El partido naranja accedió a esos pactos en Gerona en 2016 y en TV3 en 2018

Ciudadanos llegó a acuerdos con el separatismo y ahora veta a Vox tachándolo de ‘nacionalista’

A Ciudadanos le debe estar yendo muy mal con su pretexto de no pactar con Vox por querer derogar las leyes ideológicas liberticidas socialistas en Andalucía, así que hoy ha cambiado de excusa.

Ciudadanos se niega a todo acuerdo con Vox pero comparte grupo con el PNV en Bruselas
Pillan a Ciudadanos reunido con Podemos e IU tras pedir un cordón sanitario contra Vox

La campaña de los medios afines a Cs se está volviendo contra ellos

Llevamos varios días asistiendo a una descarada campaña de presiones mediáticas para que Vox ceda sus votos a cambio de nada a fin de mantener el socialismo en Andalucía pero con otras siglas. La mayoría de los ataques a Vox han llegado por su condición de derogar la ley andaluza de violencia de género, una ley ideológica y liberticida que criminaliza al hombre, discrimina a las víctimas en función del sexo del agresor, lesiona la libertad de educación e incluso autoriza a la Junta a censurar a los medios sin pasar por un juez. Lo que no esperarían ni Ciudadanos, ni el PSOE ni sus respectivos medios afines (ya cuesta distinguirlos) es que con esos ataques lo único que han conseguido es reabrir el debate social sobre las leyes de género. Además, Vox ha demostrado su buena sintonía con sus votantes (basta con ver las redes sociales), y esos votantes están dejando claro que les resulta inaceptable que sus votos sirvan para perpetuar esas leyes.

Lo que ahora sabemos: hasta 2016 Cs decía lo mismo que Vox sobre la LVG

A eso hay que añadir que recientemente ha salido a la luz que hasta 2016 Ciudadanos pedía, igual que ahora Vox, sustituir la Ley de Violencia de Género (LVG) por una Ley de Violencia Intrafamiliar que no discrimine a los ciudadanos en función de su sexo y que ampare a todas las víctimas por igual. De esta forma, muchos que han votando a Cs pensando que haría esa reforma ahora estarán planteándose votar a Vox, que está demostrando una gran firmeza en su rechazo a la LVG. Y no estamos hablando de personas convencidas de ese rechazo por meras motivaciones ideológicas, sino porque han sufrido esa ley, ya sea por haber recibido denuncias falsas o por tener a seres queridos que han pasado por ese calvario. Podríamos estar hablando ahora mismo de millones de personas en España que han vivido de algún modo esa situación.

Cs cambia de excusa y ahora dice que no pactan con Vox por ser ‘nacionalista’

En vista del fracaso, parece que Cs ha decidido cambiar de excusa. Uno de los medios afines al partido naranja, “El Español”, publicó anoche una noticia con este titular: “Cs no pactará con Vox porque “son nacionalistas como Urkullu o Torra””. He de confesar que la noticia me ha hecho gracia, porque Urkullu es dirigente del PNV, partido con el que Cs comparte grupo parlamentario en Bruselas. Precisamente hoy mismo, y demostrando que se sienten más cómodos con la derechita cobarde o con la veleta naranja -como dice Abascal-, desde el PNV han avisado al PP y a Cs del peligro de “blanquear a Vox”. Y eso mientras el PNV pacta con Bildu. Hay que tener cara.

Cs sí que accedió a pactar con el separatismo catalán tras dos golpes secesionistas

El caso de los separatistas catalanes es aún más sangrante para Cs, a la luz de lo que revelan las hemerotecas. Y es que en febrero de 2016 Ciudadanos accedió a pactar con CiU en la ciudad de Gerona, cuyo anterior alcalde había sido, en aquel momento, el nacionalista Carles Puigdemont. Según informó entonces El Periódico de Cataluña, la portavoz de Cs en Gerona, Miriam Pujola, justificó el acuerdo “solo en clave de ciudad”. Hay que recordar que sólo unos meses antes, en octubre de 2015, el separatismo catalán había apoyado una declaración de independencia. Ante el escándalo que provocó el pacto apoyado el partido naranja en Gerona, Ciudadanos rompió el acuerdo al día siguiente alegando al separatismo del alcalde, como si no lo supiese un día antes.

Mucho más reciente ha sido el pacto de Ciudadanos con los separatistas para renovar la cúpula de TV3 y Catalunya Ràdio, firmado a comienzos de diciembre de 2018, un año después del golpe separatista en Cataluña. El pacto se produjo dos meses después de que Albert Rivera acusase a TV3 de ser “un aparato de propaganda separatista”, y ocho meses después de que pidiese su control por el Senado. Hay que decir que el pacto firmado con Cs ofrece la mayoría de la cúpula de TV3 a los separatistas, dejando en sus manos cuatro de los consejeros, además de uno para Cs y otro para el PSC. Haciendo honor al apodo de “veleta” que se está ganando tan a pulso y tras el escándalo que causó la noticia, unos días más tarde Ciudadanos paralizó el acuerdo, diciendo que su prioridad es que los medios públicos catalanes “no estén controlados por el independentismo y puedan hacer su labor de fiscalización y control”. ¿Y por qué estaba dispuesto a dar al separatismo la mayoría en el consejo?

Los favores de Cs al separatismo catalán de los que pocos hablan

Los dos citados acuerdos no son los únicos favores que ha querido hacer Cs al separatismo. Hay que recordar también cosas como éstas:

Los absurdos y mentirosos argumentos de Cs para equiparar a Vox con los separatistas

Cuesta mucho entender que Ciudadanos haya accedido a llegar a acuerdos con partidos separatistas, y en ambos casos después de dos intentonas secesionistas, y ahora se saque de la manga la excusa de que ni siquiera acepta sentarse a hablar con Vox porque dicen que es “nacionalista”. Por otra parte, Cs ha adornado esa excusa diciendo que “la lógica amigo-enemigo es el primer rasgo del nacionalismo. Y esa es la lógica de Vox”. Esto resulta cómico viniendo de un partido que ni siquiera acepta reunirse con Vox, partido que está defendiendo la unidad de España y el orden constitucional en los tribunales, pero que sí aceptó pactar con separatistas. Cs también afirma que “Vox quiere homogeneizar lo diverso, que es exactamente lo mismo que pretenden hacer los nacionalistas catalanes en Cataluña”. Esto es una grandísima mentira. De hecho, en sus mismos Estatutos Vox defiende “en aquellas regiones con más de una lengua oficial, la libre elección de lengua vehicular, de entre las oficiales”, una libre elección que no apoya Ciudadanos, por cierto, que prefiere el “trilingüismo”, un sistema en el que los políticos deciden por las familias.

En el colmo del ridículo, Cs también critica a Vox por apelar a la historia, como si eso fuese algo malo o como si tuviésemos que avergonzarnos de nuestro pasado. En su noticia-recado en “El Español”, Cs también tacha a Vox de “xenófobos y antieuropeos”, a pesar de que Vox ni siquiera pide que España abandone la UE y no rechaza a los extranjeros, sino sólo a los que intentan entrar ilegalmente en España. “Para Vox, el núcleo de todo es el colectivo. Para Cs, lo es el individuo, el ciudadano”, alegan finalmente desde Cs. Sin embargo, es Vox el que defiende derechos individuales como la citada libertad lingüística, mientras Ciudadanos apoya proyectos colectivistas como la ideología de género, que criminaliza a todo un colectivo -los hombres- sólo por ser hombres.

Cs está demostrando lo que es en realidad: un timo político

De todo lo anterior sólo cabe deducir que en el partido naranja han tomado a los lectores de ese digital, y a los españoles en general, por unos imbéciles a los que se puede engañar con mentiras tan burdas como ésas. Lo que tiene que explicar ahora Cs, ya que tan poco le gusta el nacionalismo, es por qué sí acepta pactar con el PSOE, partido que apoya la imposición del catalán en Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, actuando en esas comunidades en multitud de ocasiones como un partido nacionalista más. Al final va a resultar que Cs no viene a cambiar nada, sino a consolidar el turnismo político entre PP y PSOE sin cambiar ni una coma las políticas progres que vienen apoyando ambos partidos. El partido naranja se ha revelado como un timo político, capaz de decir primero una cosa y luego la contraria, o de reunirse y pactar con quien sea -incluso con Podemos- menos con Vox, que son quienes de verdad están defendiendo nuestras libertades.

(Foto: Flickr Ciudadanos)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.600

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. ♑Felipe

    La rotura de Rivera con su pareja parece que le ha nublado la perspectiva ó quizás le ha entrado el síntoma Sánchez de poder. Su meta parece que, a la espera de nuevas elecciones pactar con el PSOEZ, renegando de todos sus principios anteriores a cambio de gobernar en Andalucia, es por ello su postura contra VOX, con cuyos principios esenciales estaba anteriormente de acuerdo, ya por fin afloro su ansia desmedida de poder, espero que sus votantes se lo tengan en cuenta, puesto que lo de arreglar y defender a España ,parece que ya no esta en su programa.

  2. Blanca

    El único programa de Rivera, como el de Sánchez, es ocupar el sillón de la Moncloa. Parece mentira que no le haya calado el personal, si son iguales.

  3. Acabará como UPyD. No tiene raices.

  4. En mi blog en el Reino Unido le he dado el sobrenombre del partido de ‘para-todo/cualquier-lado’

  5. Es un juego de palabras

  6. Luis Recinos

    Y hablando de juego de palabras, ya el Sr. Macron dijo que el nacionalismo es todo lo contrario del patriotrismo, o que el patriotismo es lo contrario del nacionalismo o algo así. En todo caso, el nacionalismo fue juzgado como malo mientras que el patriotismo como bueno. No me ha quedado muy clara la diferencia. Pero he ahí que ahora resulta que Vox es malo porque es nacionalista. ¿Y que pasaría si Vox se identificase como patriota? Bueno, perdonen el galimatías, pero a eso suena el discurso de C´s. A veces a pie y a veces andando.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.