Furibundo ataque de Telmo Martín contra la asociación Hablamos Español

Un alcalde del PP considera ‘radicales’ a quienes piden libertad lingüística en regiones bilingües

Telmo Martín, miembro del PP y alcalde de Sangenjo, ha arremetido contra la asociación Hablamos Español de defensa de la libertad de idioma, rechazando que recoja firmas en esa localidad gallega.

El Ayto. de Sangenjo (PP) veta a Hablamos Español alegando que ya estuvo allí una vez
Revelador: separatistas apoyan la política del PP en Galicia por marginar el español

Un alcalde que prohíbe a la gente ejercer sus derechos más de una vez

Hace dos semanas el Ayuntamiento de Sangenjo vetó una mesa de recogida de firmas de Hablamos Español alegando que ya habían estado allí una vez. Se trata de un absurdo argumento para impedir a esa asociación ejercer su libertad de expresión. Obvia decir que en esa localidad no hay ninguna ordenanza municipal que prohíba ejercer derechos constitucionales más de una vez. Se da la circunstancia de que voluntarios de Hablamos Español fueron insultados, agredidos y amenazados por separatistas en Sangenjo a finales de julio. En lugar de apoyar a la asociación frente al acoso de esos fanáticos, Telmo Martín decidió vetar a los agredidos.

Afirma que “desaconsejó la autorización” del acto de Hablamos Español

Después de aquel veto, Hablamos Español decidió no rendirse. Comunicó la colocación de la mesa a la Subdelegación del Gobierno con antelación suficiente para evitar que se la rechazase como lo hizo hace dos semanas, a última hora, con trampas y sin más explicaciones. Esta vez a la Subdelegación no le ha quedado más remedio que autorizar la convocatoria. Así pues, Hablamos Español estará el domingo 26 de agosto en Sangenjo recogiendo firmas a partir de las 19:00 horas en la Plaza de Pascual Veiga. Parece que al alcalde le ha incomodado que esta asociación pueda ejercer libremente sus derechos constitucionales, a juzgar por el furibundo comunicado publicado hoy en la web del Ayuntamiento, en el que se refiere a la asociación como “hablamos español”, todo en minúsculas, y afirma que el gobierno local “desaconsejó la autorización” de su recogida de firmas. “El Alcalde de la localidad de Sangenjo parece que justifica que se prohíba a la víctima de una agresión, circular libremente y ejercer sus derechos, porque eso puede provocar de nuevo a su agresor, ha señalado hoy Hablamos Español en un comunicado.

Alcaldes nacionalistas y del PSOE autorizan lo que este alcalde del PP prohíbe

En su nota, el Ayuntamiento afirma: “Es un derecho constitucional de cualquier asociación legal el manifestarse y recoger firmas a favor de lo que consideren oportuno. Pero no es menos cierto que, en este caso, se intuyen segundas intenciones, menos plausibles y democráticas“. Es pasmoso que se atreva a dar lecciones de democracia en el mismo comunicado en el que reconoce que desaconsejó autorizar el ejercicio del derecho de reunión de Hablamos Español… Es el propio alcalde el que parece desconocer principios básicos en democracia, como son el de neutralidad política e ideológica de las administraciones públicas, señala la asociación, que recuerda también el “deber de las mismas para facilitar el ejercicio de los derechos de los ciudadanos, especialmente los de carácter constitucional”. De hecho, Gloria Lago ha declarado que Telmo Martín es “el único alcalde español que nos veta”. Hablamos Español ha estado recogiendo firmas en Vigo (ciudad gobernada por el PSOE) y en La Coruña (ciudad gobernada por los nacionalistas y podemitas de las Mareas) sin polémicas ni incidentes. La asociación señala en su comunicado de hoy que “incluso el alcalde nacionalista de Santiago acaba de autorizar una recogida de firmas de Hablamos Español”.

Telmo Martín tacha la libertad de idioma de “planteamientos radicales”

El Ayuntamiento de Sangenjo dedica varios párrafos de su comunicado a equiparar a los separatistas con los defensores de la libre elección de idioma. No es la primera vez que el PP de Galicia hace esta cosa tan burda. Cuando a finales de 2009 Alberto Núñez Feijóo traicionó su promesa electoral de libertad lingüística, desde las filas del PP gallego empezaron a usar cada vez más esa falsa equiparación, mostrándose equidistantes entre los defensores de la imposición y los defensores de la libertad de idioma, para así disimular su traición a esa promesa electoral. Hoy Telmo Martín abunda en esa equidistancia: La gran mayoría de la sociedad no comparte los planteamientos radicales, ni de unos, ni de otros, dice en referencia a Hablamos Español y a los separatistas, como si fuese equiparable la defensa de la libertad lingüística con la defensa de la imposición de lenguas. Si el alcalde quiere situarse en un punto intermedio entre la libertad y la democracia y el totalitarismo, él verá en donde está, pero se ha convertido en el único alcalde de España que ha atacado directamente una asociación ciudadana de este modo. Hemos tenido problemas con algún ayuntamiento gobernado por nacionalistas, pero ninguno ha llegado al extremo del señor Telmo Martín, apunta Hablamos Español en su comunicado.

Culpa a Hablamos Español de la polémica generada por el propio alcalde

Lo que ya tiene gracia -como siempre la tiene ver a alguien tropezando con sus propias afirmaciones- es lo que afirma el comunicado a continuación: La verdadera intención de esta asociación no es recoger firmas, sino crear polémica para lograr mayor repercusión mediática para su colectivo y su principal dirigente”. Es cómico leer esta acusación, teniendo en cuenta que quien está generando esta polémica es el propio alcalde con su absurda prohibición de hace dos semanas y con este furibundo comunicado de hoy, que el propio Ayuntamiento ha enviado a los medios de comunicación. Por supuesto, Hablamos Español está en todo su derecho de intentar llamar la atención: para eso convoca un acto público. Ese mismo propósito lo tienen políticos como Telmo Martín cuando organizan un mitin. ¿Tal vez se cree el alcalde que ese derecho constitucional es un privilegio exclusivo de los políticos?

Martín demuestra su ignorancia sobre los requisitos legales de una ILP

Por otra parte, el Ayuntamiento demuestra su ignorancia sobre las iniciativas legislativas populares al afirmar: Si su única intención fuera recoger firmas utilizarían otros medios tecnológicos, bastantes más eficaces y que son a los que habitualmente están utilizando las asociaciones que promueven iniciativas similares”. Por lo visto, don Telmo desconoce que una ILP no es como una petición de Change.org. Hablamos Español le explica la diferencia en su comunicado: Las ILP hay que firmarlas en pliegos sellados y numerados por la Junta Electoral Central y han de ser recogidas por fedatarios. Por internet solo se puede firmar con firma electrónica en un espacio aprobado por la Junta electoral de una forma tan estricta y complicada, que de 50.000 intentos se logran aproximadamente 500 firmas. Es por eso por lo que se organizan recogidas de firmas en la calle y sobre papel”.

(Foto: Efe)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Recinos

    En todo caso, sea en Galicia, o en Valencia o en Cataluña, que los españoles tengan que llevar campañas de recoger firmas solicitando derecho para “hablar español” en España, no deja de ser irónico y surrealista. No sé si los alemanes tienen que pedir autorización para hablar Alemán en Alemania, o los franceses necesitan permiso especial para educar a sus hijos en Francés. ¡Bizarre, bizarre!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.