Se fabricaban en Noruega cuando el país fue invadido por Alemania en 1940

La curiosa historia de cientos de pistolas Colt M1911 que fueron marcadas con el águila nazi

La Colt M1911 es una de las más famosas armas del siglo XX. Los americanos la usaron en las dos guerras mundiales. Pero miles de estas pistolas también fueron usadas por el Tercer Reich.

El origen real del armamento de Star Wars: desde armas del siglo XIX a fusiles actuales
Una empresa de EEUU vende una versión semiautomática del fusil español CETME L

De Estados Unidos a Noruega, vía Bélgica

La curiosa historia de esas miles de pistolas Colt que acabaron en manos del Ejército alemán empieza en enero de 1913, cuando una M1911 llegó a Noruega, cuyo Ejército estaba buscando una pistola automática que sustituyese a su revólver de ordenanza, el Nagant M1895. Las pruebas con la nueva pistola fueron un éxito, y en agosto de 1914 Noruega adoptó la Colt M1911 como arma corta de ordenanza para sus Fuerzas Armadas. Un mes después, el país nórdico alcanzó un acuerdo con la empresa belga FN, que tenía la licencia para producir la M1911 en Europa, a fin de que esta pistola se fabricase en Kongsberg Våpenfabrikk (KV), una empresa especializada en armas cortas fundada un siglo antes en la ciudad Kongsberg, al sur de Noruega. Allí empezó a fabricarse la M1911 en 1917 como M/1914, pero debido a un error de impresión, las 95 primeras salieron con un error de impresión, figurando como M/1912.


Una de las primeras 91 pistolas M/1914 fabricadas en Noruega que fueron impresas, erróneamente, como M/1912. Ésta lleva el número de serie 67 (Foto: Askild Antonsen)

La fábrica de Kongsberg cae en manos del Tercer Reich

La fabricación de la M1911 en Kongsberg continuaba cuando el 9 de abril de 1940 el Ejército alemán ocupó Noruega. Hasta entonces KV había producido 22.311 pistolas Colt. El Tercer Reich exigió que la producción continuase controlada por inspectores alemanes. Su director, el capitán Haakon Finne, entendió que fabricar armas para la potencia ocupante sería una violación de su juramento como militar. El consejo de administración intervino y nombró al ingenieron Thomas Mørk como gerente de forma temporal. Aunque la empresa tenía muchos empleados y una formidable maquinaria, la producción de armas fue baja en relación a su capacidad y nunca alcanzó los niveles requeridos por los alemanes, pues los empleados de KV intentaron reducirla en la medida de lo posible para no ayudar a los invasores.


Una de las pistolas M/1914 fabricadas en Noruega en el periodo de entreguerras. Ésta lleva el número de serie 20.997 (Foto: Askild Antonsen)

Suministrando armas a la Wehrmacht y a la resistencia noruega

Durante la contienda, la fabricación de pistolas M/1914 se mantuvo. Aunque se las conocía en Noruega como Kongsberg Colt, los alemanes las rebautizaron como Pistole 657(n). Al mismo tiempo, en la KV se montaban cañones antiaéreos Bofors de 40 mm (de origen sueco y fabricados en Noruega con licencia, fueron denominados como FlaK 28 por los alemanes y destinados a la Kriegsmarine) y cañones de 50 mm para los arpones de los buques balleneros civiles noruegos, que mantuvieron su actividad durante la guerra. De forma oculta, KV también fabricó armas para la resistencia noruega, entre ellas la pistola “Matpakke.Colt”, basada en la M1911. Esta actividad clandestina provocó que algunos de los empleados de la fábrica fuesen detenidos y enviados a campos de concentración.


Una de las últimas 920 pistolas M/1914 fabricadas en Noruega en la Segunda Guerra Mundial, marcada con el águila nazi de la Waffenant. Ésta lleva el número de serie 29.799 (Foto: Beetle / Calguns.net)

La fabricación de la Kongsberg Colt fue muy discontinua a lo largo de la guerra. Entre abril y diciembre de 1940, tras la invasión alemana, sólo se fabricaron 50 pistolas, pues los alemanes estaban más interesados en los cañones antiaéreos Bofors. En 1941 salieron de la factoría 4.099 pistolas Colt, y en 1942 fueron 3.154. En 1943 y 1944 la producción de estas pistolas se interrumpió para centrarla en los fusiles de cerrojo Krag–Jørgensen. El 18 de septiembre de 1944 la fábrica de KV fue saboteada por la resistencia noruega, registrándose una gran explosión provocada por 100 Kg de explosivos plásticos. No hubo pérdidas humanas. El objetivo de la acción era detener la producción de armas en la factoría, dañando las plantas de perforación y de fresado. La fábrica registró serios daños, pero finalmente la producción no se detuvo.


Detalle del águila nazi de la Waffenant en una de las 920 M/1914 fabricadas en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial. (Foto: Beetle / Calguns.net)

Las últimas 920 pistolas de la ocupación fueron marcadas con el águila nazi

En 1945, en los últimos meses de la guerra, KV produjo 920 pistolas Colt más, con una particularidad: estas últimas llevaban el águila nazi del Waffenant, como señal de certificación de la agencia de armamento del Ejército alemán. La primera pistola de este último lote, con número de serie 29.615, se entregó el 29 de marzo de 1945, y la última, la 30.534, se entregó el 5 de mayo de 1945, justo el día que las tropas alemanas estacionadas en el país empezaron a rendirse a los británicos y a los noruegos. Tres días más tarde se rendían las últimas tropas alemanas en la Noruega continental (las últimas tropas alemanas que se rindieron en el país fueron las que se quedaron aisladas en Spitzbergen, en el archipiélago de Svalbard, hasta el 4 de septiembre de 1945, cuando las recogió un buque noruego dedicado a la caza de focas).


Comparativa entre una M/1914 noruega fabricadas en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial (abajo, izquierda) y una Colt M1911A1 estadounidense (Foto: Beetle / Calguns.net)

Una pistola muy cotizada entre los coleccionistas

Hoy en día las Kongsberg Colt fabricadas durante la ocupación alemana son piezas de coleccionista, y en concreto, las 920 pistoladas que llevan el Waffenant son piezas muy cotizadas. Dada la situación de relativa calma que vivieron las tropas alemanas en Noruega, es poco probable que esas armas llegase a usarse en combate. No obstante, las más cotizadas de las pistolas Colt fabricadas por KV durante la guerra son las “Matpakke.Colt” hechas para la resistencia noruega de forma clandestina durante la guerra y que no llevaban números de serie (y a menudo no estaban del todo acabadas). De las aproximadamente 8.200 pistolas fabricadas durante la ocupación, 700 fueron destinadas a la Kriesgmarine (la Armada alemana) y el resto al Heer (Ejército), en todos los casos a unidades desplegadas en Noruega. Tras producir 2.319 pistolas más después de la guerra, la producción de la Kongsberg Colt se detuvo en 1948, haciéndose una serie conmemorativa en 1987 de sólo 20 armas destinadas a coleccionistas. La Kongsberg Colt se mantuvo como arma corta de ordenanza de las Fuerzas Armadas de Noruega hasta 1985, cuando adoptaron la Glock P80.

(Foto principal: SFWporn Network. Una M/1914 noruega con marcas alemanas. Es una de las 920 fabricadas por KV en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.700

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.