Mientras tanto los del BNG escriben 'Castela e León', 'A Rioxa' y 'Estremadura'

Separatistas quieren prohibir el nombre en español de la provincia y ciudad de Orense

Los ultras del Bloque Nacionalista Gallego (BNG) han anunciado que propondrán en el pleno de la Diputación de Orense un esperpéntico acuerdo para prohibir el nombre español de esa provincia.

Al hablar español se dice La Coruña, Orense, Sangenjo y Bayona: aquí te explico el porqué
‘La Toja no existe’ y otras 7 tonterías muy habituales sobre los topónimos de Galicia

En textos en español se usan topónimos en español

Concretamente, a los separatistas les molesta que el Diccionario panhispánico de dudas de la RAE mantenga el topónimo Orense, señalando lo siguiente: Nombre tradicional en lengua castellana de la provincia y ciudad de Galicia cuyo nombre en gallego es Ourense. Salvo en textos oficiales, donde es preceptivo usar el topónimo gallego como único nombre oficial aprobado por las Cortes españolas, en textos escritos en castellano debe emplearse el topónimo castellano. El gentilicio, para todo tipo de textos, incluidos los oficiales, es orensano”. Lo que apunta la RAE es cuestión de pura lógica. Imaginaos lo absurdo que sería que la Junta de Castilla y León prohibiéndole a la TVG decir “Castela e León”, por el mero hecho de que el exónimo gallego de esa región no coincide con su nombre oficial.

Lo que hace el BNG es atacar la libertad de expresión

Según La Voz de Galicia, el Bloque ha afirmado que la ley con la que el Gobierno de Aznar cambió la denominación oficial de esa provincia “obliga a emplear las genuinas y únicas formas oficiales”. Sin embargo, lo que dice el BNG es mentira, como se puede comprobar leyendo la Ley 2/1998. Los dos artículos de esa ley se refieren a las denominaciones oficiales de las provincias de La Coruña y Orense, estableciendo como únicas formas oficiales “A Coruña” y “Ourense”, respectivamente. Como bien señala la RAE, que esos topónimos sean oficiales no significa que sean de uso obligatorio más allá de los documentos oficiales. Ya no sólo es una cuestión de lógica lingüística, sino de libertad de expresión. ¿Con qué derecho un partido político exige que se persiga a quienes usan topónimos en una determinada lengua? Esto es España, no Corea del Norte, señores del Bloque.

Usar un topónimo no oficial no es ilegal: el propio BNG lo hace

Como tiene por costumbre, el BNG confunde topónimos oficiales y topónimos legales, dando a entender que las formas no oficiales de los topónimos son ilegales y que usarlas es algo así como cometer un delito, lo cual es un completo disparate. Ante la inconsistencia de ese argumento, los separatistas van más allá y afirman que no emplear la forma oficial de los topónimos es una discriminación y un ataque directo hacia la lengua gallega y una vulneración de la legalidad vigente”. Como ya hemos visto, esto último es una mentira. En cuanto a las otras afirmaciones que hace el Bloque, es absurdo decir que usar un topónimo en un idioma es discriminar o atacar a otra lengua. De hecho, el propio BNG hace lo mismo que critica: en su web se pueden leer topónimos en gallego como “Castela A Mancha”, “Castela e León”, “A Rioxa” “Estremadura”, que no son los topónimos oficiales de dichas comunidades, cuyos nombres oficiales están en español. ¿Hemos de suponer que al usar esos topónimos en gallego, el BNG se proponía discriminar y atacar el idioma español? Es más: el BNG utiliza sistemáticamente el topónimo “Galiza”, a pesar de que el topónimo oficial que figura en el Estatuto gallego es “Galicia”.

En Galicia hay dos lenguas oficiales: el gallego y el español

Por otra parte, hay que recordar que Galicia es una comunidad con dos lenguas oficiales. Los gallegos hispanohablantes tenemos derecho a llamar a los sitios en los que vivimos usando topónimos en nuestra propia lengua, que es el español. Se da la circunstancia, además, de que muchos de esos topónimos tienen siglos de antigüedad, como es precisamente el caso de Orense, un topónimo que, de hecho, es de origen romano. Lo que pretenden los separatistas es dar a entender que los gallegos que hablamos en español no somos gallegos, un mensaje propio de fanáticos totalitarios. Ya está bien de tratar a la mitad de los gallegos como si fuésemos extranjeros en nuestra propia tierra por el mero hecho de hablar un idioma, el español, que se viene usando desde hace siglos en esta tierra. Por mi parte, no sólo seguiré usando topónimos en español al hablar en español, sino que además, y teniendo presente lo mucho que le fastidia a los ultras del BNG leer “Orense”, me dan ganas de ponérselo aún más grande:

ORENSE

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    Me pregunto por qué los de TVE ponen en el mapa del tiempo “Ourense”, “A Coruña” y “Girona”, pero no “Donosti” ni “Bilbo”.

    Y siguiendo en Galicia, si bien esto no tiene nada que ver con los idiomas, me enteré hace pocos días de que había muerto el mítico Paco Costas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.