El afán por tapar la boca al periodista podría poner en aprietos a Podemos

El insospechado favor de los Iglesias a los Franco con su demanda a Hermann Tertsch

Ayer se conoció la sentencia de la Audiencia Provincial de Zamora condenando al periodista Hermann Tertsch al pago de 12.000 euros al padre de Pablo Iglesias por llamar “asesino” a su abuelo.

Podemos no tolera que discutas la ideología de género, pero acepta que grites ‘gora ETA’
La libertad de expresión según Podemos: quiere prohibir un acto porque contradice su ideología

Tertsch señaló que Manuel Iglesias “firmó centenares de penas de muerte”

El texto de la sentencia se puede leer aquí. Me parece llamativo algo que se observa tanto en la sentencia de primera instancia (se puede leer aquí) como en la conocida ayer, y es que basan la condena a Tertsch en el hecho de que afirmase que Manuel Iglesias fue condenado a muerte por asesinato, cuando en realidad lo fue por rebelión militar. El caso es que en el artículo de Tertsch que motivó esta demanda (todavía se puede leer aquí, aunque también aparece íntegramente reproducido en la sentencia de primera instancia), el periodista afirmaba lo siguiente: Es cierta su presencia en un tribunal militar que firmó centenares de penas de muerte. Pero eso podría entenderse como acto de guerra. El abuelo de Pablo Iglesias fue condenado a muerte por participar en sacas, es decir, en la caza de civiles inocentes desarmados en la retaguardia en Madrid”.

Ni el demandante ni los jueces han acusado a Tertsch por esa afirmación

Pues bien: una vez leídas las sentencias, que citan a su vez los argumentos del demandante, se observa algo curioso, y es que ni el demandante ni los magistrados han considerado que lesionase su honor el hecho de afirmar que el Manuel Iglesias “firmó centenares de penas de muerte”. A fin de cuentas, este hecho era explicado por el propio Tertsch señalando que “podría entenderse como acto de guerra”, pero que el periodista enmarque esas condenas a muerte en el contexto de una guerra no era óbice para que el demandante acusase también a Tertsch de afirmar una falsedad al citar ese dato. Pero no fue el caso. Ni siquiera en la aclaración publicada por Abc a petición del padre de Pablo Iglesias se reputaban como falsos los fusilamientos en cuestión. Curiosamente, la sentencia de primera instancia afirmaba que la imputación a Manuel Iglesias de una condena por asesinato “supone achacar al mismo una conducta que socialmente ha de tenerse como claramente reprobable y rechazable y, por tanto, le hace desmerecer en el concepto y respeto público”. Sin embargo, la sentencia no hacía la misma valoración sobre la afirmación de que “firmó centenares de penas de muerte”. ¿Acaso firmar condenas a muerte es una conducta aprobada socialmente en una sociedad que abomina de la pena de muerte?

Con este precedente, los Franco podrían demandar a Podemos

Curiosamente, este matiz de las dos sentencias condenatorias dictadas al respecto contra Tertsch supone un balón de oxígeno para una familia muy alejada ideológicamente de la familia de Pablo Iglesias. Últimamente se está hablando mucho de Francisco Franco en España. En numerosos mensajes de personajes públicos se habla del general ferrolano tachándole de “asesino” e incluso de cosas peores. Sin ir más lejos, el 27 de junio la cuenta de Twitter de Podemos difundía unas declaraciones de la pareja de Pablo Iglesias, Irene Montero, llamando “genocida” a Franco. Con el precedente judicial establecido en el caso de Hermann Tertsch, los descendientes de Franco podrían demandar a Montero y a Podemos por lesionar el derecho al honor de su abuelo, ya que hasta la fecha no ha sido condenado por genocidio ante ningún tribunal. De hecho, el importe de la demanda podría ser notablemente superior al que se le exigió a Tertsch, por cuanto Montero ha imputado a Francisco Franco un delito peor que el de asesinato.

Llamar “asesino” a Franco también podría ser motivo de demanda

La condena a Tertsch crea un precedente aún más llamativo, y es que no sólo se podría actuar judicialmente contra los que llamen “genocida” a Franco, sino también contra los que le llamen “asesino”. Al fin y al cabo, Francisco Franco Bahamonde no ha sido condenado en ningún momento por la comisión material de un delito de asesinato. Francisco Franco firmó sentencias de muerte, es cierto, pero eso no es socialmente reprobable y rechazable, si nos fiamos de la sentencia que condenó a Tertsch en primera instancia, pues -como he señalado- ni siquiera entraba a valorar la supuesta firma de “centenares de penas de muerte” por el abuelo de Pablo Iglesias. La pregunta que se deberían hacer ahora en Podemos es cuánto tardarán los Franco en aprovechar esta gran oportunidad que les han brindado los Iglesias. Una oportunidad que no es sólo achacable a los magistrados, sino también a la demanda en sí. Al final, tanto afán por tapar la boca a Tertsch les puede salir a algunos mucho más caro de lo que se imaginaban.

(Foto: Biblioteca Virtual de Defensa)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. JFM

    Hay que distinguir dos clases de condenados a muerte tras la posguuerea (y lo mismo habrai sido den haber ganado los Republicanos): los que fueron ejecutados por puras razines politicas y los que asesinos, violadores e incitadores al asesinato, que se llevaron su mercido (como se habrian llevado su mercido los asesisnos, violadores e incitadores al asesisnato del bando nacional de haberr ganado los Republicanos).

    Que se me permita no verter ni una lagraime sobre los de la segunda categoria, ademas de que aun inclutyedolos Franco fue una monja de la caridad compardo con Lenin o con algunos republicanos que planeaban un genocidio al a camboyana: el 50% de la pobalacion o mas.

  2. Juan Carlos Casillas

    El caso es que la viuda del marques hizo una declaración jurada donde denunciaba que en la cuadrilla que se llevó a su marido y cuñado se encontraba Manuel Iglesias Ramirez auditor. El secuestro se hizo en Madrid y los milicianos eran extremeños venidos a buscar a sus paisanos. Los cadáveres al menos en el momento de la denuncia no habían sido encontrados. Curiosamente la denuncia se hace en Madrid el 24 de abril de 1937, es decir en un juzgado controlado por la República. ¿nos imaginamos a la buena señora asumiendo un riesgo importante para presentar una denuncia falsa? Y de la lectura de sentencia contra Hermann Tesch se deduce que dio lugar al procedimiento sumarísimo de urgencia 12.861 por el que el Sr Iglesia no fue condenado. ¡Qué imparcialidad podía esperarse en plena guerra!.
    Con esas pruebas a mi si me parece altamente probable que el abuelo participo en la saca.
    Me queda la pregunta de porque no se le juzgo en la posguerra por este delito.
    La declaración puede encontrarse en https://twitter.com/hermanntertsch/status/853966359792947200

    Lo peor en mi opinión es la diferente actitud que sobre los delitos de sus antepasados y sus correligionarios expresan Hermann Testch y Pablo Iglesia. El primero en el artículo que ahora quieren eliminar reclama al otro un análisis ecuánime del comportamiento de los ancestros. El no hacer un simple relato laudatorio donde están ausentes las atrocidades que cometieron. Y en ese mismo artículo hay varias expresiones en ese sentido sobre las posiciones que, al menos en una época, compartió su padre. Por parte de Pablo Iglesias su actitud ante las acusaciones que aparecieron en diferentes medios, es la de contentarse con una apariencia de honorabilidad.
    Es que al menos podía declaran que el asesinato del marques es un delito del que deberían avergonzarse sus autores e inductores, y que no debería volver a ocurrir.

  3. Vincentius

    Estos rojos y su doble rasero. Aunque tengan la verdad delante, ellos viven en su Matrix. La realidad e historia la manipulan y falsean para sus fines.
    Habrá que contactar con la familia Franco para recordarle este precedente.

  4. Eck

    Juan Carlos Casillas, te preguntas porqué el abuelo de Pablo Iglesias no fue denunciado después de la Guerra. Fácil, fue colocado en el Ministerio de Trabajo, en la división de Seguro Obligatorio de Enfermedad, es decir, fue un SOPLÓN de sus antiguos camaradas, muchos seguramente ejecutados. Cualquier persona que haya conocido esos tiempos o personas que los vivieron te hubiesen dicho lo mismo. Y como él muchos, por eso, una de las primera medidas que pidieron la izquierda en la Transicion fue la desaparición de los archivos de la Brigada politico-social y otros anteriores.

  5. Carlos

    Franco firmó sentencias de muerte de aquellas personas que llevaron a cabo o lideraron crímenes horrendos, asesinatos de niños y familias completas incluidas. No hablo de bandos, hablo de hechos.
    Esta Ley de Memoria Histórica esta logrando que seamos muchos los que, tras investigar la verdad de la historia, veamos que Franco no fue el monstruo que nos pinta la izquierda, si no mas bien, fue un mal necesario que evitó que media España cayera muerta en manos de la otra media.
    Y tuvo que morir en la cama de un hospital de la Seguridad Social que el propio Franquismo creo y que ahora tanto defiende aquellos que, paradogicamente, atacan a Franco ahora.
    En fin, esta historia de la Memoria Histórica lleva camino de ser una buena aleccionadora, pero no en el sentido que nos quisieron imponer si no en el contrario.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.