Pablo Casado deja en nada la batalla de las ideas en la Convención 2019 del PP

El PP renuncia a derogar las leyes ideológicas de la izquierda: nos empuja a un voto masivo a Vox

Ayer terminó en Madrid la Convención 2019 del Partido Popular. Y da la casualidad de que hoy se cumplen seis meses de la elección de Pablo Casado como presidente de ese partido.

17 ejemplos de votos tirados a la basura que al PP no le gustará que recordemos
14 reveladoras medidas que cargos electos del PP han votado junto a la ultraizquierda

El problema de la falta de credibilidad del PP tras años de incumplimientos

Un mes antes de su elección, dirigí a Casado una carta abierta en la que recordaba que durante el mandato de Rajoy, y a pesar de tener mayoría absoluta, el PP no derogó ninguna de las leyes ideológicas impuestas por Zapatero (violencia de género, aborto, memoria histórica…) y además, en algunas autonomías, ayudó al PSOE y a Podemos a recortar varios derechos fundamentales, como la libertad de expresión, la libertad de educación y el derecho a la presunción de inocencia. Pablo Casado tenía una buena oportunidad para corregir los errores cometidos y abrir una nueva etapa en el PP. Incluso se atrevió a llamar a combatir la ideología de género en una ocasión. Fue el 11 de julio, diez días antes de su elección como presidente del PP, en una entrevista con Federico Jiménez Losantos en esRadio. Sonaba muy bien, pero como señalé desde aquí, su partido había ayudado a imponer esa ideología. ¿Estaría Casado dispuesto a derogarla?

Casado renuncia a derogar las leyes ideológicas de la izquierda

Todas mis dudas fueron resueltas ayer por el presidente del PP en su discurso de clausura de la convención, un discurso con unos reveladores olvidos y contradicciones. En él no hizo ni una sola referencia a la ideología de género. No habló en ningún momento de derogar la injusta y discriminatoria Ley de Violencia de Género. Tampoco dijo nada de derogar la Ley del Aborto. Sí que afirmó lo siguiente: “Considero que el poder político tiene que actuar siempre a favor de la vida. Y cuando tenga dudas tiene que resolverlas a favor de la vida”. ¿Y de qué sirve esta declaración si no se compromete a nada en concreto? Así mismo, Casado aseguró ayer que su partido dará un “impulso a la natalidad”. ¿Cómo creerle, si en la reciente negociación andaluza con Vox el PP exigió borrar la palabra “natalidad” del acuerdo, como si fuese una palabra maldita? La única ley que se comprometió a modificar fue la de memoria histórica, cambiándola por una de “concordia”. ¿Y cómo creer que lo hará, si cuando su partido tenía mayoría absoluta dejó intacta esa ley?

¿El PP va a garantizar la libertad de educación mientras la lesiona en varias comunidades?

Casado también dijo: Nosotros aprobaremos una ley que consagre la libertad de elección educativa de los padres, también de la concertada”. Y prometió también una ley que garantice la enseñanza en castellano en toda España y erradique el adoctrinamiento nacionalista y el dogmatismo de izquierda”. Pero ¿cómo va a hacerlo? El PP mantiene en Galicia, con mayoría absoluta, una legislación que niega la posibilidad de escolarizar a los niños en español, imponiéndoles un “trilingüismo” en el que los políticos deciden por las familias las lenguas en las que se tienen que dar las distintas asignaturas. En estos últimos seis meses Feijóo no ha hecho ni un solo gesto para garantizar la libertad lingüística que prometió en 2009: Casado tampoco se lo ha reclamado. Por otra parte, en varias comunidades el PP ha ayudado al PSOE y a Podemos a imponer en las escuelas los dogmas ideológicos de la izquierda. El pasado mes de octubre la Justicia le dio un varapalo a una de esas leyes mordaza, la de Madrid, y el PP no ha hecho ni el más mínimo gesto para derogarla. En Galicia el PP se ha cruzado de brazos ante el adoctrinamiento nacionalista en los centros de enseñanza. ¿Por qué debemos pensar que el PP va a cumplir ese compromiso de su presidente, si su presidente no ha hecho nada en seis meses para poner fin a todos esos atropellos?

Deja a los votantes de derechas sin más opciones que el voto masivo a Vox

En estos seis meses Pablo Casado ha hecho muy pocos esfuerzos por distanciarse de Rajoy, más allá de la mera retórica. Antes bien, Casado ha demostrado que su discurso sólo va a servir para hacer lo que ya venía haciendo el PP desde hace años: captar votos de derechas para consolidar las políticas de la izquierda. De hecho, ayer El Mundo afirmaba que Alberto Núñez Feijóo pidió a Casado no abordar ciertas cuestiones en la convención, y cita ejemplos como el aborto y la ideología de género. Y Casado pasó por el aro de Feijóo. El resultado es un PP que sigue nadando en la ambigüedad y en la contradicción, queriendo nadar y guardar la ropa, haciendo retórica de derechas pero negándose a cambiar las leyes ideológicas de la izquierda. Es una tomadura de pelo que se haya titulado esta convención con el lema “España en Libertad” mientras el PP insiste en apoyar esas leyes liberticidas. Esta convención no ha sido ningún “rearme ideológico”, como afirmaban algunos, sino una nueva claudicación ante el pensamiento único progre, dejando a Vox solo en su desafío contra los dogmas ideológicos de la izquierda. Pero Vox no estará tan solo en ese desafío. Con su decisión, el PP lanza un mensaje a los votantes: si quieren una opción que desafíe esos dogmas, tendrán que votar masivamente a Vox para que no dependa de alianzas. Porque para alguien de derechas votar al PP es, a día de hoy, tirar el voto.

(Foto: Partido Popular)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.700

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. ♑Felipe

    Pero,alguien se ha creído al “nuevo PP” ? Sólo se han cambiado de traje.

  2. Una pena que siendo tan jóvenes y con todo el futuro por delante los nuevos chicos del PP NO se quieran enterar de que con miedo a enfrentarse a esas leyes y otras actuaciones TAMBIEN MUY RELEVANTES se van a quedar muy lejos de ser un partido con posibilidades de gobernar.
    LAMENTABLE.
    La composición del nuevo gobierno de Andalucia deja al nuevo aparato del PP con Casado a la cabeza en un lugar sospechoso de no tener valor para algún cambio puesto que prevalecen los sorayistas , los rajoyistas y los ARENISTAS.
    En fin ellos sabrán lo que hacen.

  3. Vincentius

    En mayo, todos en masa a VOXTAR.
    ¡”VAMOX!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.