Buena parte de los guardias civiles que capturaron al asesino eran hombres

Los otros hombres del caso Diana Quer son criaturas invisibles para el ‘odio de género’

El último día de 2017 nos dejó en Galicia con una triste noticia: el hallazgo del cadáver de Diana Quer, la joven de 18 años desaparecida en agosto de 2016 en la provincia de La Coruña.

El presidente de Extremadura culpa a “los hombres” de los asesinatos de mujeres
Lo que pocos cuentan: el origen ideológico totalitario del actual feminismo de género

¿Hay supremacismos que sí se pueden defender en democracia?

Sobre la autoría de este crimen caben muy pocas dudas: José Enrique Abuín, conocido como “El Chicle”, ha confesado que la mató tras intentar violarla. Su mujer le dejó sin coartada después de que ese individuo intentase secuestrar a una mujer de 30 años en la localidad coruñesa de Boiro el día de Navidad. No hay ningún dato de la investigación que apunte a un caso de crimen organizado ni que el autor del crimen tuviese motivaciones ideológicas, pero a pesar de ello algunos se han lanzado a presentar esto como un “crimen machista”, es decir, como un crimen motivado por la idea de que los hombres son superiores a las mujeres. Una idea que se nos invita a erradicar de toda la sociedad, empezando por los colegios, incluso a golpe de ley.

Si ese hubiese sido el móvil del crimen, no sería la primera vez que alguien asesina a otra persona en España en aras de unas determinadas ideas. Según datos del Ministerio del Interior publicados en junio del año pasado, en España hay más de 10.000 víctimas de crímenes terroristas. ETA se lleva la palma, con 7.242 víctimas, y el yihadismo le sigue con 2.108 (son datos previos a los atentados en Cataluña). ¿Qué diferencia hay entre estos crímenes y asesinatos como el de Diana Quer? Pues que muy pocos pidieron entonces tomar medidas educativas contra el separatismo o el Islam. El socialista Zapatero llegó a afirmar que “todas las ideas se pueden defender en democracia”, en referencia al supremacismo nacionalista de ETA, una tesis suscrita por otros muchos y que incluso ha llevado a nuestros políticos a permitir que los proetarras se cuelen en nuestras instituciones sin haber condenado los atentados de ETA. Sin embargo, hoy muchas voces reclaman esas medidas contra el machismo. ¿Por qué esta doble vara de medir a la hora de abordar supremacismos?

¿Pretenden que las mujeres tengan miedo de todos los hombres?

Otra pregunta que debemos hacernos es si lo que se pretende es, únicamente, combatir la idea de que el hombre es superior a la mujer, o si buscan convencernos de que no hay diferencias entre los sexos. A día de hoy en España la ideología de género, que afirma lo segundo, tiene condición de pensamiento obligatorio en los colegios de varias comunidades autónomas. Cualquier cosa es susceptible de ser tachada como machismo. Incluso han acuñado el térmimo “micromachismo” para criminalizar las cosas más nimias: desde lanzar piropos a invitar a una chica a tomar un café, pasando por meras formas de cortesía como abrirle la puerta y cederle el paso a una mujer. Ya no se trata de resolver los asesinatos de mujeres, sino de conseguir que todas se sientan oprimidas por los hombres. Lo que acabo de afirmar no es ninguna paranoia: una de las formuladoras de la ideología de género propuso trasladar el esquema marxista de la lucha de clases a los sexos, es decir, convertir el odio de clase en un “odio de género”. Lamentablemente, están consiguiendo lo que buscaban. Estos días he visto en las redes sociales no pocos comentarios criminalizando a todos los varones, incluso uno escrito por un presidente autonómico. Hay mujeres que no simpatizan con el feminismo radical pero ya han empezado a interiorizar ese mensaje de miedo contra los varones. Poco importa el hecho de que España sea uno de los países de la UE con menor tasa de homicidios. Ha sido tal la campaña mediática que muchas mujeres creen ya, en serio, que los varones queremos oprimirlas e incluso exterminarlas: “nos matan por ser mujeres”, gritan las feministas españolas.

Los otros hombres del caso Diana Quer

Llegados a este punto, me toca abordar la pregunta que pongo por título de esta entrada. Leyendo a algunas personas da la sensación de que el único hombre que aparece en el caso Diana Quer es el canalla que la asesinó. Es realmente repugnante la insistencia con que algunas personas generalizan a todo el género masculino la culpabilidad de ese canalla. Nos están señalando a todos los hombres por lo que ha hecho un malnacido. ¿Qué dirían si se hiciese eso con los musulmanes tras un atentado yihadista? Esta auténtica campaña de odio contra el varón pone la lupa en canallas como “El Chicle”, mientras obvia a los hombres decentes. ¿Por qué no dicen que buena parte de los guardias civiles que trabajaron duramente para capturar a ese asesino eran varones? ¿Por qué no dicen que fueron dos hombres los que salvaron a la mujer de Boiro que estaba siendo secuestrada por ese canalla? Y podríamos seguir contando hombres entre el personal de los juzgados, los servicios sociales y sanitarios y otros muchos estamentos dedicados a proteger, cuidar y ayudar a las mujeres. La amplia mayoría de los hombres no violamos ni asesinamos a mujeres, diga las majaderías que diga el presidente de Extremadura. De hecho, muchos hombres consideramos que aquel que hace daño a una mujer ni siquiera merece ser tratado como un hombre, porque creemos que la hombría implica honor y valor, y abusar de una mujer es un asqueroso acto de cobardía. Pero ahora decir esto le puede convertir a uno en blanco de un linchamiento, porque las feministas de hoy ya no tratan de combatir el machismo, sino la masculinidad: todas aquellas características buenas que han distinguido a los hombres decentes durante siglos, y que hoy quieren hacer desaparecer en la hoguera de la ideología de género.

(Foto: La Voz de Galicia)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    No te canses, no lo van a entender, son abducidas y fíjate, lo potente que es la abducción, que también hay abducidos.

    Mientras se utilice esto del feminismo y demás como herramienta de ingeniería social, no hay solución, porque los “ingenieros” tienen inmensos recursos, entre otros miles de sicólogos para saber como reacciona la gente, no tenemos ninguna posibilidad de vencer. Sólo podemos intentar que unos pocos piensen.

  2. pacococo

    Respecto al blog, tal vez tengas tantas visitas porque queremos leer cosa políticamente incorrectas. Necesitamos enterarnos de los hechos tan como son y no como a alguien se le ocurre que deben ser.

    ¿Se podrían pasar los comentarios de Facebook al blog?

  3. Creo que no se puede hacer, Pacococo. Lo que sí puedo hacer es sincronizar los comentarios del blog y de la página de Facebook, pero si no lo he hecho es porque tengo varias páginas en función de las distintas secciones del blog: Elentir.info, Counting Stars, Explorando.info y Defensa y Aviación.

  4. Daniel

    Pues a mi sí me parece muy útil. No hay que rendirse ni desanimarse.
    Feliz Año Nuevo a todos.

  5. Fredo

    A esas mujeres que tanto odian a los hombres quiero recordarles que el mayor traidor de las mujeres, en el caso de Diana, fue otra mujer.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]