El Ayuntamiento tergiversa una ordenanza municipal para multar a la anciana

Un alcalde del PSOE impone una multa de 725 euros a una pensionista por proyectar una cruz

La cristianofobia del PSOE sigue pisoteando libertades. Esta vez en Callosa de Segura (Alicante), cuyo alcalde, el socialista Fran Maciá, ordenó derribar una cruz pese al rechazo de muchos vecinos.

Ante el rechazo de los vecinos, un alcalde del PSOE cerca una plaza para derribar una cruz
Rompen la peana de la Cruz de Callosa usando un martillo neumático, contra la orden judicial

Proyectó en la Iglesia una silueta de la cruz derribada con un foco

Como recordaréis, aquel derribo se hizo alegando la Ley de Memoria Histórica, a pesar de que la citada cruz no contenía ninguna inscripción de tipo político. Lo que demostró este caso es que con la excusa del antifranquismo, lo que hace el PSOE es imponer su cristianofobia, un odio visceral contra las creencias mayoritarias de los españoles. Una de las vecinas que se opuso a aquel derribo fue Teresa Agulló, una anciana de 82 años que vive justo delante del sitio en el que se ubicaba la cruz derribada. Teresa prestó su balcón para proyectar con un foco la silueta de esa cruz en la fachada de la Iglesia junto a la que estaba situado el monumento derribado. Tras poner unos focos más potentes para intentar que no se viese la cruz, el ayuntamiento amenazó con imponerle una multa a Teresa. Javier Ortega Smith y Ana María Cerdá, de Vox, viajaron a Callosa para apoyar a Teresa el pasado mes de abril.

Denuncian que el Ayuntamiento mintió a la Subdelegación del Gobierno

Esta mañana, la Plataforma Ciudadana Salvemos la Cruz, formada por los vecinos que se opusieron al derribo del monumento, ha denunciado que el alcalde socialista ha impuesto multas tanto a esa plataforma como a Teresa Agulló. A la plataforma le impone 150 euros de multa en concepto de “ocupación del dominio público sin la preceptiva autorización administrativa” el pasado 4 de mayo, un día que -según denuncian desde la plaraforma- el alcalde dijo a la Subdelegación de Gobierno “que había ventas de plantas durante todo el día” en la plaza, a fin de no permitir a los vecinos manifestarse, cuando no era cierto. Efectivamente, la propia plataforma comunicó a la Subdelegación del Gobierno su intención de manifestarse ese día, como es preceptivo.

Después de comunicarse con el Ayuntamiento de Callosa, la Subdelegación denegó ciertos días alegando que habría una “venta de plantas” de la parroquia, pero no era verdad: la parroquia no solicitó esa plaza, como denunció la propia plataforma el 6 de mayo, señalando que desde el Ayuntamiento “se sacaron de la chistera la venta de flores de la parroquia para mentir a subdelegación” Pero incluso aunque así fuese, se trata de una actividad compatible con la presencia de los vecinos: “De hecho, el año pasado se comparterieron días de custodia de la Cruz con la venta de plantas sin ningún problema”, señalan desde la Plataforma.


Ésta esa la sanción impuesta por el Ayuntamiento a la pensionista Teresa Agulló (pulsa sobre la imagen para verla ampliada). La sanción apela a un artículo de una ordenanza que se refiere a actividades publicitarias, algo que no se corresponde con la proyección de la cruz.

El Ayuntamiento tergiversa una ordenanza municipal para multar a la anciana

Así mismo, a Teresa Agulló le impone una multa de 725 por “realizar actividades de publicidad audiovisual sin la correspondiente autorización administrativa”. El Ayuntamiento acusa a Teresa Agulló de infringir el Artículo 129 apartado 2 de la Ordenanza de usos de las vías públicas. Esa ordenanza se puede leer pulsando aquí. El citado Artículo 129 apartado 2 dice lo siguiente: “Las proyecciones fijas o animadas perceptibles desde la vía pública con fines publicitarios se denegarán cuando la previsible aglomeración de público o de vehículos pueda obstruir la circulación de peatones por la acera o la de vehículos por la calzada”. La citada ordenanza no define el concepto “publicidad”, así que en esto debe atenerse a la definición que indica la Ley General de Publicidad: “Toda forma de comunicación realizada por una persona física o jurídica, pública o privada, en el ejercicio de una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional, con el fin de promover de forma directa o indirecta la contratación de bienes muebles o inmuebles, servicios, derechos y obligaciones”. Así pues, proyectar una cruz sin ánimo de lucro ni fin comercial de ningún tipo NO es publicidad.

Se da la circunstancia, además, de que la Iglesia de San Martín, en la que se proyectó la cruz, está situada en la Plaza de España, que es una plaza cuya superficie es principalmente peatonal. A un lado de esta plaza hay una calzada de un solo carril para vehículos, sin mucho tráfico. ¿De qué forma obstruía la circulación de vehículos o peatones la cruz proyectada en la Iglesia? Pero incluso en el extrañísimo caso de que alguna aglomeración de gente o de vehículos se viese entorpecida por esa proyección de la cruz, ¿no resultaban más molestos aún los focos más potentes puestos por orden del alcalde para que no se viese la cruz? El Ayuntamiento ni siquiera se molesta en argumentarlo: el alcalde quería sancionar como fuese y ya está. Esta forma de actuar no sólo deja abierta la posibilidad de recurrir esa sanción, por ser injusta, sino que además la sancionada estaría en posición de llevar a juicio al Ayuntamiento por un presunto delito de prevaricación.

Abogados Cristianos piden la intervención de la Fiscalía de Delitos de Odio

De momento, la Asociación Española de Abogados Cristianos ha lanzado una petición dirigida a la Fiscalía de Delitos de Odio para que “actúe contra los ataques de odio del alcalde de Callosa de Segura”. Esta asociación denuncia que Fran Maciá lleva meses y meses de actos de odio y humillación a los cristianos de Callosa de Segura, y ponen los siguientes ejemplos:

  • Hostigó a sus vecinos durante más de un año en el que tuvieron que estar día tras día haciendo guardia junto a la cruz para evitar su derribo”.
  • Se mofó de la cruz mientras los operarios la estaban derribando”.
  • “Cuando los vecinos iluminaron la silueta de la cruz en la fachada de la iglesia, el alcalde dio orden de encender unos focos mucho más potentes para que no se viera la luz de la cruz“.
  • Prohibió a la Plataforma en Defensa de la Cruz acercarse con una cruz de flores a la plaza de la iglesia”.

Estos hechos, y también el derribo de otra cruz en Vall de Uxó por orden de una alcaldesa socialista, vienen a reafirmar que el PSOE sigue haciendo de la cristianofobia su bandera más visible, dedicándose a ofender y humillar a los cristianos a pesar de que somos la amplia mayoría de la población española. Este PSOE, cada vez más radicalizado para intentar captar votos en la ultraizquierda, está poniendo en peligro la convivencia entre españoles en su empeño de imponernos a todos los dictados de su odio y su intolerancia. Espero que los tribunales pongan coto de una vez a las cacicadas de ese ayuntamiento en su afán por hostigar a los cristianos.

Desde la Plataforma Vecinal Salvemos la Cruz han difundido un número de cuenta para todos los que quieran contribuir a los gastos de esta entidad, lo podéis verificar aquí:

ES52 0182 1854 41 0201591303

(Foto: Objetivo Digital)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.