Nueva campaña de odio del BNG en contra de los gallegos hispanohablantes

Los separatistas van ahora a por los gallegos con nombres en español: están ‘deturpados’

Los hispanófobos del Bloque Nacionalista Galego (BNG) hicieron ayer una concentración, con la formidable asistencia de unas 20 personas, para animar a “galleguizar los nombres y apellidos”.

Según el BNG, si eres gallego y hablas en español estás insultando a Galicia
La Xunta lanza una lista negra de apellidos en español: descubre si eres uno de los señalados

El BNG lleva su hispanofobia también a los nombres de persona

El diputado bloqueiro Xosé Luis Rivas dijo que esto ya debería “estar ya normalizado e institucionalizado”. En la web del BNG se indica que esta campaña “busca la recuperación de algunas de nuestras señas de identidad deturpadas” entre las que destacó “los topónimos, nombres propios y apellidos”. Por si alguien lo desconoce, el verbo deturpar, que también existe en español, significa “afear, manchar, estropear, deformar”. En resumidas cuentas: los separatistas consideran que los gallegos con nombres en español estamos “manchados”, “afeados” o “estropeados”, a pesar de que la lengua de Cervantes se habla en Galicia desde hace siglos y es hoy una de las dos lenguas oficiales de la comunidad. En un paso más para estigmatizar a los que no comparten su odio a lo español, Rivas pidió que apellidos como Feijóo, Sotoluengo o Barrero “no se repitan”.

La fuerza de la costumbre y el paso de los años han conseguido que muchos gallegos lean declaraciones como las de el señor Rivas como si fueran tan normales como la lluvia en invierno. En fin, no sé otros paisanos, pero yo ya estoy hasta las narices de que unos fanáticos estén dedicándose un día sí y otro también a lanzar basura contra los gallegos hispanohablantes. Recordemos que hace tres años, el entonces portavoz del BNG, Xavier Vence, tachó el hablar en español como un insulto a Galicia, una bobada descomunal, si tenemos en cuenta que Galicia es una comunidad bilingüe y el español es una de sus dos lenguas. Tan gallego es alguien nacido en Vigo y que se llame Juan, como alguien nacido en Gondomar y que se llame Xurxo. Basta ya de chorradas y de querer convertir a los hispanohablantes en apestados en nuestra propia tierra.

Algunos ejemplos del radicalismo hispanófobo del Bloque

Recordemos, a modo de ejemplo, que en 2014 esa formación ultranacionalista no tuvo reparos en defender a unos salvajes que agredieron a simpatizantes de Galicia Bilingüe, alegando que “defendían el gallego”. La cosa ha alcanzado incluso a los más pequeños: en 2016 los ayuntamientos de Carballo, Carnota y Pontevedra, en manos del BNG, apoyaron un programa que estigmatizaba a los niños que hablan en español. Me pregunto qué será lo próximo que tiene previsto hacer esta banda de inquisidores lingüísticos. ¿Les veremos acosando a gallegos que hayan cometido el “crimen” de llamarse José, Dolores, Jorge, Eugenia, Antonio, Juana o José y no querer llamarse de otra manera? A lo mejor a alguien le parece una pregunta estúpida. ¿Y no es estúpido decir que los nombres en español están “manchados”?

Una mentira histórica para justificar una venganza

El diputado Rivas también dijo que “durante el periodo franquista resultaba impensable inscribir los nombres en gallego bajo amenaza de ingresar en la cárcel”. Es cierto que a los nombres de pila en gallego se les ponían trabas, pero de ahí a amenazar con la cárcel, hay un trecho. El caso es que el BNG también ha extendido esa especie sobre los apellidos, como se observa en las declaraciones de ese diputado. Yo no siento simpatía por ninguna dictadura, pero tampoco la siento por la mentira. Durante el franquismo hubo gallegos tan famosos como Andrés do Barro (el único cantante que ha tenido una canción en gallego como primera de las listas españolas, y fue en 1970, en plena dictadura), Gabriel Pita da Veiga (Almirante y último ministro de Marina), Eduardo Barreiros (empresario que se hizo famoso con su fábrica de camiones), Manuel Fraga (Ministro de Información y Turismo y Embajador de España en el Reino Unido), Juan Gil Sequeiros (alcalde de Villagarcía de Arosa) y Álvaro Cunqueiro (periodista y poeta), todos ellos con apellidos en gallego.

De hecho, el primer día de las letras gallegas se celebró en 1963. Una de las más conocidas editoriales en lengua gallega, la Editorial Galaxia, apareció en 1951. Por favor, dejad ya de intentar comernos el coco diciendo que durante el franquismo el gallego estaba prohibido, porque no es verdad. Y me importa un pimiento que decir esto sea políticamente incorrecto. Esa mentira la están usando algunos para justificar una especie de venganza contra muchos que ni siquiera vivimos el franquismo, contra gallegos que hablamos en español porque nos da la real gana, y no porque nos lo imponga nadie. De hecho, lo más parecido al fascismo que hemos conocido muchos gallegos es, precisamente, esa corriente de nacionalistas fanáticos a la que pertenece el BNG.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]