Dice ahora lo que no dijo cuando proetarras y golpistas auparon a Sánchez

No es broma: El País atribuye el cambio de gobierno en Andalucía a un demonio

La posible pérdida de los chiringuitos políticos del PSOE en Andalucía, entre ellos las generosas subvenciones a sus medios afines, está dando lugar a reacciones que cabe calificar como cómicas.

Así es como El País miente a sus lectores sobre las propuestas de Vox: incluso inventa alguna
El País intenta desmentir a Vox sobre la Ley de Violencia de Género y acaba dándole la razón

El diario progre denuncia un “pacto mefistofélico” en Andalucía

Una de ellas es la que publica hoy el diario El País, un periódico progresista se ha caracterizado desde hace años por su defensa del relativismo moral y por su odio rabioso contra la Iglesia Católica. El diario del Grupo PRISA publica un editorial cuyo título resume así lo ocurrido en Andalucía: “Pacto mefistofélico”. En el último párrafo del texto se lee una cosa que si la escribiese yo, tendría a las hordas progres poniéndome de “meapilas” para arriba: “Como principal protagonista de este acuerdo, el Partido Popular ha cedido a la tentación de un pacto mefistofélico con capítulos muy concretos que comprometen su alma“. Con esta expresión, El País se refiere, obviamente, al demonio Mefistófeles que aparece en el “Fausto” de Johann Wolfgang von Goethe. Es la monda, en fin. Les dejas sin chiringuito socialista después de 36 años y pierden la cabeza, pobriños…

Un demonio entregado al “mal, destrucción y pecado”

Aunque sólo sea por caridad, seguiré la corriente a estos pobres desdichados, no se vayan a pensar que les tomamos por una publicación cómica del estilo de “La Cordorniz” (al menos ésa tenía gracia). En la obra de Goethe, Mefistófeles se proclama como un ser nihilista y que se complace en sembrar el mal: “Soy el espíritu que lo niega todo, y no sin motivo, porque todo cuanto exista en el mundo debería arruinarse, y sería aún mejor que no existiese nada. Para mí no hay más elemento que el que vosotros conocéis con los nombres del mal, destrucción y pecado, confiesa. Incluso en el caso de que el editorialista de El País tuviese la intención de identificar a Vox con un demonio -de ese periódico ya me espero cualquier cosa-, fue a elegir un mal ejemplo, pues el pacto entre Mefistófeles y Fausto manifiesta el sometimiento de éste a la filosofía materialista, pues de otro modo a nadie se le ocurriría pedir como favor la posibilidad de satisfacer todos sus deseos en este mundo para luego asumir una condenación eterna sirviendo a ese demonio. Precisamente esa filosofía es la que promueve la ideología progresista, tan empeñada en erradicar el Cristianismo de nuestra sociedad como lo está el demonio en lograr la condenación de las almas.

Un reflejo de la perversa ideología del diario El País

Como señalaba Carlos López Díaz en un interesante artículo el día de año nuevo, el progresismo “convierte la voluntad humana (aunque la llaman de diferentes formas) en el único absoluto”, y añadía: “por la vía diabólica de emancipar al hombre de Dios, lo único que logramos es serrar la rama de la filiación divina, en la que se asienta toda nuestra dignidad”. Una de las pruebas más palmarias del carácter perverso de esa ideología es su promoción del aborto, es decir, del asesinato de los miembros más inocentes e indefensos de nuestra propia especie. El diario progresista ha llegado a defender esa monstruosidad apelando al relativismo, alegando que la ciencia no puede determinar si un ser humano es humano: “Esto entra en el ámbito de las creencias personales, ideológicas o religiosas”, señalaba un manifiesto pseudocientífico que El País defendió hace diez años. Y ahora nos viene hablando de pactos demoníacos, algo de lo que no habló cuando Sánchez llegó a La Moncloa aupado por comunistas, golpistas y proetarras. Vaya jeta.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.700

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    ¡Estos ateos de salón! No creen en Dios, pero creen en el diablo. Sería de risa si no fuera por la cantidad de sufrimiento que llevan produciendo estos progres tantos años.

    Un diablo no creo, en todo caso ellos son sus sirvientes y no los va a abandonar, quedaría feo. Pero han insultado tanto la memoria de los muertos con sus impuesto de sucesiones, que no sería de extrañar que estos hubieran tenido algo que ver. O Mucho.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.