Fue la película más cara del nazismo y se estrenó el 30 de enero de 1945

‘Kolberg’: la insólita superproducción que se estrenó en pleno hundimiento del Tercer Reich

Esta imagen se tomó en Alemania en la Segunda Guerra Mundial. No es broma. Es de una película rodada con un enorme despliegue de medios mientras los aliados bombardeaban el país.

El antiguo cargadero de Rande: un punto logístico del Tercer Reich en la Ría de Vigo
Exploración urbana en Berlín: recorriendo ruinas del Tercer Reich y del Ejército Rojo

El 22 de octubre de 1943, a iniciativa de Joseph Goebbels, la Alemania nazi empezó el rodaje de una de las mayores -y menos vistas- superproducciones de la historia del cine: “Kolberg”. La guerra había empezado a torcerse para Hitler. Hasta entonces imparables, las fuerzas alemanas habían sido derrotadas en noviembre de 1942 en El Alamein, y en febrero de 1943 el Tercer Reich se topó en Stalingrado con el punto de inflexión de su expansión militar. En julio, los tanques de la Wehrmacht fueron vencidos por los soviéticos en la Batalla de Kursk. Ese mismo mes, británicos y americanos desembarcaban en Sicilia, y Mussolini era destituido y detenido. En septiembre, el mariscal Badoglio firmaba el armisticio entre Italia y los aliados. Hitler se quedaba sin su principal aliado. Aunque Alemania aún tenía un gran poder, había pasado a la defensiva.

Manipulando la historia para animar a los alemanes a la lucha

Consciente de que los aliados acabarían desembarcando en Francia y los alemanes se verían rodeados en tres frentes, Goebbels tuvo la idea de rodar una gran película que animase al pueblo alemán a la resistencia. Para ello escogió como motivo las guerras napoleónicas y, concretamente, la invasión por las tropas francesas de la región de Pomerania (entonces Prusia, hoy Polonia), y concretamente la defensa de la ciudad de Kolberg (hoy Kołobrzeg). El problema es que el sitio de Kolberg terminó, en realidad, con la rendición de Prusia. ¿Qué hacer entonces para encontrar en aquellos hechos una inspiración para la Alemania nazi? La decisión fue muy sencilla: decidieron manipular la historia para afirmar que Francia había renunciado a tomar la ciudad ante su feroz resistencia. Todo ello adornado con alegóricas llamadas a la resistencia de los prusianos contra el invasor francés, que contó con el apoyo de polacos e italianos.

El número de extras fue mayor que el de las tropas que lucharon en la batalla real

El gusto del Tercer Reich por hacer todo cuanto más grande, mejor, llevó a la película a incurrir en una paradoja. Y es que “Kolberg” es de esas rarísimas películas que tuvieron en su reparto más tropas que las que combatieron en los hechos reales. Si la batalla real había enfrentado e 1806 a unos 6.000 soldados prusianos contra unos 14.000 franceses y aliados, la película nazi contó con 187.000 actores de reparto, entre ellos 50.000 soldados y 6.000 marinos. Ya sólo en militares, la producción de la UFA casi multiplicó por tres el de soldados de la batalla real. A esto hay que añadir 4.000 caballos. Imaginemos por un momento no sólo el reto logístico -comida, alojamiento, vestuario, maquillaje, etc.- de emplear a toda esta gente en una película, sino un hecho aún más incomprensible: en plena guerra, y con Alemania a la defensiva, “Kolberg” agrupaba a un número de extras que duplicaba el personal actual del Ejército de Tierra de España. A día de hoy, “Kolberg” se mantiene como la segunda película con mayor reparto de la historia del cine.

La película más cara del cine nazi

Para movilizar todos estos recursos, el 1 de junio de 1943 Goebbels había firmado una carta autorizando “a todos los departamentos de la Wehrmacht, del estado y del partido, según sea necesario, para pedir su ayuda y apoyo”. En la misma carta, el ministro de propaganda nazi señalaba que la película “debería ser el ejemplo de la ciudad, que da título a la película, para mostrar que unido en el hogar y en el frente el pueblo supera a cualquier oponente”. Goebbels ordenó suprimir varias escenas del montaje final. Concretamente acortó la larga escena que mostraba a los ciudadanos de Kolberg siendo machacados por la artillería de Napoleón, pues creía que la audiencia alemana -entonces ya sometida a fuertes bombardeos- no las soportaría. También fueron suprimidas algunas agónicas muertes de soldados. Goebbels no quería que los espectadores viesen la muerte en combate como algo dramático. El ministro de propaganda creía que la película podía cambiar el rumbo de la guerra, al animar a los alemanes a combatir, y para eso no escatimó en gastos: costó 8,8 millones de marcos (para que los hagamos una idea, con ese dineral se podrían haber construido 205 cazas Messerschmitt Bf-109G). Ya sólo el presupuesto de pirotecnia fue de 400.000 marcos (al cambio, 9 cazas del modelo ya citado). Se convirtió en la película alemana más cara de la guerra.

Se llenaron 100 vagones para transportar sal y simular la nieve

La película fue filmada en Agfacolor, y se rodó en exteriores de la propia Kolberg, Berlín, Königsberg (hoy Kaliningrado, parte de Rusia), Seeburg y Neustettin. Como las escenas invernales del ataque francés contra Kolberg se rodaron en verano, se dedicaron 100 vagones de tren a traer sal hasta Pomerania. La película se completó en agosto de 1944, cuando los aliados ya habían desembarcado en Normandía, el mismo mes en que París fue liberada. Se terminó en los estudios Babelsberg de Potsdam, mientras los bombarderos aliados arrasaban esa ciudad y Berlín.

Se lanzó la película en paracaídas sobre la base sitiada de La Rochelle

La película fue estrenada en dos pases simultáneos el 30 de enero de 1945, coincidiendo con el 12º aniversario del ascenso de Hitler al poder. Uno se hizo en el cine UFA Alexanderplatz de Berlín. El otro se hizo en el cine Théâtre de la Ville de La Rochelle, localidad francesa que albergaba una de las más importantes bases navales alemanas y que desde septiembre de 1944 estaba sitiada por los aliados. Para enviar una cinta de la película hasta allí, un avión alemán tuvo que lanzarla con un paracaídas. Nunca llegó a proyectarse de forma masiva, ya que en Alemania tampoco quedaban ya cines para mostrarla. Irónicamente, el 18 de marzo de 1945 Kolberg caía en manos de las fuerzas soviéticas y polacas. Tras la guerra, toda la población alemana fue expulsada, ya que se le cedió la parte oriental de Alemania a Polonia -entre ella Pomerania oriental- en compensación por la franja oriental de Polonia que la URSS había invadido en 1939.

El último pase ante Goebbels dos semanas antes de suicidarse

Según relata Stephen Brockmann en “A critical history of German film” (2010), Goebbels vio la película por última vez el 17 de abril, en un pase privado junto a su personal. Tras el visionado, afirmó con solemnidad: “Caballeros, dentro de cien años mostrarán otra película en color que describe los terribles días que vivimos. ¿No querrían jugar un papel en esta película, para volver a la vida dentro de cien años? Todos ahora tienen la oportunidad de elegir la parte que les tocará en la película dentro de cien años. Puedo asegurarles que será una imagen fina y elevadora“. No parece que la película fuese muy estimulante para el propio Goebbels en lo que se refiere a la idea de resistirse hasta la muerte: dos semanas después, el 1 de mayo, el ministro de propaganda se suicidaba junto a su esposa, después de haber envenenado a sus seis hijos. Hitler se había pegado un tiro el día anterior. A quienes sí pareció hacerles algún efecto fue a los soldados de la guarnición alemana de La Rochelle: fue la última ciudad liberada por los aliados, junto a las bases alemanas de Royan y Saint-Nazaire, el 8 de mayo de 1945, seis días después del fin de las hostilidades.

El nazismo aún estrenó dos películas más antes de la rendición

“Kolberg” fue la última gran producción cinematográfica del nazismo, pero no su última película. La comedia “Ein Mann wie Maximilian” se estrenó el 13 de marzo de 1945, y el melodrama “Via Mala” se presentó el 7 de abril, un mes antes de la rendición alemana. “Kolberg” fue relanzada en 1965, junto con un documental adjunto. Actualmente, la película es propiedad de la Fundación Friedrich Wilhelm Murnau, junto con unas 40 producciones cinematográficas del Tercer Reich. En Alemania se considera una película reservada: sólo puede ser mostrada en público con el permiso de esa fundación y previo pase de un documental explicativo. En el resto del mundo está disponible en DVD, aunque no es fácil encontrarla, y también se puede encontrar completa en Youtube. Podéis ver aquí un fragmento -subtitulado en inglés- que he encontrado en Youtube, concretamente una de las partes más significativas y propagandísticas de la película, en la que un oficial prusiano se dirige a los “prusianos y alemanes”, arengándoles para la lucha. En este fragmento también se ven algunas escenas de combates, con las que podemos hacernos una idea de los medios empleados en la película.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.100

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. JFM

    En Francia rodaron una pelicula comica centrada en la vida de los franceses en la Normandia del verano 44 cuya publicidad decia: “La paleicyual que ha costado mas caro que el desembarco”

  2. Luna

    Si antes de rodar se hubieran leído los Episodios Nacionales habrían rodado esta película de manera muy distinta.

    -Zaragoza
    -Bailén
    -Madrid
    -Gerona

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]