Una convocatoria de apoyo a la Policía Nacional y a la Guardia Civil en Cataluña

El apoyo de los Mozos anima al separatismo a reventar otra manifestación en Barcelona

Lo ocurrido ayer en Barcelona con la manifestación de Hablamos Español, interrumpida por los Mozos de Escuadra para favorecer una contramanifestación ilegal, ya da alas al separatismo.

“Esto es una dictadura”: Hablamos Español prueba el odio del separatismo a la Libertad
El gobierno de Quim Torra se salta la ley para reventar la manifestación de Hablamos Español

La Generalidad otorga impunidad a los separatistas para reventar manifestaciones

Como ya os comenté ayer, la manifestación de Hablamos Español tenía todos los permisos del Ayuntamiento y de la Subdelegación del Gobierno, conforme marca la ley. Sin embargo, se organizó una contramanifestación ilegal y 24 horas antes el Departamento de Interior de la Generalidad anunció que no actuaría contra ella, lo que en la práctica significaba que los separatistas tendrían total impunidad para reventar una manifestación legal, algo que el Código Penal tipifica como delito. Para mayor burla a la legalidad, los Mozos de Escuadra formaron un cordón policial con agentes equipados con porras no para hacer frente a la contramanifestación ilegal, sino para impedir el paso de la marcha legal de Hablamos Español por un recorrido previamente autorizado. Con esta escandalosa actuación, el Gobierno catalán ha enviado un mensaje a toda la sociedad catalana: que los separatistas tienen el privilegio de interrumpir toda cuanta manifestación les dé la gana, saltándose la ley y sin que ello les pueda acarrear ninguna sanción.

Ahora quieren reventar una manifestación de apoyo a la Policía Nacional y a la Guardia Civil

El separatismo más violento ha tomado buena nota de la impunidad total que le garantizan sus colegas del Gobierno catalán, y ya está preparando su próximo ataque al derecho de manifestación. Esta vez la víctima será el sindicato policial Jusapol, que ha convocado para el 29 de septiembre una manifestación de apoyo a la Guardia Civil y a la Policía Nacional en la Plaza de San Jaime a las 12:00 horas. Se trata de la misma localización en la que Hablamos Español había previsto terminar su manifestación de ayer. Precisamente en esa plaza está el Palacio de la Generalidad, sede de la presidencia del Gobierno regional catalán. Este dato permite obtener una conclusión de lo ocurrido ayer: cuando la Policía catalana permitió a los separatistas apropiarse de esa plaza ilegalmente, lo que pretendían con ello era usar a los contramanifestantes como barrera contra todo el que quiera protestar ante el despacho de Quim Torra.

La contramanifestación la convoca un grupo violento de ideología comunista

Esta vez el convocante de la contramanifestación ilegal es el grupo separatista de extrema izquierda Arran. Se trata de un grupo violento de ideología comunista que en el último año ha atacado iglesias católicas y evangélicas en varias localidades, ha reivindicado un violento asalto a un bus turístico en Barcelona y también hizo pintadas amenazantes ante la finca del juez Llarena, el magistrado que instruye la causa contra los golpistas en el Tribunal Supremo. Este grupo de delincuentes -no merece ser calificado de otra forma- ha anunciado una nueva contramanifestación ilegal que tendrá lugar media hora antes de la manifestación convocada por Jusapol. En el cartel del grupo separatista se anima sin rodeos a atacar con pintura a los manifestantes y a impedir esta convocatoria legal de apoyo a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Este cartel se ha difundido con intensidad en las últimas horas a través de las redes sociales después del apoyo prestado por los Mozos de Escuadra a los reventadores separatistas este domingo.

Mozos constitucionalistas exigen explicaciones por el dispositivo policial de ayer

La insistencia de la Policía catalana de no actuar contra los grupos separatistas que se saltan la ley, siguiendo órdenes políticas, está causando malestar también entre los propios agentes autonómicos. Ayer la Unió de Mossos per la Constitució exigió “explicaciones a los responsables políticos y policiales que han diseñado el dispositivo policial” de la manifestación de este domingo, “que no ha sido capaz de garantizar el derecho constitucional de manifestación” de la asociación Hablamos Español. Hasta el momento, la petición ha caído en saco roto: tanto el Departamento de Interior de la Generalidad como los Mozos de Escuadra mantienen un mutismo absoluto sobre el tema, al que no han dedicado ni siquiera un simple mensajes en sus cuentas de Twitter, a pesar de las críticas que generó ayer la actuación de la Policía catalana en Barcelona. No es la primera vez que ocurre algo así. Tanto el Departamento Interior como la Policía a su cargo, financiados por todos los catalanes, actúan como si sólo estuviesen al servicio de los separatistas, algo que debería hacer reflexionar al Gobierno de España y animarle a tomar medidas inmediatas. No es admisible que un Gobierno regional tenga una policía política a su cargo y pagada por todos.

(Foto: RTVE)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jose

    Como sigamos así, las manifestaciones en Cataluña de los no nacionalistas las va a tener que abrir un vehículo blindado..
    El frente popular con el okupa a la cabeza, no deja de avergonzarnos y de humillarnos cada día a todos los españoles,

  2. Lorenzo

    Hay que dar gracias al PP y a Ciudadanos por todo lo que está pasando en Cataluña. Gran idea la de convocar elecciones y cargarse el 155. Por fin hemos vuelto a la normalidad.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.