Si eres de izquierdas todo vale, pero si eres de derechas no puedes abrir la boca

8 cosas que censuran quienes llaman “libertad de expresión” al ensalzamiento del terrorismo

El comunismo es una ideología que llamó “democracias populares” a brutales dictaduras. Sus herederos son igual de cínicos, como hemos visto tras la condena del rapero comunista Valtonyc.

Valtonyc: disfrazan de mártir de la libertad de expresión a un condenado por pisotearla
5 ejemplos de discursos de odio que sí caben en el concepto progre de libertad de expresión

Valtonyc es un tipo que ha amenazado de muerte a quienes no opinan como él y que ha ensalzado a bandas terroristas que pretendían imponer sus ideas por medio de asesinatos, secuestros y extorsiones. Un tipo que pretendía acabar con la libertad de expresión de los demás es ahora el mártir de la ultraizquierda, que se queja de la vuelta de la censura. Es el colmo de la desvergüenza, sobre todo teniendo en cuenta el tipo de cosas que pretenden censurar los que han apoyado a Valtonyc:

  1. Lanzar piropos o citar siquiera la palabra “piropo”. No, no es broma. No sólo quieren prohibir los piropos, sino que además, el año pasado feministas de Podemos pidieron prohibir que se use la palabra “piropo” en campañas publicitarias. La apología del terrorismo y las amenazas de muerte de Valtonyc les parecen legítimas, pero llamar “guapa” a una chica les parece intolerable.
  2. Escribir “La Coruña”. Éste es el topónimo en español correspondiente a esa capital gallega, pero el BNG sostiene que es un “topónimo ilegal”, como si por escribirlo así te pudieran multar. Casualmente, el BNG es uno de los partidos que han salido en apoyo a Valtonyc. Si el rapero hubiese escrito “La Coruña” en vez de lanzar amenazas de muerte, a lo mejor el BNG estaría pidiendo su encarcelamiento.
  3. Criticar el comunismo. Ayer Izquierda Unida pidió a la UE que condene a España por el caso de Valtonyc, pues según la coalición comunista penalizar las amenazas de muerte y la apología del terrorismo hechas por el rapero vulnera derechos fundamentales. Precisamente, en 2014 Izquierda Unida pidió en su programa electoral que la UE persiguiese a los anticomunistas. La idea de la libertad de expresión que tiene IU se debe parecer mucho a la que tenían Lenin y Stalin.
  4. Poner una bandera española en tu balcón. Podemos es uno de los partidos que exhiben una actitud profundamente hispanofóbica, hasta tal punto que el pasado mes de diciembre su secretario de organización justificó un intento de incendiar un piso porque tenía la bandera española en el balcón. Entra dentro de lo previsible que tipos así sientan simpatía por un totalitario como Valtonyc.
  5. Decir que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva. Es una obviedad biológica, pero los fanáticos de la ideología de género no admiten que la biología les lleve la contraria. Podemos, que ahora apoya al rapero Valtonyc, apoyó en el Congreso que se sancionase a HazteOir.org por afirmar esa obviedad biológica. Además, el año pasado Podemos presentó una Ley Mordaza en el Congreso para castigar a los que digan obviedades biológicas como la citada simplemente porque contradicen las opiniones de los podemitas. ¿Censura, dicen?
  6. Criticar la ideología de género. La semana pasada, Podemos fue uno de los partidos que lograron censurar una charla de Alicia Rubio en Santander, por el mero hecho de que la profesora defiende opiniones críticas con esa estafa anticientífica que es la ideología de género. No es la primera vez que Podemos intentaba tomar represalias contra Alicia por discrepar: el año pasado dos concejales podemitas montaron un acto de acoso contra ella en el instituto en el que trabaja. Así entiende Podemos la libertad de expresión.
  7. Criticar las cabalgatas del “orgullo gay”. Esos eventos se han convertido desde hace años en exposiciones de zafiedad y mal gusto, pero algunos no toleran la menor crítica al respecto. En agosto de 2015, Podemos y otros partidos de izquierda exigieron a un empresario una “inmediata rectificación” por criticar esas cabalgatas. Por lo visto, el concepto de libertad de expresión de los podemitas consiste en que si no te gustan esas celebraciones, te tienes que callar.
  8. Criticar la imposición de una lengua regional. En febrero de 2015 la dirección de Podemos en Galicia tachó de “racista” esa crítica, alegando el colosal disparate de que “la inmersión en gallego es una prescripción científica”. Incluso dieron a entender que rechazar esa imposición es propio de intolerantes. Para ellos lo tolerante es ser un totalitario de pacotilla.

Estos ocho puntos se podrían resumir en una sola frase: si eres de izquierdas todo vale, incluso las amenazas y la apología del terrorismo, pero si eres de derechas no puedes abrir la boca. Lo que defienden los podemitas y sus amiguetes no es la libertad de expresión, sino que se les otorgue el poder de coaccionarnos a todos con total impunidad. Lo que quieren no es democracia, sino una dictadura como las que tienen sus amigos de Cuba, Venezuela e Irán.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Y la impondrán, porque los que tienen que defender la democracia se callan como mujeres públicas.

    Tenemos una serie de personas, porque si les dejan echar el voto en la urna es que son personas, que están de acuerdo y una inmensa mayoría que no lo están y que votan, muchos de ellos a unos partidos para que, entre otras cosas, les representen, defendiendo la democracia y evitando que unos energúmenos hagan estas cosas.

    Y ahí es donde falla el asunto, porque estos partidos que reciben esos votos callan.

  2. Luis Recinos

    Y sí, mucho me temo que su lector Pacoco tiene razón. Además, nada de qué sorprenderse. Les recuerdo que Herbert Marcuse, el “Gran Guro de la Nueva Izquierda”, en su ensayo “Tolerancia Represiva”, de 1965, dejaba muy claro que “La realización del objetivo(de la revolución marxista) exige intolerancia hacia orientaciones políticas, actitudes y opiniones dominantes. (Esto es), intolerancia hacia los movimientos de la derecha y la tolerancia de movimientos de la izquierda”. La conducta de los miembros de Podemos y sus secuaces, sigue fielmente los lineamientos de la estrategia planteada desde entonces por Marcuse y otros pensadores. Saludos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]