Es uno de los referentes del pensamiento liberal-conservador en España

Entrevista a Francisco J. Contreras: “la irrupción de Podemos estorbó y aplazó la eclosión de Vox”

Hoy os traigo a una persona a la que hace tiempo que deseaba entrevistar, uno de los referentes del pensamiento liberal-conservador en España: el catedrático Francisco José Contreras.

Carlos López Díaz: “El progresismo actual es una evolución del marxismo”
Alicia Rubio: “Si se quiere ser mujer libre, hay que alejarse de este feminismo actual”

Nacido en Sevilla en 1964, Francisco es Catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Sevilla, y autor, entre otras, de obras de referencia en el pensamiento liberal-conservador como “Nueva izquierda y cristianismo” (en colaboración con Diego Poole) y “Liberalismo, catolicismo y ley natural”, dos de los mejores libros sobre política que he leído en los muchos años. Francisco ha recibido el Premio Legaz Lacambra de Pensamiento Jurídico (1999), el Premio Diego de Covarrubias (2013) y el Premio HazteOir.org (2014). Ha colaborado en ABC de Sevilla, Diario de Sevilla, Libertad Digital, Actuall y también en este blog, en el que me enorgullezo de tenerle como lector habitual.

Si su trayectoria intelectual ya le convierte en una persona muy interesante para cualquier entrevistador, a eso hay que añadir que Francisco fue candidato de Vox en las últimas elecciones andaluzas, yendo tercero en la lista de Sevilla. Hace unos días formó parte, junto a Javier Ortega Smith y Rafael Bardají, del equipo negociador de Vox que alcanzó un acuerdo de gobierno con el PP en Andalucía, para poner fin a 36 años de mandato del PSOE en esa comunidad. Teniendo en cuenta todo esto y sabiendo que Francisco es un hombre muy ocupado, le agradezco que haya tenido la amabilidad de concederme esta entrevista, en la que sólo echaré de menos tener tan poco espacio para tantas cosas de las que se me ocurre que podríamos hablar.

Empiezo con un recuerdo común. Aunque ya habíamos tenido trato antes a través de Internet, Francisco y yo nos conocimos en persona en los Premios HazteOir.org 2014, en los que -como he indicado-, él fue uno de los galardonados. La ceremonia tuvo lugar poco después de que Podemos diese la sorpresa en las elecciones europeas de aquel año. Obviamente, en el rato que estuve charlando con Francisco salió el tema de Podemos. Había preocupación por el auge de la ultraizquierda, obviamente, pero recuerdo que le dije que aquello me parecía una buena oportunidad para dar la batalla de las ideas frente a un partido que defendía sin rodeos un discurso izquierdista radical. Tal vez no tuve en cuenta, por aquel entonces, que el PP estuviese interesado en engordar mediáticamente a Podemos para propiciar un voto del miedo y retener a sus votantes más descontentos.

Cuatro años y medio después, ¿crees que la irrupción de un partido como Podemos ha influido, para bien o para mal, en la aparición de un partido como Vox?

Creo que la irrupción de Podemos estorbó y aplazó la eclosión de Vox como partido con posibilidades. En las elecciones de 2015 y 2016, el PP pudo agitar el espantajo de la ultraizquierda y capitalizar el voto del miedo. Vox, que había rozado el eurodiputado en 2014, pasó una terrible travesía del desierto entre 2015 y 2017. No me cabe duda de que la gran exposición mediática de Podemos a partir de 2014 fue alentada en parte desde el gobierno de Rajoy.

“Creo que la irrupción de Podemos estorbó y aplazó la eclosión de Vox como partido con posibilidades”

En las últimas semanas hemos visto reacciones histéricas desde la izquierda al resultado de las elecciones andaluzas, incluso promoviendo algaradas violentas en las calles de esa región. ¿Crees que la movilización de la izquierda puede darle un impulso electoral, o le puede perjudicar el radicalismo y el escaso talante democrático que está demostrando con esas reacciones?

Me parece que el pataleo y mal perder de la izquierda está mostrando el verdadero rostro de ésta a quien todavía tenga ojos para ver. Además, es una peligrosa constante histórica de la izquierda española: lanzaron un golpe de Estado contra la Segunda República (octubre de 1934) cuando perdieron las elecciones de 1933, y, tras la mayoría absoluta de Aznar, montaron en 2003-2004 la tremenda campaña del Prestige y la guerra de Irak, culminando en el cerco de las sedes del PP tras el 11-M. Y ahora esto.

El reciente acuerdo entre el PP y Vox en Andalucía ha generado mucha alegría en las filas de Vox, aunque también algunas críticas en su entorno. ¿Qué les dirías a los que no están del todo convencidos?

Les diría que lo conseguido en el acuerdo no es despreciable, si tenemos en cuenta que VOX solo tiene doce diputados y no va a entrar en el gobierno. Derogación de la muy sectaria Ley de Memoria Histórica, compromiso de respeto a la libertad de enseñanza, creación de una Consejería de Familia, cumplimiento estricto de la ley en materia de inmigración, medidas de apoyo a las embarazadas, plan de cuidados paliativos… La gente debe entender que, si no se incluyó también el resto de medidas incluidas en los 19 puntos iniciales (especialmente, la derogación de las leyes liberticidas “de Igualdad” y de “derechos LGTB”, así como la sustitución de la ley de Violencia de Género por otra de Violencia Doméstica que no discrimine en base al sexo), fue porque el PP se negó a ello en redondo. Que cada cual tome nota y lo recuerde cuando llegue la hora de votar en futuras elecciones.

“Lo conseguido en el acuerdo no es despreciable, si tenemos en cuenta que VOX solo tiene doce diputados y no va a entrar en el gobierno”

En “Nueva izquierda y Cristianismo” (2011) comentabas que “los grandes campos de batalla moral y cultural en el siglo XXI van a ser la bioética (aborto, eutanasia, experimentación embrionaria), el modelo de familia, la cuestión demográfica, la ecológica, el “choque de civilizaciones” (inmigración) y el papel social de la religión”. Ocho años después del lanzamiento de aquel libro, ¿mantienes este pronóstico?

Sí, aunque los partidos viejos se empeñen en hablar sólo de economía (una de las críticas que se ha planteado al documento de 19 medidas de Vox para Andalucía ha sido que “no trae propuestas sobre empleo en la región con más paro de España”: ¡como si el gobierno pudiese crear empleo con una varita mágica!; para que crezca el empleo, lo único que debe hacer el gobierno es no estorbar: bajar los impuestos y simplificar regulaciones). El paso de los años confirma que el porvenir de Occidente se juega en las cuestiones bioéticas, migratorias y demográficas, relacionables a su vez con la del modelo de familia y las creencias religiosas.

“El paso de los años confirma que el porvenir de Occidente se juega en las cuestiones bioéticas, migratorias y demográficas”

El avance de la “nueva derecha” en toda Europa (y también en el EE.UU. de Trump o el Brasil de Bolsonaro) es una reacción defensiva de pueblos que ven amenazada su identidad nacional por una inmigración masiva que colapsa el Estado del Bienestar y genera serios problemas de asimilación cultural. Ahora bien, la inmigración masiva se produce porque los europeos hemos dejado de tener hijos en número suficiente. Y para que nazcan niños, es necesario preservar el ecosistema en el que se engendran y educan en mejores condiciones: la pareja estable hombre-mujer, que encontraba su plasmación institucional en el matrimonio (lo conjugo en pasado porque cada vez menos gente se casa, y entre los que lo hacen, cada vez más terminan divorciándose). Que la gente ya no quiera casarse ni tener hijos está muy relacionado a su vez, con el retroceso de las creencias religiosas.

En “Liberalismo, catolicismo y ley natural” (2013) abordaste una cuestión que ha dado lugar a muchos debates: la relación entre liberalismo y cristianismo. Algunos alegan que a más prosperidad -una de las metas del liberalismo- decrece la práctica religiosa. ¿Qué les dirías?

Que no es necesariamente así. Estados Unidos, uno de los países más prósperos del mundo, tiene una tasa de práctica religiosa que triplica al promedio europeo. Por otra parte, tanto en Estados Unidos como en Europa, la clase alta y media-alta es más religiosa que las clases bajas. Lo mismo puede decirse del rápido avance del cristianismo en China: son los ilustrados y acomodados los que se convierten. No cabe en absoluto establecer una relación de proporcionalidad inversa entre nivel de renta y religiosidad, o entre nivel de formación y religiosidad.

“Estados Unidos, uno de los países más prósperos del mundo, tiene una tasa de práctica religiosa que triplica al promedio europeo”

Algunos están convencidos de que la relación entre liberalismo y conservadurismo es imposible. Sin embargo, en el citado libro de 2013, tú abordaste el modelo conservador estadounidense como un ejemplo de que esa relación no sólo es posible sino incluso necesaria. ¿Qué aporta la perspectiva conservadora al liberalismo?

Esta cuestión la he tratado en mi nuevo libro Una defensa del liberalismo conservador, publicado en 2018. Sintetizando mucho: la sostenibilidad del orden liberal requiere la práctica general de ciertas virtudes, como la laboriosidad, la autoprovisión (self-reliance), la solidaridad voluntaria, el cumplimiento de los contratos o el respeto a la ley. Y esas virtudes son transmitidas a través de la familia, como demuestran los estudios que prueban que los niños que no son criados por su padre y su madre son mucho más proclives a conductas antisociales. Por tanto, la libertad, para resultar sostenible a largo plazo, necesita un ecosistema moral-cultural formado por familias sólidas, una sociedad civil vigorosa y una transmisión eficaz de las virtudes. Y estas condiciones ambientales necesarias para la libertad tienen más que ver con el conservadurismo. Los liberales clásicos –Locke, Montesquieu, Adam Smith, Lord Acton… e incluso Hayek- fueron conscientes de esa complementariedad natural entre liberalismo y conservadurismo, como también lo son los conservatives del siglo XX y XXI, como Russell Kirk, William F. Buckley, Michael Novak, Robert P. George o Roger Scruton. Pero gran parte de los libertarians contemporáneos la han olvidado.

“La libertad, para resultar sostenible a largo plazo, necesita un ecosistema moral-cultural formado por familias sólidas, una sociedad civil vigorosa y una transmisión eficaz de las virtudes”

Como en este blog no se habla sólo de política, siempre reservo la última pregunta de mis entrevistas para otros temas. En tu caso, sé que entre las muchas cosas que tenemos en común está el amor por la montaña. ¿Qué destino montañero recomendarías a los lectores de Contando Estrelas, y por qué?

Pues veamos… tengo un rincón favorito secreto en el Pirineo de Lérida que descubrí a los 18 años y no pienso revelar, para que siga tan desierto como entonces. En el Pirineo francés, desde Luz Saint Sauveur pueden hacerse fantásticas excursiones, por ejemplo, en Gavarnie. Desde el puerto del Portalet o desde Laruns se puede hacer el tour del maravilloso Pic du Midi d’Ossau. Pasando a España, en el grandioso parque nacional de Aigües Tortes hay cientos de lagos por descubrir: y no sólo el de San Mauricio (maravilloso pero muy frecuentado, por fácilmente accesible), sino otros más recónditos como el de Mar o el de Colomers. Y en los Alpes, para quienes prefieran la media montaña de entre 1.500 y 2.500 metros a las grandes altitudes, una opción muy interesante es lo que he hecho con mi familia varias veces: quedarse en alguna localidad del valle del Isére, y desde allí se pueden atacar excursiones tanto hacia un lado del valle (el macizo de la Chartreuse, con alturas de unos 2.000 m., como la Dent de Crolles, escalable sin cuerdas) como hacia el otro (el macizo de Belledonne, con picos de 3.000 m. y muchos lagos: Lac Blanc, Lac du Crozet, Lac de Crop… me los sé muy bien porque subí a todos el verano pasado).

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Genaro García Mingo

    Interesantísimo como siempre y excelente la labor de don Francisco y de este blog. Un problema es que el liberalismo con su defensa de la libertad negativa lleve en si mismo los mecanismos de su autodestructivo que se han puesto en marcha el secarse el humus cristiano. Quiero decir que el liberalismo primero arrincona y anula la religión (muy beligerante siempre contra la Iglesia católica), luego se mantiene porque la sociedad sobre la que actúa es de raíz cristiana y todavía perdura lo que eso implica. Finalmente, cuando el cristianismo se ha secado, cuando ha sido extirpado (por ejemplo con la idea de que todas las creencias tienen el mismo valor, ninguna religión vale más que otra, etc) empieza la tercera fase de derribo general.

  2. Genaro García Mingo

    Es la fase en la que estamos. No sé cómo podrá superarse. No veo soluciones como no sea un profundo rearme de la Iglesia Católica.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.