Son profesiones que no agradan a la mayoría de las mujeres por varios motivos

En estos trabajos las feministas de izquierdas nunca reclaman cuotas femeninas: ¿por qué?

Anteayer Carmen Calvo, ésa que dice que la Constitución se escribió “en masculino” (¿?), anunció que el Gobierno socialista quiere imponer por ley a mujeres en puestos directivos de empresas.

Niños futbolistas y niñas profesoras: la realidad contra la ideología de género
Lo que ciertos medios no dicen de la teórica igualdad obligatoria de salarios en Islandia

El anuncio de la dirigente socialista demuestra dos cosas: que Carmen Calvo cree que las mujeres son incapaces de llegar a un cargo directivo por sus propios méritos, y que hay que concedérselo por su sexo (aunque eso implique discriminar a otros empleados más preparados para el puesto), y que las mujeres no deben rechazar un puesto directivo por los sacrificios personales y familiares que implica, simplemente porque feministas como Calvo no consideran a las personas como seres libres de tomar sus propias decisiones, sino como meros peones en un juego de poder.

Los trabajos en las que las feministas nunca reclaman cuotas

En este sentido, y aunque a menudo feministas como Calvo invoquen la “igualdad” para justificar sus caprichosas imposiciones, cabe preguntarse por qué el feminismo izquierdista nunca reclama “cuotas de género” en trabajos como los siguientes:

Vivimos en una sociedad donde a las mujeres se les han abierto todas las puertas. ¿Cómo se explica que el feminismo izquierdista evite pedir cuotas en estos campos profesionales? ¿Simple elitismo? ¿Tal vez porque sólo le importan aquellos ámbitos en los que se hable de poder, y con los que pueda elaborar más fácilmente un discurso victimista? Obvia decir que hay muchas mujeres que son capaces de desempeñar esos trabajos, pero la mayoría de ellas, por las razones que sean, prefieren otros trabajos que no son físicamente tan duros, ni tan violentos, o que requieren una preparación profesional que opta más por cuestiones humanísticas en lugar de técnicas, y especialmente por el trato con las personas (que se les da mejor a las mujeres que a nosotros). Esto no es machismo: es biología.

Los trabajos en las que las mujeres son mayoría

Si por cuestiones de ideología -no cabe atribuirlo a otra causa- alguien considera que las cifras que expongo más arriba no se explican por la libre elección de las mujeres, sino por una situación de discriminación a manos del malvado patriarcado que odia a las mujeres y disfruta viéndolas permanentemente oprimidas y subordinadas, entonces tendrá que explicar lo siguiente:

9 de cada 10 personas que mueren en accidentes laborales son hombres

Hay otra “brecha de género” de la que nunca habla el feminismo izquierdista. En 2017, los hombres sufrieron el 67% de los accidentes laborales, el 80% de los accidentes graves y el 91% de las muertes por motivos laborales. Esto significa que 9 de cada 10 personas que mueren en accidentes laborales son hombres. Eso se debe a que los hombres hacen la amplia mayoría de los trabajos más duros y arriesgados. Pero imaginad por un momento lo que diría el feminismo izquierdista si las cifras fuesen a la inversa. Es realmente repugnante que desde esa ideología se esté lanzando constantemente la idea de que hay una conspiración masculina para oprimir a las mujeres y relegarlas a un papel subordinado en la sociedad, con el fin de generar una estúpida guerra entre sexos (como si esto fuese una competición para ver quiénes son mejores, cuando simplemente somos biológicamente diferentes y complementarios y legalmente iguales en derechos). Que quieran enfrentar así a los sexos es tan repugnante como que Carmen Calvo quiera recortar un derecho constitucional (Art. 38) como es la libertad de empresa con esa excusa.

(Foto:Flickr Guardia Civil)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Un problema muy dificil Elentir. No se como va a acabar todo esto del feminismo radical que existe especialmente en España ahora que hay un gobierno que ve a los hombres como animales peligrosos.

  2. Kyle

    Política del miedo y del shock, gracias Pedro Sánchez, Gracias Carmen Calvo, gracias por ser el peor gobierno de la democracia española en menos de un año, ídolos.

  3. Vincentius

    La “feministra” Calvo, o mejor dicho hembrista misandrica, valga la “rebuznancia” es un peligro en si misma y con sus “ideas” demuestra que no está capacitada ni humana ni intelectualmente para el puesto que ocupa. Es una radical de tomo y lomo. Por cierto, añadiría también los indigentes y ese porcentaje elevadisimo de hombres en las calles en relación a las mujeres. Si fuera al revés sacarían una ley como la de “Genaro” con su presupuesto millonario y todo. Según se ve, los problemas de los hombres no importan.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]