Ha reivindicado el amor y la protección a "cada persona, nacida y no nacida"

Trump anuncia la creación de un día nacional provida en los Estados Unidos: el 22 de enero

En una declaración publicada hoy en la web de la Casa Blanca, el presidente de EEUU ha anunciado que declara el 22 de enero como Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana.

El formidable discurso cristiano de Trump ante el árbol de Navidad de la Casa Blanca
El valiente y políticamente incorrecto discurso de Trump que ha sido ovacionado en Varsovia

Esta decisión coincide con otro hito histórico: hoy, por primera vez, un presidente de Estados Unidos se ha dirigido a los participantes de la Marcha por la Vida, que ha reunido a cientos de miles de personas en Washington DC (puedes ver el vídeo aquí) para reivindicar los derechos humanos de los hijos por nacer. Os ofrezco aquí la traducción al español de la excelente declaración hecha hoy por Trump para proclamar este día provida:

Hoy, enfocamos nuestra atención en el amor y en la protección que cada persona, nacida y no nacida, merece independientemente de su discapacidad, género, apariencia o etnia. Gran parte del sufrimiento más grande en la historia de nuestra nación -y, de hecho, en la historia de nuestro planeta- ha sido el resultado de desvergonzados intentos equivocados de deshumanizar a clases enteras de personas basadas en estas características inmutables. No podemos permitir que esta vergonzosa historia se repita en nuevas formas, y debemos estar especialmente atentos para salvaguardar las vidas más vulnerables entre nosotros. Es por eso que observamos el Día Nacional de Santidad de la Vida Humana: afirmar la verdad de que toda vida es sagrada, que cada persona tiene dignidad y valor inherentes, y que ninguna clase de personas debería ser descartada como “no humana”.

La reverencia por cada vida humana, uno de los valores por los cuales nuestros Padres Fundadores lucharon, define el carácter de nuestra Nación. Hoy en día nos mueve a promover la salud de las madres embarazadas y sus hijos por nacer. Anima nuestra preocupación por las madres solteras; los ancianos, los enfermos y los discapacitados; y los huérfanos y niños adoptivos. Nos obliga a abordar la epidemia de opiáceos y brindar ayuda a quienes luchan contra las enfermedades mentales. Nos da el coraje para defender a los débiles y los impotentes. Y disipa la idea de que nuestro valor depende de la medida en que estamos planeados o deseados.

La ciencia continúa apoyando y construyendo la causa de la vida. Las tecnologías médicas nos permiten ver imágenes de los niños no nacidos moviendo los dedos y dedos de los pies recién formados, bostezando e incluso sonriendo.Esas imágenes nos presentan la evidencia irrefutable de que los bebés están creciendo dentro del vientre de sus madres, vidas preciosas y únicas, cada una merecedora de un futuro lleno de promesas y esperanza. Ahora también podemos operar bebés en el útero para evitar enfermedades que amenazan su vida. Estos importantes avances médicos nos dan una apreciación aún mayor de la humanidad del nonato.

Hoy, los ciudadanos de nuestro gran país están trabajando por la causa de la vida y luchando por los no nacidos, impulsados ​​por el amor y apoyados por la ciencia y la filosofía. Estos americanos compasivos son voluntarios que ayudan a las mujeres a atravesar embarazos difíciles, facilitan las adopciones y ofrecen esperanza a quienes están considerando la posibilidad de un aborto o se están recuperando. Son proveedores médicos que, a menudo a riesgo de su sustento, se niegan conscientemente a participar en abortos. Y son legisladores que respaldan las normas de salud y seguridad, el consentimiento informado, la notificación a los padres y la prohibición de abortos tardíos, cuando los bebés pueden sentir dolor. Estos guerreros inmutables, muchos de los cuales viajan a Washington D.C. todos los años para la Marcha por la Vida, están cambiando corazones y salvando vidas a través de su defensa apasionada y cariño por todas las vidas humanas. Afortunadamente, el número de abortos, que ha estado en constante declive desde 1980, ahora se encuentra en un mínimo histórico. Aunque la lucha por proteger la vida aún no ha terminado, nos comprometemos a defender cada día a todos los que no pueden hablar por sí mismos.

AHORA, POR LO TANTO, YO, DONALD J. TRUMP, Presidente de los Estados Unidos de América, en virtud de la autoridad que me otorgaron la Constitución y las leyes de los Estados Unidos, por la presente proclamo el 22 de enero de 2018, como Día Nacional de la Santidad Nacional la Vida Humana. Llamo a todos los estadounidenses a reflexionar sobre el valor de nuestras vidas; responder a los demás de acuerdo con su dignidad inherente; actuar con compasión a aquellos con discapacidades, debilidades o flaquezas; mirar más allá de los factores externos que podrían separarnos; y abrazar la humanidad común que nos une.

EN FE DE LO CUAL, suscribo la presente este decimonoveno día de enero, en el año de nuestro Señor dos mil dieciocho, y el doscientos cuarenta y dos desde la Independencia de los Estados Unidos de América.

DONALD J. TRUMP

¡Mi felicitación a Trump por este anuncio!

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Si no me equivoco, hoy se cumple un año de la presidencia de Trump. en un año ha hecho muchas más cosas que otros en ocho y por supuesto muchas más que muchos presidentes de otros países.

    Hay varios discursos. como este, para enmarcar. Y sus acciones no sólo son en defensa de la vida, sino que también está mejorando las vidas de sus compatriotas.

    Un presidente así, viene bien en cualquier país, de vez en cuando.

  2. Jandro

    El discurso es potentísimo. No se pone ñoño ni se va por las ramas. Llama a las cosas por su nombre y se enfrenta a la demagogia y a la hipocresía en un tema tan dominado por las dos. A ver si alguien en Moncloa se lo mete a Mariano camuflado entre las hojas del Marca, para ver si le inspira un poquito.

  3. Luisa Carrasco

    👏👏👏👏👏

    La verdad es la verdad, la diga quién la diga. Y Trump podrá tener muy mala imagen para algunos, ya sea por sus propios actos o por los que se inventen sus enemigos, pero dice verdades como puños y actúa en consecuencia con aquello que defiende. Que Dios lo bendiga por ello y que le ayude a corregir sus defectos, y que nos conceda a los españoles políticos valientes que se atrevan a seguir el ejemplo de todos aquellos que hicieron o hacen progresar a la Humanidad, en el mejor de los sentidos.

  4. Pablo Varela

    Muchísimas gracias. Es una noticia realmente emocionante. Gracias por vestirla tan bien como siempre y sobre todo por tu defensa incondicional provida desde hace ya años!!!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]