La firmeza de la Fiscalía manda al traste su intento de debilitar al Estado

La rabieta de Pablo Iglesias al conocer el fracaso de sus planes con el separatismo

Este viernes se conoció el escrito de la Fiscalía pidiendo fuertes condenas por rebelión, entre otros delitos, para los principales responsables del golpe separatista en Cataluña.

En 2013 Pablo Iglesias dijo que se dejaba usar por Irán: ¿también se dejó financiar?
Podemos, siempre con los que insultan España: dice que Dani Mateo “ha respetado” la bandera

La Fiscalía deja en evidencia a Sánchez y también a Pablo Iglesias

La resistencia de la Fiscalía a las presiones del Gobierno es digna de elogio y ha dejado en evidencia a Pedro Sánchez, que obligó a la Abogacía del Estado a descartar la acusación de rebelión, en un indigno y a la vez inútil intento de apaciguar a sus socios separatistas, que ya han anunciado -como venganza- que retiran su apoyo al Gobierno. Pero el presidente del Gobierno no es el único que ha quedado al descubierto. Pablo Iglesias también se ha visto en un gran aprieto, sobre todo teniendo en cuenta sus recientes visitas a los golpistas presos para -según él- negociar los presupuestos (¿y tal vez algo más que no ha querido contar en público?).

Mientras alcaldes podemitas fríen a sanciones a gente honrada, Iglesias quiere impunidad para los golpistas

Ayer el dirigente comunista -¿para qué seguir usando otros adjetivos, si ése es el que le describe a la perfección?- publicó una serie de mensajes en su cuenta de Twitter que son una clara rabieta. En el primero se declaraba entristecido por “la judicialización del conflicto catalán”. Se trata de exactamente de la misma terminología que han venido usando los separatistas. Con esas palabras, lo que el jefe de Podemos quiere decir es que le molesta que los políticos separatistas no tengan patente de corso para saltarse impunemente las leyes, violar la Constitución y desobedecer sentencias judiciales, y eso mientras alcaldes podemitas se dedican a freír a sanciones a ciudadanos honrados por cosas como exhibir flores en la calle o poner terrazas.

Iglesias miente como un bellaco para defender a los golpistas

En un segundo mensaje, Iglesias afirmaba: “Mientras Aznar, máximo responsable de la corrupción y culpable de una guerra criminal, disfruta de la libertad y de todos los privilegios, algunos quieren que los independentistas se pudran en la cárcel“. Como otras veces -a fin de cuentas, como ya he dicho, hablamos de un político comunista-, Pablo Iglesias miente como un bellaco: Aznar no provocó ninguna guerra (si yo fuese él, le metería al dirigente podemita una querella por calumnias), y si es responsable de algún delito de corrupción, eso debe decirlo la Justicia, y no el dirigente de un partido de ultraizquierda como Podemos, que precisamente está aliado actualmente con el PSOE, un partido cuyos escándalos de corrupción suman miles de millones de euros.

Además, hay que recordar que quienes están en prisión son políticos que han dado un golpe de Estado. En España ser separatista no es delito: perpetrar un golpe de Estado sí que lo es. Y si algún separatista está en prisión lo está por cometer delitos, y no por sus ideas, por mucho que el líder de Podemos insista en mentir al respecto, como cuando dijo que el concejal podemita Bódalo está en prisión por ejercer su “derecho a la protesta”, cuando en realidad lo está por agredir a patadas y puñetazos a un concejal del PSOE. También afirmó que el rapero Valtonyc está en prisión por “rapear”, cuando en realidad lo está por lanzar amenazas de muerte, entre otros delitos. Pablo Iglesias no tendría que mentir así si no insistiese en defender a delincuentes.

Quiere que los golpistas salgan de prisión para meter a los periodistas que le caen mal

Precisamente, ayer volvió a referirse a los “raperos” que son “juzgados y condenados”, para quejarse de que “sicarios de las cloacas como Inda o Losantos gozan de impunidad absoluta y privilegios”. En este tuiteo al dirigente comunista se le vieron claras las intenciones: lo que sugiere es que deberían salir de la cárcel quienes se saltan la ley para entrar en ella quienes cometan el “delito” de ser periodista crítico con Podemos. No es nada extraña esta forma de pensar en Pablo Iglesias, teniendo en cuenta que entre sus países de referencia hay dictaduras como Irán y Venezuela, donde cualquier periodista crítico con el régimen corre el riesgo de acabar en prisión por “molestar”.

Irán es la clave de la complicidad de Podemos con los golpistas

Dicho sea de paso, hablando de Irán, ese país es la clave de esta rabieta de Pablo Iglesias. Recordemos que en marzo de 2013, es decir, sólo un año antes de fundar Podemos, Iglesias reconoció que se estaba dejando utilizar por el régimen de los Ayatolas, y lo explicó con estas palabras: A los iranís les interesa que se difunda en América Latina y en España un discurso de izquierdas porque afecta a sus adversarios.

Como se escucha en el vídeo, Pablo Iglesias se comparó con Lenin, que fue enviado por los alemanes a Rusia para debilitar a ese país, facilitando la llegada al poder a unos individuos capaces de firmar una rendición frente a Alemania. Rendición que se firmó en marzo de 1918, unos meses después de que los bolcheviques diesen un golpe de Estado en Rusia para hacerse con el poder. Con el Tratado de Brest-Litovsk, los hasta entonces enemigos de Rusia se hicieron con toda la franja occidental del país: fue una humillación total para los rusos.

Iglesias quería ser el nuevo Lenin y humillar a su país para beneficiar a una potencia extranjera

Que Pablo Iglesias se equiparase con un traidor como Lenin es muy revelador, pero más revelador aún es que Podemos se haya aliado con partidos separatistas que desean ver a España debilitada y rota; partidos como Bildu en Navarra, Anova en Galicia y Compromís en Valencia. En el caso de Cataluña, Podemos ha hecho causa común con los golpistas, ya que ambos pretenden derribar el régimen democrático surgido de la Constitución: unos para acabar con la monarquía e instaurar una república izquierdista como la de 1931, y los otros para romper España. Por eso Pablo Iglesias muestra una manía enfermiza con la bandera española y Podemos siempre se lanza a defender a los que insultan a España. El partido de ultraizquierda hace el papel de zapador del separatismo, facilitándole el terreno para debilitar al Estado de Derecho y a España. Ver a Pablo Iglesias enrabietado al no salirse con la suya me parece algo digno de celebración.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Estamos constantemente ante un desafío al estado de derecho de un país democrático por parte de un sector político revolucionario. Nunca, desde la consagración de la Constitución de 1978 esta en jaque este país.

  2. pacococo

    ¿No es curioso que nadie le haya preguntado nunca por sus relaciones con Irán y con Venezuela? Y por supuesto, e dinero recibido y que, presuntamente, recibe. Y ojo, que es copresidente.

  3. Winston Smith

    Identificar a Podemos con el comunismo es blanquearlos de cara a mucha gente que se está pensando votar a otras opciones (si, hablo de vox). Hay que identificar Podemos con progresismo ultraliberal, destructor de naciones, identidades, pueblos, familia, individuo. Se están alzando voces en la izquierda reivindicando España, el control de las fronteras y de la inmigración ilegal. Es poco inteligente volver a unir a la izquierda progre ahora que aparecen voces dididentes

  4. Decir que identificar a alguien con el comunismo es “blanquearlo” es una afirmación sorprendente, teniendo en cuenta que el comunismo es una ideología totalitaria que ha matado a más de 100 millones de personas. Lo que francamente no entiendo qué significa es eso de “progresismo ultraliberal”. El progresismo es una ideología netamente antiliberal, que apoya el intervencionismo estatal y pisotea derechos individuales con la excusa de proteger “nuevos derechos” totalmente inventados.

    En cuanto a las voces que dices que se alzan desde la izquierda para denunciar la inmigración ilegal, esas voces deben hablar muy en bajito, porque en ese tema lo que yo escucho son las voces de Vox, que no es un partido precisamente de izquierdas…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.