El PSOE se une a la ofensiva de la ultraizquierda contra la libertad de expresión

Un socialista que criticó la ‘Ley Mordaza’ ahora le prohíbe a Vox ejercer su derecho de reunión

Tras la campaña de presiones y amenazas de grupos de izquierda contra hoteles de Algeciras para impedir una conferencia de Vox, ahora el Gobierno del PSOE saca a relucir su mordaza.

Grupos de izquierda intentan prohibir un acto de Vox e imponerle una censura en los medios
En plena invasión de ilegales en Ceuta el PSOE elogia a una sueca por impedir una expulsión

La ley establece una excepción por “causas extraordinarias y graves”

Ante la negativa de los hoteles a acoger el acto de Vox tras recibir esas amenazas, y tal como os adelanté ayer, Vox decidió convocar su acto en la Plaza Alta, a las 20:30 horas de este miércoles. La formación que preside Santiago Abascal comunicó a la Subdelegación del Gobierno en Cádiz la convocatoria de este acto en la vía pública. La Ley Orgánica 9/1983 reguladora del derecho de reunión establece en su Artículo 8 que estas comunicaciones deben hacerse “con una antelación de diez días naturales, como mínimo y treinta como máximo”, pero establece una excepción: Cuando existan causas extraordinarias y graves que justifiquen la urgencia de convocatoria y celebración de reuniones en lugares de tránsito público o manifestaciones, la comunicación, a que hace referencia el párrafo anterior, podrá hacerse con una antelación mínima de veinticuatro horas.

Vox justifica la urgencia de la convocatoria por “un atentado a la libertad de expresión”

En su comunicación a la Subdelegación del Gobierno, remitida esta mañana, Vox se amparó en esta condición de urgencia señalando que “habiendo concertado con el Hotel Alborán de Algeciras con tiempo suficiente, reservando la sala a estos efectos de realizar un acto político en defensa de la libertad de expresión y en apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en el día de ayer 6 de agosto la responsable del citado Hotel nos comunica que, debido a presiones y amenazas sufridas por grupos de extrema izquierda, cancela el acto en sus instalaciones. Realizada la consulta de otros hoteles de la ciudad, en todos se recibe la misma respuesta denegatoria por el mismo motivo; grupos de extrema izquierda están presionando y amenazando a los responsables de estos establecimientos hoteleros para impedir que el partido político VOX pueda celebrar su acto con normalidad”. Vox señala, así mismo, que a consecuencia de ello, y “por tratarse de una circunstancia extraordinaria -ajena a la propia voluntad y conducta del partido convocante- y grave -por suponer un atentado a la libertad de expresión de los ciudadanos, garantizada por el art. 21 de la Constitución Española-, es por lo que se solicita por la vía de urgencia la concentración más arriba descrita”.

La Subdelegación miente al decir que Vox no justificó la convocatoria urgente

Hoy la Subdelegación del Gobierno ha remitido a Vox un escrito prohibiendo esa concentración, con el argumento de que la comunicación de la misma se ha hecho “sin respetar el plazo mínimo de preaviso de comunicación” (lo cual es cierto, por las razones arriba señaladas). Pero además, la Subdelegación del Gobierno miente abiertamente, al afirmar que Vox no ha invocado “causas extraordinarias y graves que justifiquen urgencia de la convocatoria”, puesto que el escrito de Vox las señala con absoluta claridad. Hay que recordar que el Artículo 390 del Código Penal castiga del delito de falsedad en documento público con penas de prisión de tres a seis años, y especifica que uno de los supuestos de este delito se da faltando a la verdad en la narración de los hechos por parte de una autoridad o funcionario público.

Izquierda Unida sí que puede convocar concentraciones de un día para otro

Vox ha presentado un recurso urgente ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía “en protección de derechos fundamentales vulnerados por la arbitrariedad de la Subdelegación del Gobierno en Cadiz por denegarnos el derecho de reunión en Algeciras”. Hay precedentes a favor de Vox. Sin ir más lejos, una concejala de Izquierda Unida convocó el 30 de julio en El Puerto de Santa María una concentración de apoyo a Juana Rivas para el día 31. La concentración se llevó a cabo en la Plaza de Isaac Peral con total normalidad, y no hay ninguna noticia de que la Subdelegación del Gobierno haya puesto ninguna pega, a pesar de que el acto se convocó fuera de plazo. ¿La Subdelegación hizo una excepción, acaso, porque la convocante era izquierdista?

El hoy subdelegado del Gobierno criticó en 2015 la “ley mordaza”

Hay que señalar que en el momento de convocarse esa concentración de IU ya era subdelegado del Gobierno en Cádiz el socialista José Antonio Pacheco Calvo, nombrado para ese cargo el 27 de junio -del que tomó posesión a comienzos de julio– y que hasta entonces era concejal del PSOE en la ciudad de Cádiz. A propósito del señor Pacheco, el hoy subdelegado criticó en 2015 la Ley de Seguridad Ciudadana del PP tachándola de “ley mordaza”:

Tres años después, Pacheco no tiene reparos en prohibir un acto convocado por Vox, contribuyendo con ello a la campaña de intimidación lanzada por la extrema izquierda para impedir a ese partido ejercer su libertad de expresión. Y la prohibición la dicta tras hacer la vista gorda a un acto de IU convocado con 24 horas de antelación. Si este señor no presenta su dimisión de inmediato, espero que Vox se encargue de llevarle ante los tribunales por su actuación de hoy.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Hugo

    “No se puede avergonzar alguien que no tiene vergüenza”. Otro caso más.

  2. Luis Recinos

    “La libertad” dice Hayek, “es independencia frente a la voluntad arbitraria de un tercero.” Se puede entender también la libertad como ese “estado en virtud del cual un hombre no se halla sujeto a coacción derivada de la voluntad arbitraria de otro o de otros.” En resumen, la libertad se puede entender como la ausencia de coacción o amenaza. Es evidente que, a juzgar por el contenido de la columna, es la libertad misma la que está en juego en España ahora mismo. El problema es que la amenaza o coacción, o estímulos aversivos, en términos conductuales, funciona porque, como infunde miedo, las personas amenazadas ceden ante la misma y, al hacerlo, refuerzan positivamente dicha conducta la cual volverá a repetirse. Es por eso que no hay que ceder ante las amenazas, tal cual lo ha hecho Vox. Es una pena que los hoteleros si lo hayan hecho, pues eso envalentona mucho más a aquellos individuos o sectores que utilizan la violencia para acallar al disidente. Una vez más, las amenazas y coacciones son OK si provienen de la izquierda. Pregunto: Aparte de Elentir y Vox, ¿hay otras voces que protesten en España ante esta situación? ¿Dónde están las manifestaciones multitudinarias en defensa de la libertad…de su libertad?

  3. Serginho

    No podemos asistir a este tipo de ataques a la libertad sin hacer nada al respecto. La extrema izquierda intolerante y sectaria no deja de luchar en todos los frentes con todos los medios a su alcance, incluido tomar la calle ante la primera oportunidad.
    Sólo actuando cada uno en su entorno o con los medios a su alcance y colectivamente siempre que se pueda podremos, los amantes de la libertad (la de todos y respetando a todos) conseguiremos frenar esta ola de nepotismo, intolerancia y barbarie. Viva la coherencia, honestidad, sentido común, respeto a los demás, defensa de la vida y la dignidad del ser humano…..saludos

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]