jaster se colaron en un almacén de carbón que Piechowski había ayudado a llenar, alterando su cierre para poder tener acceso a él. A continuación se colaron en el almacén donde los alemanes guardaban uniformes y armas, cogiendo allí cuatro ametralladoras y ocho granadas. Bendera, al que le permitían probar el funcionamiento de los vehículos junto al campo, llegó entonces con el Steyr 220 Sedan. Los cuatro se vistieron con uniformes de las SS y subieron el coche: Bendera al volante, Piechowski de acompañante y los dos restantes en el asiento trasero. El teniente Jaster llevaba consigo un informe elaborado por Witold Pilecki, que se había infiltrado en 1940 en Auschwitz, dirigido a los aliados para alertarles sobre lo que estaba ocurriendo en ese campo.


(Foto: Tulio Bertorini – Wikimedia)

Tras la fuga, Piechowski se unió a la resistencia polaca

Los cuatro fugados se dirigieron a la entrada del recinto y empezaron a ponerse nerviosos cuando vieron que la puerta no se abría. Al detenerse ante la puerta, Piechowski abrió la puerta y se inclinó hacia el guardia viese la insignia de su rango, gritándole para que abriese. La puerta se abrió. Tras conseguir evadirse, los fugados se dirigieron a Maków Podhalański, cerca de la frontera con Eslovaquia y a 60 kilómetros de Auschwitz, abandonando allí el coche. Piechowski se dirigió entonces a Ucrania, pero no consiguió encontrar refugio allí debido al fuerte sentimiento antipolaco que había en el país, así que valiéndose de una documentación falsa, volvió a su localidad natal, Tczew, encontrando trabajo en una granja. Allí entabló contacto con el Armia Krajowa, uniéndose al grupo de tropas partisanas encabezado por el teniente Adam Kusz “Garbaty”, un patriota polaco que tras luchar contra los nazis, continuaría su lucha en la resistencia contra la ocupación soviética hasta 1950, siendo uno de los últimos “Soldados malditos”.

Sus padres asesinados por los nazis, y él encarcelado por los comunistas

Piechowski pasó el resto de la guerra en las filas del AK. En represalia por su fuga, los alemanes detuvieron a sus padres y los enviaron a Auschwitz, donde murieron. Además, algunos autores afirman que a raíz de aquella audaz fuga -investigada por una comisión enviada desde Berlín- los alemanes empezaron a tatuar a los presos de ese campo. A acabar la guerra, Piechowski volvió a Pomerania, donde inició sus estudios en la Universidad Tecnológica de Gdansk. Más tarde encontró trabajo en una fábrica en ese mismo voivodato, hasta que un comunista le denunció por haber sido miembro del Armia Krajowa (al haber sido ésta una organización de la resistencia polaca leal al Gobierno de Polonia en el exilio, los soviéticos y sus títeres polacos emprendieron contra ellos una feroz represión). El régimen comunista condenó a Piechowski a diez años por haber luchado contra los nazis en el AK, toda una ironía. Pasó siete años en la cárcel. A su salida tenía 33 años. “Me han quitado toda mi juventud”, recordó años después que pensó entonces. En las décadas siguientes trabajó como ingeniero. Tras la caída del comunismo, el presidente del Parlamento polaco, Maciej Płażyński, quiso otorgarle la Orden del Águila Blanca, la más alta condecoración de Polonia. Piechowski la rechazó, alegando: “No creo que este honor se me deba a mí”. Tras vender sus tierras en Gdansk en 1989, ya con 70 años, viajó con su esposa por 60 países. En 2006 su localidad natal de Tczew le nombró ciudadano de honor. Ese mismo año su fuga de Auschwitz fue el tema del documental “Uciekinier” (El hombre a la carrera), elaborado por Marek Tomasz Pawłowski y Małgorzata Walczak y que obtuvo varios premios internacionales. En 2009 la cantante británica Katy Carr le dedicó su canción “Kommander’s Car” (El coche del comandante). Pasó sus últimos años de vida en Gdansk, donde ha fallecido.

Sirva esta entrada como homenaje a este héroe y patriota polaco. Descanse en paz.

Cześć i chwała bohaterom!
¡Honor y gloria a los héroes!

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Fulvio Marquez

    Rindo tributo a este heroe y patriota polaco, el da la medida del las almas grandes.

  2. Juan

    Honor y gloria. Descanse en paz. Gracias Elentir por informarnos de estas cosas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]