El proyecto socialista contempla medidas de censura típicamente estalinistas

Así es la ley dictatorial que propone el PSOE para seguir derribando cruces en toda España

El reciente derribo de la cruz de Callosa de Segura a manos de un gobierno municipal del PSOE ha sido sólo un aviso de lo que está por venir si prospera un proyecto de ley de ese partido.

Ante el rechazo de los vecinos, un alcalde del PSOE cerca una plaza para derribar una cruz
El TSJCV ordena parar la retirada de la cruz de Callosa horas después de su derribo

El PSOE quiere una Ley de Memoria Histórica aún más extremista

La Proposición de Ley para la reforma de la Ley 52/2007 (ver PDF), registrada por el Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados el 14 de diciembre y elaborada previa consulta con José Luis Rodríguez Zapatero, pretende modificar la Ley de Memoria Histórica de 2007 que instauró el propio PSOE, yendo un paso más allá en la imposición de sus ideas y en los abusos recogidos en aquella norma. Los demás grupos políticos aún no se han pronunciado, pero es previsible que cuente con el apoyo de los partidos de la ultraizquierda y los separatistas, como ya ocurrió en 2007. En noviembre el PP ya votó en contra y Ciudadanos se abstuvo ante una proposición no de ley para reformar la Ley de Memoria Histórica, y es de esperar que vuelvan a hacerlo, de modo que esta reforma contaría con el apoyo de la mayoría de la cámara.


El Cementerio de los Mártires de Paracuellos, donde descansan miles de víctimas del bando republicano.

Pretende derribar las cruces que recuerdan a las víctimas del bando republicano

Los socialistas no han ocultado sus pretensiones cristianófobas con esta reforma. El Art. 28 del anteproyecto dice lo siguiente: “La Iglesia Católica será requerida para la retirada de simbología de exaltación de la Guerra Civil Española en templos y cementerios, cruces de los caídos, o cualquier otro lugar de propiedad eclesiástica”. Hay que recordar que muchas de esas cruces han sido levantadas en honor a los asesinados por el bando republicano, cuyo gobierno estuvo en manos del PSOE durante la mayor parte de la Guerra Civil. Es decir, que el PSOE pretende erradicar todo recuerdo de las personas inocentes asesinadas bajo su responsabilidad en aquella contienda.

El PSOE quiere inmiscuirse ilegalmente en una Basílica católica

El Art. 29 también pretende convertir el Valle de los Caídos en “un centro nacional de Memoria”, obviando en todo momento el hecho de que esa Basílica es propiedad de la Iglesia Católica, y está gestionada por la Orden Benedictina, que tiene allí su abadía. El organismo público Patrimonio Nacional, dependiente del Gobierno, sólo es titular de los osarios y del monumento. Los Acuerdos entre España y la Santa Sede de 1979, que como tratados internacionales son de obligado cumplimiento por el Estado, indican claramente en su Artículo I: “Los lugares de culto tienen garantizada su inviolabilidad con arreglo a las Leyes”. Es decir, que el Estado no puede intervenirlos, alterarlos ni demolerlos sin el permiso de su propietario, que es la Iglesia. Así pues, lo que propone el PSOE es una violación de nuestro marco jurídico. Pretender obligar a remover las tumbas de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera, como quiere hacer el PSOE, violaría ese tratado internacional y es, por tanto, una pretensión abiertamente ilegal, ya que una ley ordinaria no puede violar un tratado internacional firmado por España.

La ‘memoria histórica’ selectiva que propone el PSOE

El proyecto de ley habla de “quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicas, o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil”, pero a la hora de concretar, incluso en su preámbulo, omite toda la referencia concreta a las decenas de miles de víctimas de los crímenes del bando republicano, crímenes cometidos -en su mayoría- bajo gobiernos del propio PSOE. Para el PSOE esas víctimas no existen, sin más. Igualmente, el Art. 4.1 cita la nulidad de los tribunales y jurados constituidos en la Guerra Civil para aplicar condenas por motivos políticos, ideológicos y religiosos. El Art. 4.2, sin embargo, cita solamente los tribunales franquistas y omite toda referencia a los creados en el bando republicano, que solían basar sus condenas en farsas judiciales.


La Puerta de Alcalá en 1937, tal como la decoraron los comunistas, con las fotos del ministro soviético de exteriores Maksim Litvínov, el dictador soviético Stalin y el mariscal de la URSS Kliment Voroshílov (Foto: Archivo Abc)

¿Los agentes de Stalin venían a luchar por nuestros derechos y libertades?

Por otra parte, el proyecto de ley considera víctimas a los que luchaban “por los derechos y libertades fundamentales del pueblo español”. Sin embargo, hay que recordar que entre los republicanos había totalitarios que atacaban abiertamente esos derechos y libertades, tanto en sus discursos como en sus actos. Incluso hubo algunos, como los comunistas al servicio de Stalin, que cometieron atrocidades no sólo contra católicos y derechistas, sino también contra otros partidarios del bando republicano, como los trotskistas del POUM (a su líder, Andreu Nin, le arrancaron la piel a tiras hasta matarlo, un método de tortura ya practicado por la Cheka leninista en Rusia). Sin embargo, el PSOE nunca ha dejado de considerarles víctimas. ¿Cómo piensa justificarlo?

El PSOE copia el ‘Ministerio de la Verdad’ orwelliano

El Art. 6 del proyecto de ley del PSOE crea una “Comisión de la Verdad” que tiene un enorme parecido al “Ministerio de la Verdad” de la novela “1984” de George Orwell. Con ella, el PSOE pretende sustituir el trabajo de los historiadores por una comisión elegida por políticos. Tras decir que formarán parte de él los “grupos memorialistas” (expresión con la que el PSOE se refiere exclusivamente a organizaciones de izquierdas), el texto afirma que será un “órgano imparcial e independiente”, lo cual suena a broma pesada. Justo a continuación, el proyecto de ley dice que la comisión habrá de tener un enfoque “de género”, es decir, que deberá actuar siguiendo las pautas de la ideología de género que promueve el PSOE. ¿Imparcial, dicen?


El dirigente comunista Santiago Carrillo fue uno de los máximos responsables de la matanza de Paracuellos en 1936. A pesar de ello, hoy tiene calles dedicadas a su nombre en varios municipios.

Los criminales del bando republicano seguirán gozando de calles y monumentos

Uno de los puntos más polémicos es el Art. 27, que habla de “la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil Española y de la represión de la Dictadura”. El artículo también incluye “la redefinición del callejero, nombres de pueblos, revocación de honores y distinciones dedicados a los protagonistas de la sublevación militar, de la Guerra Civil Española y de la represión de la Dictadura”. pero no contempla retirar los símbolos, monumentos y calles que exaltan a dirigentes del bando republicano que fueron responsables de crímenes contra la humanidad, entre ellos algunos dirigentes del PSOE. Estos criminales ya quedaron exentos de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica de 2007 y no hay nada en esta reforma que indique que eso vaya a cambiar. Responsables de crímenes en el bando republicano, como el comunista Santiago Carrillo, el separatista Lluís Companys -que incluso mató a miembros de ERC– y el socialista Francisco Largo Caballero podrán seguir siendo reverenciados mientras sus víctimas son sometidas al ostracismo, simplemente porque fueron asesinadas por “los buenos” según la versión izquierdista sobre aquella contienda.

El PSOE quiere que el Rey pida perdón por crímenes de no cometió

Por otra parte, el Art. 29 contempla convocar “un acto público en sede parlamentaria para que la autoridad competente del estado”, es decir, el Rey, “pida perdón a las víctimas del franquismo y a sus familiares”. Sin embargo, hay que recordar que el PSOE no ha pedido perdón nunca por los crímenes cometidos por miembros de ese partido durante la Guerra Civil e incluso antes, por ejemplo, durante el golpe de Estado que perpetró ese partido en octubre de 1934 después de perder las elecciones del año anterior. Es más: en 2015 el PSOE incluso mostró su apoyo a actos de ensalzamiento de ese golpe de Estado. ¿Es que los socialistas se creen que eso del perdón es algo que sólo deben pedir los demás?


Pilar Primo de Rivera con otras integrantes de la Sección Femenina de la Falange en Madrid, 1941.

Quieren demostrar que los franquistas odiaban a las mujeres

El Art. 32 del proyecto de ley pretende introducir “programas educativos” en colegios e incluso universidades para dar a conocer “la historia democrática española y la lucha por los valores y libertades democráticas”. O el PSOE debe creerse que ha inventado la pólvora (eso lleva años estudiándose en los colegios), o bien pretende que la única versión de lo ocurrido que se imparta en los centros de enseñanza sea la impuesta por ese partido, que elude su responsabilidad en numerosos crímenes antes y después de la contienda. Lo más surrealista del Art. 32 es el punto e): “La promoción de investigaciones orientadas a profundizar sobre la represión padecida por las mujeres durante la Guerra Civil Española y la Dictadura franquista, contemplando la violencia física, psicológica y política ejercida contra ellas por razón de género, así como las estrategias de resistencia por ellas desplegadas”. Es decir, que el PSOE pretende imponer un discurso según el cual los franquistas odiaban a las mujeres, a pesar de que muchas mujeres apoyaron a ese régimen. El afán del PSOE por tergiversar la historia parece no tener límites.

Excluye a las víctimas del bando republicano de su ‘día del recuerdo’

En otra muestra más de sectarismo, el Art. 33 establece el 31 de octubre como “día de recuerdo y homenaje a las víctimas del golpe militar y la Dictadura”. Así, el PSOE niega ese día a las víctimas del bando republicano, en muchos casos víctimas de crímenes cometidos por miembros del PSOE o bajo su responsabilidad. Es realmente asqueroso. En esa guerra se cometieron crímenes horrendos en ambos bandos. Todas las víctimas merecen ser recordadas, sin exclusiones. La idea que parece transmitir el PSOE es que hubo víctimas –docenas de niños incluidos– que merecían morir, una idea infame, cruel y totalitaria.


Alberto Garzón, coordinador de Izquierda Unida, en un acto de ensalzamiento del golpe de Estado que instauró la primera dictadura comunista en la URSS. Detrás de él hay una efigie del primer dictador comunista, Lenin, responsable de más de un millón de asesinatos por motivos políticos.

Prisión por ensalzar el franquismo pero no por ensalzar las dictaduras comunistas

En su Disposición adicional segunda, el proyecto de ley del PSOE pretende castigar con prisión de seis meses a dos años delitos de opinión como justificar el franquismo, modificando el Artículo 510 del Código Penal. Sin embargo, la memoria del PSOE parece muy selectiva, ya que teniendo la oportunidad de modificar dicho artículo, los socialistas no contemplan el mismo castigo para quienes justifican las dictaduras comunistas. ¿Tal vez el proyecto elude esta condena porque el PSOE se alió con los comunistas en la contienda y aún hoy sigue gobernando con comunistas en muchos lugares de España? Recordemos que hace ahora ocho años los socialistas se negaron a condenar “los crímenes de los regímenes comunistas totalitarios” en el Consejo de Europa, a pesar de que la resolución en cuestión -que finalmente fue aprobada- constataba “violaciones masivas de los derechos humanos” bajo esas dictaduras. ¿El PSOE considera que hay crímenes menos graves que otros en función de la ideología del criminal?


Jóvenes y niños quemando libros clasificados como ‘literatura sucia’ en Berlín-Pankow, en la Alemania comunista, en la noche del Día Internacional del Niño, el 1 de junio de 1955 (Foto: ADN-Zentralbild / Klein / Wikimedia)

El PSOE propone un método estalinista para censurar toda versión de esa guerra que no sea la suya

En esta misma disposición adicional, además, se recoge una medida puramente estalinista: la destrucción de todo material histórico -libros y documentos incluidos- que no concuerde con la versión izquierdista de la Guerra Civil. Esto dice el texto: “El juez o tribunal acordará la destrucción, borrado o inutilización de los libros, archivos, documentos, artículos y cualquier clase de soporte objeto del delito a que se refieren los apartados anteriores o por medio de los cuales se hubiera cometido. Cuando el delito se hubiera cometido a través de tecnologías de la información y la comunicación, se acordará la retirada de los contenidos.” Esta medida que propone el PSOE recuerda peligrosamente a las quemas de libros en la Alemania nazi y en la Alemania comunista. Se me ocurre una pregunta ante este afán del PSOE por destruir todo libro que no sea de su agrado: ¿propondrá lo mismo para los libros que justifican o blanquean las dictaduras comunistas? ¿O acaso para el PSOE hay dictaduras buenas y malas?

Quiere coaccionar el voto de cargos públicos amenazándoles con la cárcel

Para terminar, el PSOE también quiere añadir un Artículo 320 bis del Código Penal que incluye hasta cuatro años de cárcel contra una autoridad que vote contra un intento de aplicar la “memoria histórica”, aunque ese intento sea injusto y arbitrario, o se base en falsedades y en actuaciones irregulares, como la retirada de la cruz de Callosa de Segura a manos de un alcalde del PSOE. Esto implica someter a coacción a los cargos electos e imponer como obligatoria la disciplina de voto marcada por el PSOE, bajo pena de cárcel para el que vote distinto: una dictadura en toda regla. Paradójicamente, esta medida podría haber servido para llevar a prisión a algunos miembros del PSOE: hace tres años el alcalde socialista de Vigo, Abel Caballero, y los concejales de su partido votaron contra el derribo de la Cruz del Castro (cuya foto encabeza esta entrada), instalada originalmente como Cruz de los Caídos pero desprovista actualmente de todo elemento relacionado con el franquismo. El gobierno municipal incluso recurrió -y ganó- una sentencia judicial que obligaba a derribarla. ¿Pretende el PSOE llevar a la cárcel a todos los que hagan lo mismo que Abel Caballero?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    Hay que ir imprimiendo entradas como ésta, y luego buscarles un buen escondrijo…

  2. Luis Recinos

    De acuerdo, ¿y van los españoles a seguir permitiéndo ésto? ¡Madre mía, qué locura!

  3. pacococo

    Aquí si que me he quedado colgado de la brocha. Nunca pensé que llegaríamos a esto. Que te persigan por opinar distinto. No es que la “democracia ” que nosdimosanosotrosmismos sea complaciente, pero al menos hasta ahora a los discrepantes, se les condena al ostracismo y sólo pueden moverse por espacios marginales. Pero que escribas algo en un blog y te encierren ya es pasarse o la quema de libros.

    Y eso de manos del psoe, que se supone son moderados.

    Luís

    Los españoles permitirán todo lo que la casta quiera, porque ¿qué puedes hacer? Ellos lo controlan todo y no hay cauces para expresarse, entre otras cosas porque la ley lo impedirá.

  4. Ana

    Si se aprueba la Proposición de Ley para la Reforma de la Ley 52/2007, que ha sido presentada por el Partido Socialista y publicada en el Boletín Oficial de la Cortes Generales, el pasado día 22 de diciembre, pueden ser condenados hasta a dos años de pena de prisión y multa de hasta 12 meses quienes publiquen cosas como:
    https://www.dolcacatalunya.com/2016/05/pillan-companys-firmando-sentencias-muerte/
    o similares, ya que Companys (como otros muchos) fue sentenciado y ejecutado por sus crímenes (probados) en el franquismo y por tanto considerado víctima del franquismo…

    Y que: “.El juez o tribunal acordará la destrucción, borrado o inutilización de los libros, archivos, documentos, artículos y cualquier clase de soporte objeto del delito a que se refieren los apartados anteriores o por medio de los cuales se hubiera cometido. Cuando el delito se hubiera cometido a través de tecnologías de la información y la comunicación, se acordará la retirada de los contenidos. En los casos en los que, a través de un portal de acceso a internet o servicio de la sociedad de la información, se difundan exclusiva o preponderantemente los contenidos a que se refiere el apartado anterior, se ordenará el bloqueo del acceso o la interrupción de la prestación del mismo.»

    Absolutamente totalitaria y antidemocrática…pero todos los partidos de izquierdas lo aplaudirán calurosamente porque oculta los crímenes cometidos por sus partidos… y Ciudadanos y PP, no se atreverán a oponerse por no ser tachados de franquis-tas…pues llevamos 40 años achacando a Franco todos los males, con algunos datos ciertos y una gran mayoría tergiversados o directamente falseado y en un grado tal que los estudiantes universitarios no se atreven a citar los datos ofrecidos por autores documentados pero fuera del discurso impuesto por la progresía..

    En palabras de Pío Moa: “Estamos, por tanto, ante un proyecto de ley orientado directamente contra los derechos de los españoles, contra las libertades más elementales y contra la verdad mejor documentada sobre nuestro pasado. Un proyecto hecho, como no podía ser menos, por un partido de historial e ideología radicalmente antidemocráticos.”

  5. Ana

    Muy interesante Manifiesto de Pío Moa, sobre esta aberrante proposición de Ley:

    https://gaceta.es/opinion/manifiesto-una-ley-bolivariana-20180202-0908/

  6. Alguien del pueblo

    Pues la única opción que nos dejan es la de amarrarnos a las cruces como los ciudadanos de otros países se tienen que amarrar a los árboles para que no los talen

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]