Ya es el cuarto caza que presenta Irán basado en el viejo F-5 estadounidense

Irán presenta un F-5F de hace más de 40 años como su nuevo caza de construcción nacional

La República Islámica de Irán acaba de presentar un “nuevo” caza, el HESA Kosar, cuyo aspecto le resultará muy familiar a cualquier aficionado a la aviación militar de la Guerra Fría.

Un vídeo polaco que nos muestra los cazas españoles en el Tiger Meet 2018 de la OTAN
Lo que quizá nunca imaginaste que se podía hacer con un C-130 Hercules: vuelo invertido

Irán presume de “poderío militar” con un avión obsoleto de 1970

La web del canal de televisión iraní HispanTV afirma: El nuevo avión de entrenamiento y combate Kosar fue diseñado y fabricado por científicos locales y realizó su primer vuelo de exhibición en Teherán, capital iraní”. La noticia también añade lo siguiente: “Dicho avión dispone de aviónica avanzada y sistemas de control de fuego de cuarta generación”. HispanTV también cita estas declaraciones hechas por el presidente iraní Hasan Rohani durante la presentación del avión en Teherán: EE.UU. no se atreve a atacar a Irán debido al poderío militar del país persa. Podéis ver aquí el vídeo de HispanTV:

En Israel no han tardado en burlarse del “nuevo” caza iraní. Ofir Gendelman, portavoz del Gobierno israelí, ha señalado: este es un avión de guerra americano muy antiguo (fue fabricado en los años 50). Es de la clase de jets F-5 que no se usa desde hace décadas”. Para ser exactos, el “nuevo” caza presentado por Irán tiene el mismo fuselaje que el Northrop F-5F Tiger II, la versión biplaza de un avión que fue presentado en 1970. Estos aviones tienen casi tantos años como el autor de estas líneas. Entre comienzos de 1974 y finales de 1976, el régimen del Sha de Persia recibió 166 cazas de este tipo, incluyendo monoplazas F-5E y biplazas de entrenamiento F-5F, en sustitución de los F-5A/B, que fueron vendidos a Etiopía, Grecia, Turquía y Vietnam del Sur (se cree que cerca de 30 F-5A/B vendidos a Vietnam del Sur y Etiopía fueron recuperados por Irán en la segunda mitad de la década de 1980). Tras la revolución islámica de 1979 y a causa del embargo impuesto por Estados Unidos al nuevo régimen, Irán tuvo que recurrir a terceros países a incluso al mercado negro para poder mantener estos aviones en estado operativo. Así pues, se trata de un avión de hace más de 40 años.

Ya es el cuarto ‘nuevo’ caza que hace Irán a partir del F-5

Ya es la cuarta vez que Irán presenta un “nuevo” caza basado en el F-5.

En 1997 Irán anunció el HESA Azarakhsh (sobre estas líneas, foto de Marjan-Shiva). La única diferencia externa con el F-5E es que su morro fue alargado 17 cm para albergar un radar de fabricación iraní, basado en un modelo soviético. Sólo se tiene constancia de que se fabricasen seis cazas Azarakhsh.

En 1995 Irán puso en marcha el proyecto Simorgh (sobre estas líneas, una foto de su línea de producción), con el fin de convertir viejos cazas F-5A y aviones de reconocimiento RF-5A que aún tenía en su inventario en aviones biplazas de entrenamiento. La transformación no fue fácil, al no tener información de Northrop sobre el proceso de fabricación de estos aviones. Irán tuvo que comprar piezas a otros países y “canibalizar” algunos de los aviones que ya tenía. La empresa aeronáutica iraní HESA tardó tres años en tener preparado el primer prototipo. Se desconoce cuántos aviones de este tipo tiene la Fuerza Aérea Iraní, aunque algunas fuentes hablan de 13 en total.

En julio de 2004 hizo su aparición el HESA Saeqeh, otro caza copiado del F-5E (de hecho, se cree que Irán se limita a transformar los viejos cazas) con la única diferencia de que el Saeqeh lleva dos derivas en la cola en vez de una. Sólo se tiene constancia de que se hayan puesto en servicio nueve aviones de este tipo. En 2015 se presentó la versión biplaza, de la que cómicamente el coronel iraní Houshang Monfaredzadeh afirmó que “estará equipado con aviónica de cuarta generación (e incluso mayor)”.

Las otras ‘modernas’ aeronaves iraníes hechas a partir de modelos estadounidenses

La costumbre de Irán de transformar viejas aeronaves estadounidenses y presentarlas como nuevas no se limita a los F-5. En 2002 hizo su primer vuelo el HESA Shahed 278 (bajo estas líneas), una variante iraní del ya obsoleto Bell 206. Sólo se tiene constancia de que se hayan construido siete de estos helicópteros.

El Bell 206 también fue usado por Irán para construir el HESA Zafar 300 (foto de abajo), un helicóptero de ataque biplaza que parece salido de una serie de dibujos animados. Dispone de una ametralladora móvil GAU-2B de 7,62 mm instalada en la parte inferior de la cabina, y soportes a los lados de fuselaje para acoplar lanzacohetes o ametralladoras.

En 2009 hizo su primer vuelo otro helicóptero iraní de ataque también construido a partir del Bell 206: el HESA Shahed 285. En este caso es un helicóptero monoplaza al que le han colocado en el morro una ametralladora rusa PKMT de 7,62 mm.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Hugo

    Los F-5 del ejército del aire se están retirando, después de cincuenta años de servicio como entrenador avanzado. Para mí que estos modelos están destinados al cine iraní, para hacer de malos.

  2. Marcial

    Y digo yo que los viejos F5 de nuestro EdA podrían ir a Irán, ahora que el Coletas es influencer en el gobierno de Pedro.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.