La propuesta la firma un diputado de un partido implicado en crímenes de guerra

Podemos tacha la cruz del Valle de los Caídos de «simbología fascista» y reclama su derribo

Imitando a los talibanes y su afán por derribar monumentos históricos que no son de su agrado, hoy el partido de ultraizquierda ha hecho suya la propuesta hecha por los comunistas de IU en junio.

Comunistas españoles imitan a los talibanes: pretenden derribar la mayor cruz del mundo
El PSOE quiere castigar la defensa del nazismo y del fascismo, pero no la del terror comunista

La proposición de ley niega todo reconocimiento a las víctimas del bando republicano

En aquella proposición de ley (se puede leer aquí el PDF), firmada por el comunista Alberto Garzón y respaldada por el grupo parlamentario de Unidos Podemos, niegan todo reconocimiento a las víctimas de los crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad cometidos por el bando republicano. Para que nos hagamos una idea, si esa infame proposición de ley llega a aprobarse, las víctimas de la masacre de Paracuellos, incluidos los 50 niños asesinados allí por los comunistas, serían proscritas de la memoria oficial. Pasaría exactamente lo mismo con la multitud de personas que fueron víctimas de la brutal persecución religiosa perpetrada por la izquierda, que según datos debidamente probados, asesinó a 13 obispos, 4.184 sacerdotes, 2.365 religiosos y 283 religiosas, muchas de éstas, además, violadas. Teniendo en cuenta que Unidos Podemos pretende cambiar a su gusto el Valle de los Caídos, da la sensación de que quieren convertir ese lugar hoy sagrado en un monumento al negacionismo comunista.

Quieren captar el voto cristianófobo demoliendo la cruz más grande del mundo

En la propuesta de IU ya se incluía la demolición de la cruz, que es la más grande del mundo, y la confiscación a la Iglesia de la basílica, en una abierta violación de los Acuerdos firmados por España y la Santa Sede en 1979, acuerdos que Podemos quiere revisar (es decir, derogar), pero sin tocar los acuerdos con otras religiones, como los firmados con la Comisión Islámica. No hace falta tener mucha imaginación para saber lo que se esconde detrás de esta miserable propuesta: un descarado intento de humillar a los católicos para captar el voto cristianófobo, incluido el voto islamista. Al fin y al cabo, si algo tienen en común la extrema izquierda y el fundamentalismo islámico es su odio fanático contra los cristianos. En esta línea, hoy el Twitter oficial de Podemos se ha lanzado a tachar la cruz del Valle de los Caídos de «símbología fascista»:

Es inútil preguntarse qué tiene de fascista esa cruz. Para estos fanáticos comunistas es «fascista» y no hay más que hablar. Todo parece apuntar a que quieren crear un precedente para poder derribar cualquier otra cruz situada en un sitio público en España, con la misma excusa. Para que nos hagamos una idea, ya sólo en Galicia hay unos 12.000 cruceiros. Podemos irnos haciendo una idea de lo que pasará con esas cruces si los talibanes podemitas derriban la más grande de todas.

La proposición la firma un diputado del PCE, partido implicado en crímenes de guerra

Hay que recordar que el firmante de esta propuesta es miembro del Partido Comunista de España (PCE). Dirigentes de ese partido estuvieron implicados en muchos de los crímenes de guerra cometidos durante la Guerra Civil, no sólo contra católicos y derechistas -como ocurrió en Paracuellos, donde el comunista Santiago Carrillo estaba al mando del grupo de ejecutores-, sino también contra otros partidarios del bando republicano. Recordemos que el PCE, que era estalinista, participó en la brutal persecución a los trotskistas del POUM, cuyo líder, Andre Nin, fue brutalmente torturado hasta la muerte, siendo desollado vivo (un método muy usado en las Chekas soviéticas ya desde los tiempos de Lenin). Si prospera la propuesta de Unidos Podemos, estos crímenes tampoco serían reconocidos por el Estado.

¿Cómo se posible que esos partidos totalitarios sigan siendo legales?

Ya que a los de Podemos les gusta hacer equiparaciones entre el franquismo y el nazismo, a pesar de que fueron regímenes muy distintos, preguntémonos: ¿qué dirían en Alemania si un partido nazi pidiese confiscar las sinagogas y derribar una estrella de David situada en un lugar público? En España deberíamos preguntarnos cómo es que toleramos que partidos que estuvieron implicados en crímenes de guerra, entre ellos un partido que apoyaba y ensalzaba a un dictador y genocida como Stalin, se atrevan a hacer propuestas parlamentarias tan totalitarias e insultantes como la de nos ocupa. Lo que debería hacer nuestra democracia es lo mismo que han hecho otras democracias de Europa: blindarse contra los partidos totalitarios e ilegalizarlos, incluidos -por supuesto- los partidos comunistas. Es intolerable que en un país democrático como España, en el que la Constitución exige que los partidos sean democráticos, sigan siendo legales los partidos comunistas, una ideología antidemocrática que ha matado a más de 100 millones de personas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jose

    No olvidemos que Podemos ha sido financiado por Irán y seguro que a cambio de algo….A la República islámica de Irán manejada por un lider supremo, parece que no le gustan mucho las cruces.

  2. Es que no son más tontos porque no son más grandes. Lo malo es que cuando los tontos son del tipo macarra con inclinación de permisividad delincuencial que tienen poder de influencia, pueden hacer mucho daño y estos lo están haciendo gracias a quienes les siguen el juego

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.